Se ha detectado una campaña de envío de correos electrónicos falsos que suplantan la identidad del servicio de Correos. El objetivo es redirigir a la víctima a una página falsa (phishing) que simula ser la web legítima de Correos, la cual solicita al usuario realizar un pago de 1.99 euros para validar la recepción de un supuesto paquete.

Recursos afectados

Cualquier usuario que haya recibido el correo electrónico y haya introducido los datos de su tarjeta bancaria en el formulario de la página falsa.

Solución

Si has recibido un correo electrónico de estas características, has accedido al enlace y facilitado los de tu tarjeta de crédito, contacta lo antes posible con tu entidad bancaria para informarles de lo sucedido.

Evita ser víctima de fraudes tipo phishing siguiendo nuestras recomendaciones:

  • No te fíes de los correos electrónicos de usuarios desconocidos o que no hayas solicitado, elimínalos de tu bandeja de entrada.
  • No contestes en ningún caso a estos correos.
  • Ten siempre actualizado el sistema operativo y el antivirus de tu dispositivo. En el caso del antivirus, además se debe comprobar que está activo.
  • En caso de duda, consulta directamente con la empresa o servicio implicado o con terceras partes de confianza, como son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) de INCIBE.

Además, ten siempre en cuenta los siguientes consejos:

  • Escribe directamente la URL de la empresa en el navegador, en lugar de llegar a ella a través de enlaces disponibles desde páginas de terceros, en correos electrónicos o mensajes de texto. En este caso en concreto, deberás acceder a la web oficial de Correos para comprobar la localización de envíos u otros servicios que pone a tu disposición. 
  • No facilites tus datos personales (número de teléfono, nombre, apellidos, dirección o correo electrónico) o bancarios en cualquier página. Infórmate previamente y lee los textos legales de la web para descartar un posible mal uso de tus datos.
  • No accedas a ningún servicio online que requiera intercambio de información privada o realizar trámites bancarios desde dispositivos públicos o que estén conectados a redes wifi públicas.
  • En caso de acceder a un servicio desde la aplicación de la empresa, revisa que tengas instalada la aplicación legítima y los permisos proporcionados.

 

MUY IMPORTANTE: ninguna empresa envía por correo electrónico solicitudes de pago, donde se soliciten datos personales de sus clientes. Si recibes un correo similar, no facilites ningún dato. En caso de duda, contacta directamente con el proveedor del servicio para asegurarte de la veracidad de la información.

Aprende a identificar correos electrónicos maliciosos para no caer en engaños de este tipo con la siguiente infografía que ponemos a tu disposición: Cómo identificar un correo electrónico malicioso.

Detalles

El correo electrónico fraudulento se envía desde una cuenta de correo electrónico que no pertenece al servicio legítimo de Correos y se envía bajo el asunto  “nuevo paquete !”, aunque no se descarta que puedan estar distribuyéndose mediante otros correos con asuntos similares o incluso diferentes.

La estafa funciona de la siguiente manera: un correo malicioso avisa al usuario de que un paquete está esperando ser entregado y debe confirmar un pago de 1,99€ para poder recibirlo.

 Las principales características de este fraude conocido como phishing son:

  • El correo electrónico desde el que se envían los correos no es un domino que pertenezca al servicio de Correos, aunque si se identifica como Online Correos y usa su logotipo.
  • En líneas generales la redacción del mensaje es correcta aunque se detectan algunas palabras sin tildes y mal escritas. Es habitual encontrar faltas de ortografía y/o redacciones poco cuidadas debidas, en gran parte, al uso de traductores automáticos.
  • El pago que se solicita es mínimo (1.99€), hecho que posiblemente haga que más víctimas caigan en el engaño al no suponer un gran coste económico para el usuario.

Imagen correo falso

Al pulsar sobre el botón “Hega clic aqui”, el usuario es redirigido a una página que imita a la legítima donde se indica al usuario la cantidad que debe pagar: 1,16€. Llama la atención que la cantidad solicitada es distinta a la que se indicaba en el mensaje del correo electrónico: 1.99€.

imagen solicitud pago

Tras pulsar el botón de “PAGAR Y CONTINUAR”, se redirige al usuario a una página que contiene un formulario donde se solicitan los datos de la tarjeta bancaria: número de la tarjeta, caducidad, código de seguridad y PIN del cajero.

 

Imagen datos tarjeta

Tras pulsar en el botón “Pagar”, el usuario es redirigido a una web con un formulario donde se solicita un código que supuestamente nos debería llegar por SMS, aunque en ningún momento nos han solicitado un número de teléfono. Esta estrategia se utiliza para dotar de mayor credibilidad al proceso de pago y, aunque el SMS nunca se recibirá, los ciberdelincuentes ya han cumplido su objetivo, que es hacerse con nuestros datos de la tarjeta bancaria.

Imagen codigo sms

Si introducimos varias cifras al azar y pulsamos en validar, nos aparecerá un mensaje en el que nos indica que la operación está completada y que recibiremos una dirección del punto de recogida en las próximas 24 horas.

Imagen aprobación

¿Te gustaría estar a la última con la información de nuestros avisos? Anímate y suscríbete a nuestros boletines o al perfil de Twitter @osiseguridad y Facebook. Serás el primero en enterarte de los últimos avisos de seguridad dirigidos a ciudadanos. También ponemos a tu disposición una línea gratuita de ayuda en ciberseguridad de INCIBE: 017.