Cuando instalamos un router inalámbrico en casa pensamos que su configuración es adecuada y suficiente para navegar de forma segura, pero habitualmente las medidas de seguridad aplicadas se pueden mejorar. ¿Es necesario? Sí, averigua por qué.

Debemos ser conscientes de la importancia que tiene la información que manejamos y transmitimos mediante nuestra WiFi: documentos personales, fotos, videos, conversaciones de chat… Y si alguna vez tenemos que trabajar desde casa o lo hacemos de forma habitual, debemos añadir a esta lista todos los documentos que manejamos de nuestra empresa. Nuestra privacidad es importante y si no queremos que quede expuesta, debemos protegerla correctamente.

Por otra parte, si nuestra WiFi no está protegida, cualquiera puede conectarse a ella y utilizarla. Queda a su criterio la finalidad. Puede ser simplemente para mirar las novedades de sus perfiles de redes sociales o puede utilizarla para llevar a cabo un ataque.

Aplicar unas medidas de seguridad adecuadas y revisar periódicamente la configuración de nuestro router para verificar que su configuración es correcta, nos proporciona un nivel de seguridad mucho mayor que la configuración por defecto que trae cualquier router.

En nuestro videoblog de hoy os contamos las razones por las que es necesario proteger adecuadamente nuestra WiFi y los riesgos que podemos evitar con una protección adecuada. Seguro que os resulta interesante y útil.