Si el ordenador está infectado se nota, los virus llegan sólo por correo electrónico... ¡No es cierto!

Recientemente la empresa de seguridad G Data ha publicado un estudio sobre la percepción de seguridad en Internet por parte de los usuarios. La investigación la realizaron entre personas de varios países, edades y sexos. Muestra que la mayoría de los internautas tienen una percepción falsa de la seguridad en Internet y no poseen una conciencia real de los daños que se pueden ocasionar.

Sabemos que los que habitualmente visitáis y seguís la Oficina de Seguridad del Internauta, conocéis cómo estar protegidos en Internet. Aún así, queremos enseñaros estos falsos mitos y explicaros por qué no son ciertos:

Si mi ordenador está infectado, notaré los síntomas.

Esto lo afirma el 93% de los encuestados, que supone que el ordenador empezará a ir más lento, a dar fallos, mostrar más ventanas emergentes, etc.

Pero a los ciberdelincuentes lo que les interesa es que una víctima tarde lo más posible en identificar que está afectada, así ellos tendrán más tiempo para realizar las acciones maliciosas que deseen, ya sea extraer datos personales (datos bancarios, cuentas de correo electrónico, claves de acceso a servicios...), o usar el ordenador infectado para difundir virus o enviar spam entre otras cosas. ¡Por tanto sólo el 7% está en lo cierto!

La mayoría de los virus llegan por correo electrónico.

Así lo cree el 54% de los entrevistados. Esto era así hace 10 años, donde el envío de archivos adjuntos infectados era la forma más frecuente de difusión de virus. Ahora, aunque esta técnica también se utiliza, la manera más común es a través de enlaces a sitios web con contenido malicioso, ya sea páginas Web, resultados de búsquedas o, lo más popular últimamente, a través de redes sociales.

 Enlace malicioso facebook 

El ordenador no se puede infectar sólo por visitar una página web.

Según este estudio, las páginas web con contenido dañino han pasado a ser el principal método de infección. Basta cargarlas en el navegador para resultar infectados. Las hay de dos tipos:

Correo engañoso

  • Las creadas explícitamente para infectar ordenadores. Se atrae a las víctimas con enlaces que presenten un contexto atrayente en redes sociales o correos electrónicos, mediante ventanas de publicidad...
  • Las adulteradas para que contengan elementos dañinos. Se trata de sitios legítimos que normalmente reciben muchas visitas, manipulados por alguien externo al sitio Web, para que cuando algún usuario los visite, se infecte. Si estos sitios Web están protegidos debidamente por sus administradores, a los delincuentes les resulta más difícil realizar la modificación.

Los ordenadores de los usuarios particulares no son de interés para los ciberdelincuentes.

Afortunadamente, sólo el 8% de los encuestados cree esto. Es cierto que los ordenadores de una gran compañía contienen información más atrayente y pueden ser un objetivo más provechoso, pero también están mucho más protegidos.

Los ordenadores de usuarios particulares son interesantes porque guardan muchos datos personales, cuentas de tiendas en línea, información bancaria, perfiles de redes sociales... Y los delincuentes pueden sacar mucho partido de toda esta información, como comentábamos, para distribuir spam, infectar otros ordenadores, realizar actividades fraudulentas, y en definitiva, controlarlos a su antojo el equipo sin que la víctima lo sospeche.

 

En conclusión, no hay que creerse que sabemos todo sobre Internet, las maneras de resultar infectados van evolucionando y no debemos quedarnos atrás. Desde la OSI te informamos en nuestra sección de Avisos de las nuevas amenazas que descubrimos, y te recomendamos que protejas tu ordenador y navegues de forma segura.

¿Crees que lo sabes todo de Seguridad Informática? Te animamos a que realices nuestro test de conocimientos.