Instagram, la aplicación que permite compartir fotos y aplicar filtros fotográficos -marcos, colores vintage, retro, etc.- el pasado día 17 de diciembre, a través de su blog notificaba que sus políticas de privacidad y condiciones del servicio se actualizaban. La polémica ha llegado rápidamente tras leer algunos puntos que recogen estos nuevos cambios, en el que se da a entender, entre otras cosas, que las fotos de sus usuarios podrían venderse a terceros con fines publicitarios.

Captura pantalla blog Instragram

Captura de pantalla mensaje blog Instagram

Recursos afectados

Usuarios de Instagram

Solución

A partir del día 16 de enero de 2013 (salvo que Instagram publique otra cosa durante estos días), la nueva política de privacidad y condiciones del servicio se harán efectivas.

Recomendamos leer las nuevas condiciones del servicio y la política de privacidadde Instagram. Si no se está de acuerdo con ellas, es posible cerrar la cuenta siguiendo las siguientes instrucciones: «Quiero borrar mi cuenta de usuario».

Captura de pantalla web Instagram

Captura de pantalla Instagram

Es posible descargar las fotos de Instagram antes de cerrar la cuenta de forma definitiva. En el siguiente artículo explican diferentes forma de hacerlo: «Cinco alternativas para exportar tus imágenes de Instagram»

Detalles

Instagram ha decidido actualizar sus políticas de privacidad y condiciones del servicio. Este hecho ha generado mucho malestar entre los usuarios ya que los nuevos cambios, explican, entre otras cosas, que las fotos de sus usuarios podrían venderse a terceros con fines publicitarios.

«Some or all of the Service may be supported by advertising revenue. To help us deliver interesting paid or sponsored content or promotions, you agree that a business or other entity may pay us to display your username, likeness, photos (along with any associated metadata), and/or actions you take, in connection with paid or sponsored content or promotions, without any compensation to you.»

El párrafo anterior vendría a decir lo siguiente:

«Algunos o todos los servicios se apoyan en los ingresos de publicidad. Para ayudarnos a ofrecer contenidos interesantes pagados o patrocinados o promociones, usted acepta que una empresa u otra entidad puede pagarnos para que aparezca su nombre de usuario, imagen, fotos (junto con los metadatos asociados), y / o acciones que usted realice, en relación con el contenido pagado o patrocinado o las promociones, sin ninguna compensación para usted.»

Tras todo el revuelo, Instagram ha querido salir del paso y ha publicado una entrada en su blog en nombre de su co-fundador Kevin Systrom. Éste intenta aclarar algunos de los aspectos criticados de las nuevas políticas, concretamente, ha querido ser claro con un tema: «No es intención de Instagram vender las fotos de sus usuarios».

«To be clear: it is not our intention to sell your photos. We are working on updated language in the terms to make sure this is clear.»

Además, según sus palabras, desde Instagram van a modificar parte de las condiciones para corregir errores, eliminar confusiones y en definitiva, ser más claros con lo que harán con las fotos de los usuarios.

«I’m writing this today to let you know we’re listening and to commit to you that we will be doing more to answer your questions, fix any mistakes, and eliminate the confusion. As we review your feedback and stories in the press, we’re going to modify specific parts of the terms to make it more clear what will happen with your photos.»

Desde la OSI apremiamos a Instagran a que haga todo lo posible para evitar estas confusiones en la interpretación de sus políticas de privacidad y condiciones de uso, de forma que los usuarios puedan tomar una decisión desde el conocimiento y actuar en consecuencia.

Leer las condiciones de uso y la política de privacidad de un servicio que se va a utilizar es muy importante ya que explican bajo qué términos ofrecen el servicio y cómo usan y protegen la información personal de sus usuarios.

Una vez más, recordamos lo importante que es leer y mantenerse informado sobre las aplicaciones y herramientas que utilizamos para que, en caso de problemas de seguridad, cambios en sus políticas, condiciones del servicio, diseño, etc. estemos siempre informados y no nos llevemos ningún tipo de sorpresa.

Iniciativas como «Terms of Service, didn't read» ayudan a los usuarios, empresas y organizaciones a comprender, conocer y simplificar todo lo relacionado con los términos y condiciones de uso de sitios web conocidos.