Cuando navegamos por la red, los navegadores almacenan información sobre las páginas que visitamos y los datos que proporcionamos. Para proteger nuestra privacidad, debemos eliminar esta información periódicamente.

Los navegadores web son herramientas muy potentes que nos permiten acceder a todo lo que nos ofrece Internet. Desde leer las noticias hasta ponernos en contacto con amigos y familiares utilizando el correo electrónico o las redes sociales, pasando por realizar algunas compras.

Los pasos que vamos dando en Internet dejan un rastro en nuestro navegador que se conoce como historial. Se trata de un listado que recoge las páginas que hemos visitado, y cuándo lo hemos hecho. Además del historial, los navegadores también son capaces de almacenar las cookies que generan estas páginas web, guardar los datos que introducimos en los formularios y las contraseñas que utilizamos para acceder a distintas páginas, etc.

En definitiva, almacenan una gran cantidad de información. Por este motivo, si queremos proteger nuestra privacidad adecuadamente, deberemos borrarla periódicamente.

En el vídeo de hoy te enseñamos cómo hacerlo en los navegadores Chrome, Firefox e Internet Explorer. Es muy sencillo y te permitirá mejorar tu privacidad. ¡Anímate y elimina tus datos de navegación!