Soluciona un gran número problemas de seguridad que pueden permitir que se ejecute código malicioso al visitar una página web.

Recursos afectados

Ordenadores Windows y Mac OS X con el navegador Safari instalado.

Solución

La actualización se instala automáticamente por defecto: al ejecutar el navegador busca nuevas actualizaciones, si las encuentra muestra una ventana con información acerca de la actualización y de cómo instalarla.

También se puede forzar la instalación de la nueva versión del mismo modo que se haría con el software del sistema operativo.

Detalles

Esta actualización, la 5.1 y 5.0.6, corrige un gran número de fallos de seguridad que permiten colgar el navegador, infectar el ordenador, revelar información, etc.