Logotipo de la OSI con el distintivo Wi-FI

Aunque las redes Wi-Fi de acceso público pueden prestarnos un servicio muy útil en multitud de casos, ¡cuidado!, también tienen una serie de riesgos que hay que conocer.

El verano es una época en la cual pasamos bastante tiempo fuera de casa, paseos, terrazas, viajes etc. Por este motivo, solemos utilizar más frecuentemente accesos a Internet mediante redes Wi-Fi de acceso público, como por ejemplo: la de la terraza donde tomamos un refresco, la del ayuntamiento de la ciudad que estamos visitando, la de algún vecino «generoso» o «despistado», en definitiva, accedemos a Internet desde una red de la cual desconocemos la seguridad y los otros usuarios conectados, y esto tiene su riesgo.

Imagen que representa el peligro de las Wi-Fi de acceso público

Cuando accedemos a Internet, enviamos información sensible como nombres de usuario, contraseñas, fotos, mensajes de correo, mensajería instantánea (WhatsApp) y recíprocamente también la recibimos (información bancaria, mensajes de correos, etc).

Si nos conectamos a una red en la que cualquiera se puede conectar, no sabemos las intenciones que tienen los demás usuarios conectados, y podrían ser malas. Podría llegar a ocurrir que la información que enviamos y/o recibimos pudiera ser espiada, ya que hay Webs y servicios que no protegen adecuadamente esta información mediante el cifrado de la información que intercambian, por que no usan certificados (no son HTTPS).

Por este motivo, hemos de saber que si usamos este tipo de redes, debemos tener presente que por el hecho de estar en una red «compartida» el riesgo de que alguien espíe nuestra información es más alto.

A este riesgo hay que sumarle la posibilidad de otros usuarios intenten acceder a nuestro ordenador, móvil o tablet utilizando algún problema de seguridad de nuestro dispositivo, y puedan acceder a nuestra información.

Para evitar estos problemas, deberíamos tener en cuenta al menos dos medidas básicas de seguridad:

  • Mantener nuestro equipo actualizado con las últimas actualizaciones de seguridad para el sistema operativo y para las aplicaciones instaladas.
  • Precaución, cuando accedemos a una red Wi-Fi pensar que toda la información que intercambiemos podría llegar a ser vista por otros, una cosa sería acceder a una Web de información turística, de mapas, foros, etc. y otra muy distinta acceder a la página de nuestro banco o medio de pago online (PayPal por ejemplo), y si tenemos que acceder a alguna página que usemos nombre de usuario y contraseña, debemos asegurarnos de que la página tiene un certificado (barra del navegador en verde o azul) y que éste corresponde a la página en la que queremos entrar. Más información sobre seguridad en trámites en línea.