Correo electrónico

El correo electrónico es el principal protagonista de los intentos de fraude o distribución de virus por parte de los ciberdelincuentes.

El correo sigue siendo –junto a la navegación y el p2p- uno de los principales usos de Internet.

Pero también es utilizado para propagar correos innecesarios: ofertas comerciales no solicitadas (correo spam), mensajes fraudulentos (phishing a bancos o empresas, cartas nigerianas, bulos, etc), o directamente virus.

 

Configura tu cuenta

Evita las intrusiones en tu correo

  • Utiliza contraseñas seguras. Y cámbialas periódicamente.
  • Configura el mecanismo de recuperación de contraseña, por si lo necesitaras en algún momento.
  • Activa la doble autenticación o verificación en dos pasos si tu proveedor de correo -Gmail, Hotmail, Yahoo!, etc.- ofrece esta funcionalidad.

Pónselo difícil a los virus

  • Limita el HTML. Evita, en la medida de lo posible la recepción y envío de mensajes HTML. En este tipo de correos es más sencillo que haya código malicioso.
  • Evita la vista previa. Desactívala para que no se cargue el contenido del mensaje cuando pinchas en él. Hay virus que se ejecutan simplemente al aparecer el contenido, sin tener que ejecutar o abrir nada.

Evita el spam

  • Usa el filtro antispam. Este filtro evita que aparezca correo no deseado en la bandeja de entrada de tu correo. Generalmente, viene configurado por defecto, pero si aún así se cuela algún correo en tu buzón, puedes marcarlo como spam para que no lo vuelvas a recibir.
  • Cuidado con los múltiples destinatarios. Utiliza la copia oculta –CCO, o BCC en inglés- para que las direcciones incluidas no sean visibles por todos los destinatarios.

    Con copia oculta

    Los spammers utilizan los mensajes reenviados con múltiples destinatarios para recolectar direcciones a las que enviar spam. Además cuando reenvíe este tipo de mensajes, previamente borra todas las direcciones que aparezcan en el mensaje original.

  • Limita la difusión de tu cuenta de correo. De la misma manera que no facilitas tu teléfono personal al primero que pasa para que no te llamen personas que no deseas, con el correo electrónico debes hacer igual, ya que los spammers recopilan direcciones a las que enviar correo spam.

No caigas en los engaños

  • No abras correos de usuarios desconocidos o que no hayas solicitado, elimínalos directamente.
  • No contestes en ningún caso a estos correos.
  • Precaución al hacer clic en enlaces y al descargar ficheros adjuntos, incluso aunque procedan de contactos conocidos. Los enlaces pueden llevarte a sitios web maliciosos y los ficheros pueden llevar escondidos algún tipo de virus.
  • En caso de descarga de un fichero adjunto, analízalo previamente con un antivirus.
  • Antes de pulsar en un enlace, comprueba con un analizador de URLs que el sitio web al que te redirige es confiable.

Siempre que busques información sobre algún tema de actualidad y de importante impacto social, hazlo en sitios web de confianza y con buena reputación online. De esta forma, evitarás caer en manos de ciberdelincuentes.

Versión para impresiónEnviar a un amigoVersión PDF
Comparte