La Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional (CSSTA) ha detectado en los últimos meses que se están utilizando páginas web para captar suscripciones fraudulentas de servicios SMS Premium.

Solución

Para protegerse de este tipo de estafas, es importante saber que para que la suscripción a este tipo de servicio se lleve a cabo es necesario (siempre) la introducción del número de teléfono móvil en la página de Internet que ofrece estos servicios.

Tras ello, se recibe una clave en el móvil que debe volver a insertarse en la misma página. En caso de que se vaya a realizar esta operación, es conveniente leer detenidamente las condiciones de la suscripción (la "letra pequeña") que suele figurar en la parte inferior de la página (y debe incluir un aviso de que se trata de un servicio de suscripción de pago).

En caso de que el usuario tenga dudas, puede ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente de la marca comercial de que se trate. Si a pesar de todo la suscripción se realiza y el usuario comienza a recibir mensajes SMS no deseados en su teléfono móvil, el usuario puede cancelar su suscripción enviando un mensaje con la palabra "BAJA" al mismo número del que proceden.

En Internet proliferan multitud de sitios web que ofrecen todo tipo de promociones, descuentos y otro tipo de anuncios, muchos de los cuales son fraudulentos y que se aprovechan del desconocimiento de los usuarios.

Para evitar caer en estos engaños es fundamental realizar una navegación responsable, poniendo atención a los contenidos y mensajes que se nos muestran en las páginas web y por supuesto, no creer todo lo que nos digan.

Detalles

La Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional (CSSTA) está investigando de oficio el fraude relacionado con páginas web que ofrecen suscripciones a servicios SMS Premium aprovechando el desconocimiento de los usuarios.

Ya se han abierto 11 expedientes que podrían derivar en el cierre de los números si se constata el incumplimiento del Código de Conducta.

En estas páginas, los usuarios tienen la sensación de estar en la página de Internet oficial de una determinada marca comercial, y figuran algunas promociones (bonos, descuentos, regalos o promociones, descargas gratis de aplicaciones informáticas, etc.).

Para acceder a estos servicios los usuarios deben introducir su número de teléfono móvil. Normalmente se llega a estas páginas a través de enlaces publicitarios (banners) insertados en otras páginas. En realidad, en los casos detectados, el usuario no obtiene las promociones que figuran en la página, sino que, al introducir el número de teléfono móvil, está contratando inadvertidamente un servicio de suscripción que no ha solicitado. Una vez que se ha producido la suscripción, no sólo no recibe el regalo prometido, sino que comienza a recibir mensajes SMS por los que se le factura.