Una de las medidas básicas en la seguridad de nuestros dispositivos es mantenerlos actualizados. Si no lo hacemos, las consecuencias pueden ser graves para nuestra información. Conciénciate, protégete de riesgos innecesarios y actualiza.

Lo hemos escuchado infinidad de veces, debemos mantener nuestros dispositivos actualizados. Aún así, a veces no lo cumplimos por diferentes motivos: falta de tiempo, pereza, que el equipo se ralentiza cuando instalamos las actualizaciones, que ocupan mucho espacio… En definitiva, siempre encontramos alguna excusa para no tener nuestros dispositivos actualizados.

Según el Estudio de Ciberseguridad y confianza en los hogares españoles, realizado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad, S.A. (INCIBE) y el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) de Red.es, alrededor de un 45% de los hogares españoles no mantienen actualizados los sistemas operativos de sus dispositivos. Además, casi un 20% de los hogares españoles tampoco actualiza su antivirus.

La consecuencia inmediata de no estar correctamente actualizados es que tanto nuestros equipos como la información que almacenan están expuestos a diferentes riesgos para los que ya existe una solución.

En nuestro vídeo de hoy, os explicamos gráficamente las consecuencias de no actualizar nuestros dispositivos.