¿Quieres apostar a la ruleta, jugar al bingo o al póker online? Pues estás de buena racha: estas recomendaciones te ayudarán a conocer los riesgos de apostar en internet y cómo actuar con precaución. Sigue estos consejos y ¡buena suerte!

Nos gusta jugar, ¡no podemos evitarlo! Se nota en que los casinos y casas de apuestas están creciendo, la oferta es cada vez mayor: póker, bingo, ruleta,... No cabe duda que todo juego tiene un riesgo, ese podemos asumirlo: a veces se gana y a veces se pierde. Lo que no podemos permitirnos es jugar con nuestra seguridad, que nos engañen o peor, ser objeto de alguna estafa como le pasó al famoso cineasta Ben Affleck.

Primero y principal: comprobar que el sitio es legal, es decir que tiene licencia vigente. En España es la Dirección General de Ordenación del Juego(DGOJ), del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas el órgano que ejerce las funciones de «regulación, autorización, supervisión, control y, en su caso, sanción de las actividades de juego de ámbito estatal».

  • podemos comprobar si el operador y su sitio web están en la lista de operadores autorizados de la DGOJ y para qué juegos regulados está autorizado
  • también podemos comprobar si tiene el logo de juego seguro, «juego seguro» que es un sello que les da la DGOJ tras verificar «que cumplen todos los requisitos jurídicos y técnicos establecidos por la Ley para garantizar un juego seguro, es decir, un juego justo, íntegro, fiable y transparente»

Logo Juego Seguro

Después podemos comprobar su reputación, con una búsqueda en Google y viendo en foros de jugadores la opinión que tienen de ellos y si hay quejas. Puedes hacer uso de los analizadores de URL.

Por otra parte como en los casinos y casas de apuestas se juega con dinero de verdad no estaría de más tener en cuenta las recomendaciones de nuestro reciente post sobre medios de pago (3DSecure, PayPal,...), es decir, saber por dónde circulan los datos de la tarjeta o de la cuenta corriente, quién los puede ver o almacenar y qué mecanismos de seguridad ofrecen.

También es frecuente que si queremos jugar tengamos que hacer alguna descarga o bien permitir que nuestro navegador acepte java o flash. En el primer caso tendremos que tener algunas precauciones con lo que nos descargamos. En el segundo, java y flash, son dos componentes del navegador que sufren frecuentes actualizaciones de seguridad. Lo mejor es tener siempre el navegador actualizado y si usamos java o flash tener siempre las últimas actualizaciones de seguridad instaladas.

Por último, siempre que tengas que dar tus datos personales y más si son datos bancarios:

  •  comprueba que la página web utiliza el protocolo https (cifra las comunicaciones)
  •  comprueba si el certificado de la página está emitido por una tercera parte de confianza
  •  lee la política de privacidad, el uso de cookies y las condiciones del servicio que ofrece el sitio web (generalmente en el pie de página)
  •  comprueba dónde se resuelven los conflictos en caso de haberlos (no trates con sitios remotos o que no entiendas el idioma)
  •  busca referencias y rankings (reputación online)
  •  evita utilizar ordenadores públicos si tienes que hacer transacciones en las que intervengan tarjetas bancarias
  •  durante el proceso, proporciona sólo la información que sea absolutamente imprescindible

Y ¡buena suerte!