En casinos y casas de apuestas online, no solo está en juego nuestro dinero, sino también nuestra información personal. Por eso, ¡toda precaución es poca! Antes de dar nuestros datos o apostar en algún evento, asegurémonos de que la web es fiable.

Lo imprescindible al entrar en un casino o una casa de apuestas online es fijarse si la web donde vamos a apostar es legítima y posee un certificado digital. También nos aseguramos de que la URL empieza por HTTPS en lugar de HTTP y que la barra de direcciones del navegador está de color verde. Buscamos que tenga el sello de juego seguro, y revisamos las condiciones económicas para verificar que contengan los métodos de pago aceptados, el reintegro mínimo y si tiene o no comisiones.

Todas estas medidas son necesarias y podemos considerarlas como las más “generales” para saber si es seguro apostar o jugar en una página, pero no son las únicas. Existe otra información que podemos verificar para estar completamente seguros.

Podemos fijarnos en la información de la empresa de la página donde vayamos a jugar o apostar. Más concretamente buscar su razón social (nombre oficial y legal por el que se conoce a la empresa), el CIF, la dirección física y sobre todo la información de contacto: una dirección de correo electrónico, un formulario o un número de teléfono, si es nacional mejor.

Estos datos deben estar disponibles en la web, por lo que es conveniente comprobar que la dirección que facilitan existe o utilizar el teléfono para comprobar que es real. También podemos utilizar la razón social o el CIF de la empresa para buscar un poco por Internet. Esta práctica nos puede dar información muy útil sobre la fiabilidad del sitio. Si no encontramos esta información en la página, es preferible que elijamos otra para realizar nuestras apuestas.

Es posible que nos encontremos con empresas que no sean españolas. Sin embargo si disponen del sello juego seguro, significa que han conseguido una licencia estatal para poder operar legalmente en nuestro país, están reguladas por la Dirección General de Ordenación del Juego y por lo tanto son seguras. En cambio, las empresas extranjeras que no posean este sello, pueden estar operando bajo leyes de otros países que no garanticen la seguridad de nuestra información ni la de nuestro dinero.  

Otros elementos a los que debemos prestar atención son la Política de Privacidad y las condiciones generales de contratación. En la primera encontraremos información muy importante sobre el tratamiento de los datos recogidos: el uso que dan a nuestros datos cuando creamos una cuenta para apostar, qué tipo de información recopilan y cómo la utilizan, etc. Además, debe informar claramente cómo podemos ejercitar los derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición). Toda esta información es obligatoria, según dispone la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos).

Por otro lado, las condiciones generales de contratación nos deben indicar cuáles son “las reglas del juego” y dejarlas claras para cada uno de los productos y servicios que esta empresa realiza.

Otro detalle que nos ayudará en nuestra búsqueda de la fiabilidad antes de apostar son las cookies. La página ha de informar sobre su política de cookies, indicando qué datos se recogen y cuál es su finalidad. La ley de cookies es una obligación que deben cumplir todas las páginas web que hagan uso de este tipo de información, por lo que si no encuentras nada referente a ello es que no cumple con la ley y por lo tanto, no puede ser de fiar.

Es posible que toda esta información la encontremos separada en distintos apartados de la web o en una misma sección, habitualmente llamada aviso legal. Recomendamos buscar esta información en secciones del tipo “Condiciones de uso”, “Política de privacidad”, “Condiciones legales”, “Aviso legal”, “Política de cookies”, “Área legal”, “Aviso de privacidad”, etc.

El caso es que no importa si está separada o junta, con un nombre u otro, importa que podamos encontrar y verificar esta información. Esto nos dará más tranquilidad a la hora de jugar y apostar con nuestro dinero.

Recuerda, si es la primera vez que vas a apostar o a jugar online, o vas a utilizar una página de apuestas distinta, ten en cuenta los siguientes consejos para estar seguro:

  • Asegúrate de que la página tenga el sello de juego seguro. Además figuran en un listado que podemos encontrar en www.juegoseguro.es. Consultémoslo.
  • Que la página transmita los datos de forma segura. Miremos que la dirección empiece por “https” y que la barra de direcciones del navegador sea de color verde.
  • Revisa las condiciones de pago. De esta forma evitaremos sorpresas indeseadas por comisiones o porque no nos reembolsen nuestro dinero.
  • Busca información de la empresa en la web. Utilízala para realizar búsquedas y encontrar referencias online sobre ella.
  • Lee la política de privacidad, cookies y las condiciones del servicio y comprueba que esté toda la información.
  • Asegura tu equipo con un antivirus actualizado. Para que el ordenador desde el que vamos a apostar esté protegido y sea seguro.