Aprovecha las ventajas de acceder a tu tienda favorita desde tu ordenador, ¡pero siempre con cuidado!

El poder hacer compras por Internet, supone una gran ayuda cuando no se tiene tiempo, ya que se evita el desplazamiento a la tienda e incluso permite acceder a productos que no estén disponibles en el establecimiento de tu ciudad.

Sin embargo, como cualquier proceso que implique proporcionar datos personales, hay que tener cuidado a la hora de realizar la transacción. Como en la vida real, usando el sentido común y teniendo unos ciertos conocimientos, se puede aprovechar todo el potencial que ofrece Internet para facilitarnos las tareas diarias.

Recomendaciones

  • A la hora de realizar la compra, observa la barra de direcciones de tu navegador. Deberías ver un https:// en vez del http:// habitual. La "s" significa Seguro, e indica que la información viaja cifrada para que si un delincuente la intercepta, no la pueda interpretar. También se suele mostrar en color verde o azul en la barra de direcciones (justo al lado de donde se escribe la dirección web)
  • A ser posible, no realices compras desde un ordenador ajeno, y menos desde uno público o una red Wifi abierta. No sabes si ese ordenador está protegido con antivirus, últimas actualizaciones...
  • Realiza las compras en sitios conocidos. Puedes investigar que el vendedor tenga una buena reputación y sea de confianza antes de realizar la compra.
  • Desconfía de los correos que te ofrecen ofertas especiales si no tienes ninguna subscripción o relación con quien te lo envía, se tratan de correos engañosos que pretenden obtener tus datos o infectar tu ordenador.
  • Elige una sola tarjeta de crédito para realizar las transacciones en la red, en vez de usar una distinta en cada ocasión. Revisa los movimientos de tu cuenta bancaria habitualmente y si observas algo extraño comunícaselo a tu banco.
  • Guarda una copia de la confirmación de la compra, por si pudieras necesitarla para reclamar o para acceder a la garantía.

Puedes encontrar información más detallada en la sección de trámites en línea.

compras por internet

Derechos del consumidor

La ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) fue la que proporcionó un marco legal para la compraventa en Internet. Gracias a ella esta actividad está regulada y el usuario puede conocer sus derechos, como por ejemplo:

  • Derecho a obtener información sobre los prestadores de servicios (nombre, domicilio, dirección de correo electrónico...), datos de inscripción en el Registro Mercantil, códigos de conducta a los que estén adheridos...
  • Derecho a conocer los precios de los productos o servicios que ofrecen (indicando los impuestos y gastos de envío), las modalidades de pago y los plazos de entrega.
  • Derecho a no recibir mensajes promocionales no autorizados y dejar de recibir los que hubiera autorizado.
  • Derecho a conocer los pasos necesarios para contratar por Internet, a acceder a las condiciones generales de contratación antes de realizar el pedido, y a obtener un acuse de recibo que le asegure que el encargo ha sido admitido por el vendedor.