Hasta hace poco, cuando se hablaba de «mirar el correo» todo el mundo se imaginaba el buzón de su casa, pero ahora la mayoría de la gente también está pendiente de los mensajes que recibe en su dirección de correo electrónico.

Al igual que en el buzón de tu casa recibes propaganda que no deseas, en tu correo electrónico también puedes recibir mensajes de publicidad, que es lo que se denomina Spam. Por suerte, la mayoría de servicios de correo incluyen unos filtros que evitan que este tipo de mensajes vayan a tu bandeja de entrada, y a cambio los colocan en la denominada carpeta de «Correo no deseado» o similar. Sin embargo, hay veces que los mensajes pueden burlar dichos filtros y colarse en tu bandeja de entrada.

Ejemplos de correo no deseado

Aunque hemos mencionado la publicidad, o spam, hay más tipos de correos no deseados, por ejemplo los correos de phishing. Este segundo tipo de correos, al principio, en la mayoría de los casos suplantaban la identidad de bancos para intentar obtener tus datos financieros (cuenta bancaria, número de tarjeta...) pero actualmente, además de los mensajes de este tipo, también hay que tener cuidado con los que se hacen pasar por algún conocido, un organismo oficial... Todo con el objeto de que les facilites datos personales, o que te descargues algún archivo con un virus que luego les transmita a ellos la información que les interese o estropeen tu ordenador.

Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Publicidad: Se trata de correos que ofrecen productos o servicios muy atractivos y novedosos a precios irrechazables captando así la atención del usuario. También en ocasiones engañan a la víctima con falsos concursos y premios.

 Ejemplo publicidad 

  • Suplantación a instituciones públicas: Los delincuentes mandan el correo desde una dirección con un dominio muy parecido al de una institución oficial, por ejemplo @correosespana.es, para que parezca creíble. Pretenden que la víctima descargue algún archivo, o acceda a algún enlace para descargar código malicioso en el ordenador del usuario con objetivos fraudulentos.

    Ejemplo phishing instituciones públicas

  • Suplantando a una entidad bancaria: La suplantación de entidades bancarias ha sido y sigue siendo uno de los engaños que más rentabilidad dan a los ciberdelincuentes. A pesar de todas las facilidades y consejos de seguridad que las distintas entidades proporcionan a sus clientes, todavía son muchos los que caen en este tipo de trampas. Estos correos casi siempre solicitan información privada de los usuarios alegando algún motivo. Si pinchas en los enlaces que se facilitan en estos mensajes, los delincuentes te redirigirán a una página muy similar a la auténtica de la entidad bancaria, para que introduzcas tus datos.

    Ejemplo phishing entidades bancarias

  • Falsa oferta de trabajo: Esta estafa, también conocida como scam, funciona de la siguiente forma: la supuesta empresa se pone en contacto con la víctima por correo electrónico y el fraude se materializa cuando los estafadores solicitan una cantidad de dinero con la excusa de poder realizar los trámites necesarios para dar de alta al usuario y que pueda empezar a trabajar.

 Ejemplo falsas ofertas de trabajo 

Recomendaciones

  • No descargues ningún archivo sin comprobar que la fuente es de confianza. Y aunque lo sea, analízalo con un antivirus antes de ejecutarlo.
  • Elimina directamente los mensajes que veas que son "no deseados", sin abrirlos.
  • Antes de introducir o enviar tus datos, asegúrate de que el sitio es legítimo.

Puedes encontrar información más detallada en la Guía rápida de consejos. Y si quieres estar al día, en nuestra sección de Avisos te advertimos sobre este tipo de correos, ¡entre otras cosas!