¿Dejas tus llaves de casa o del coche al alcance de cualquiera? No, porque aunque las llaves en sí no son valiosas, dan acceso a muchas cosas que sí lo son. Pues lo mismo pasa con las contraseñas, son el acceso a todos nuestros servicios en la red.

Pero además de ser importantes por las puertas que abren, ¿qué pasaría si usáramos en todos los servicios las mismas?

Veamos un ejemplo real, ¿qué pasaría si usáramos la misma llave para abrir la puerta de casa y la puerta del coche? Que tendríamos que llevar menos llaves encima, ¿no? Sería mucho más cómodo. Pero... ¿y si la perdemos? Quién la encuentre, podría acceder a muchas de nuestras pertenencias.

¿Puede pasar con las contraseñas algo similar? ¿Se puede evitar con algunos consejos? La respuesta a las dos preguntas es SÍ. En la siguiente infografía te lo mostramos.

Consecuencias de compartir claves entre entornos