Nos encontramos en plena campaña de la Renta 2011 y como en años anteriores los delincuentes aprovechan para intentar conseguir sus propósitos.

Como cada año por estas fechas, ha dado comienzo el periodo para presentar la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto sobre el Patrimonio. La campaña de este año, Renta 2011, al igual que en años anteriores, nos proporciona múltiples posibilidades para realizar diversos trámites por medios electrónicos.

Situaciones como esta son las que suelen aprovechar los delincuentes, para reforzar sus técnicas de ingeniería social, e intentar engañarnos creando simulaciones de estos proporcionados por la Agencia Tributaria.

Ya os avisábamos, el pasado mes de febrero, de una campaña de fraude que suplantaba la identidad de la AEAT, con el fin de conseguir robar vuestros datos de las tarjetas bancarias.

Formulario que suplanta a la Agencia Tributaria

Esto es algo que se repite todos los años y, por ejemplo, el año pasado se detectaron 3 campañas de fraude, entre los meses de febrero y abril, simulando avisos de devolución de un impuesto y simulando que la notificación la remitía la Agencia Tributaria. En este tipo de campañas, normalmente, pretenden robarnos los datos de nuestras tarjetas de crédito y débito, que después pueden vender en los mercados underground (mercados de ventas ilegítimas). Sin embargo, hay otros casos en los que intentan robarnos las credenciales de acceso, a nuestros servicios de banca electrónica, y los códigos de seguridad adicionales, como los que contienen las tarjetas de coordenadas, utilizados para validar nuestras operaciones bancarias en estos servicios.

Es cierto que la Administración nos proporciona servicios de notificación electrónica, pero tendríamos que habernos registrado previamente en estos servicios y únicamente se utilizan para proporcionarnos información, respecto a ciertos trámites que tengamos pendientes con la Administración. Por ejemplo, podrías haber recibido un mensaje SMS, remitido por la AEAT, como el siguiente:

"Desde el 10 de Abril puede consultar en www.aeat.es el borrador de la renta de NIF ***1111**. Con referencia 2011111111111111XXXX"

Este mensaje, te notifica que ya tienes disponible el borrador en la web de la Agencia Tributaria. Además, una vez aprobado el borrador podrías recibir un mensaje SMS, unos días después de que hayas realizado el trámite y también remitido por la AEAT, con el siguiente texto:

"SE HA ORDENADO EL PAGO DE SU DEVOLUCION DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FISICAS DEL EJERCICIO 2011"

Siempre hay que mantenerse alerta, sobre las notificaciones que recibamos de este tipo, ya que podría tratarse de un intento de fraude que aproveche el periodo de la Renta 2011, como ingeniería social, para intentar conseguir que nos confiemos sobre el contenido que nos muestran.

Para evitar caer en este tipo de engaños, desde la Oficina de Seguridad del Internauta os damos las siguientes recomendaciones:

  • No abrir ficheros, ni seguir enlaces, de correos de remitentes desconocidos, por muy alarmantes o llamativos que sean sus asuntos, y no contestar en ningún caso estos correos.
  • En el caso concreto que tratamos hoy, para acceder a los servicios electrónicos de la campaña de la Renta 2011, teclearemos en el navegador la dirección www.agenciatributaria.es. Una vez en ella, se podrá acceder a la sección de trámites disponibles para la Renta 2011.
  • Cuando accedemos a un sitio web, debemos asegurarnos que se trata de una página legítima.
  • Deberás mantener siempre protegido tu ordenador prestando especial atención a las actualizaciones y utilizando cuentas de usuario de permisos limitados.
  • Sigue nuestros consejos de seguridad cuando utilices los distintos servicios que te proporciona Internet.

Además, ponemos a tu disposición un servicio de gestión del fraude electrónico, en el que podrás notificar todos los intentos de fraude que detectes, remitiéndolos al buzón de correo Buzón de correo de fraude. Pon especial atención en reenviar, los mensajes fraudulentos, utilizando la opción de reenviar como adjunto, para que nos llegue toda la información técnica, asociada con dicho mensaje electrónico.