Creando puntos de restauración de tu ordenador evitarás problemas si éste deja de funcionar correctamente, ya que podrás volver a un estado anterior en el que funcionaba correctamente de una forma sencilla.

Un punto de restauración, es una «copia del sistema operativo», la cual permite que después de instalar/desinstalar programas, y trabajar con él, devolver el ordenador a como estaba exactamente cuando se hizo la copia.

A todos nos ha pasado alguna vez, que nuestro ordenador comienza a dar errores, a no abrir programas... y no sabemos muy bien cuál es el motivo. La reacción habitual es ponerse muy nervioso y no saber qué hacer. Generalmente esta situación se da tras haber instalado algún programa nuevo en el equipo, o haber realizado algún cambio en la configuración del mismo. La situación también puede darse tras abrir algún fichero adjunto de un correo electrónico o fichero descargado de algún sitio web.

Y ahora... ¿Qué hacemos? ¿Formateamos el ordenador? No siempre es necesario, volviendo a un estado anterior, en el que el ordenador funcionaba correctamente, quizá solucionemos el problema. ¿Cómo podemos hacer esto? Haciendo uso de los puntos de restauración. Éstos nos permiten, como bien dice el propio nombre, restaurar los archivos de sistema del equipo a un momento anterior, es decir, nos permite deshacer cambios que se hayan realizado en el ordenador sin que esto afecte a los archivos personales que tengamos almacenados en el disco duro.

¿Qué ficheros consigues recuperar con los puntos de restauración?

Con un punto de restauración del equipo únicamente estamos recuperando ficheros del sistema, es decir, los ficheros que el ordenador utiliza para funcionar correctamente. Qué queremos decir con esto, que los puntos de restauración no recuperarán ficheros personales -documentos de Word, PDF, fotos, vídeos, etc.- que hayamos perdido, eliminado o que estén corruptos.

Esta idea hay que tenerla muy clara para evitar confusiones y problemas. Las copias de seguridad son una cosa y los puntos de restauración otra.

¿En qué casos puede ser interesante volver a un estado anterior del ordenador?

  • Si te has infectado con un virus y el ordenador ha dejado de funcionar correctamente, es una buena idea volver a un estado previo para que tu ordenador vuelva a funcionar bien. Eso sí, tendrás que tener en cuenta cuándo crees que te infectaste, ya que si el punto de restauración lo creaste después de que el virus se instalara en tu equipo... esta solución ya no será buena.
  • Cuando tu ordenador, tras instalar y desinstalar muchos programas, actualizaciones, controladores (drivers), etc. notas que no funciona con normalidad.
  • Cuando deseas realizar limpieza del equipo y quieres volver a un estado en el que lo tenías funcionando cumpliendo correctamente con tus necesidades.

Y ahora la parte práctica, ¿cómo puedes crear y llegado el caso, utilizar un punto de restauración?

Afortunadamente, el sistema es capaz de crear de forma automática (es la configuración por defecto) un punto de restauración nuevo cada vez que detecta que hay algún cambio en él: se han instalado actualizaciones nuevas de Windows, hay un nuevo programa, etc. Pero también es posible crear de forma manual un punto de restauración. Se recomienda crear un punto de restauración de forma manual siempre que desees guardar la configuración del ordenador que tienes en un momento dado.

En los siguientes enlaces, encontrarás la información necesaria para crear puntos de restauración de forma manual:

 Ventana Propiedades del sistema 

¿Existe alguna opción de configuración especial para los puntos de restauración?

Si, hay disponibles dos parámetros configurables. Por un lado, tenemos el parámetro «Configuración de restauración» el cual ofrece tres opciones:

  • Restaurar configuración del sistema y versiones anteriores de archivos. Es la opción que el sistema trae activada por defecto.
  • Restaurar sólo versiones anteriores de archivos.
  • Desactivar protección del sistema. Esta opción desactiva la opción de puntos de restauración.

Muy importante: Si activamos la última opción («Desactivar protección del sistema»), todos los puntos de restauración que hubiéramos realizado, se eliminarán. Nosotros no recomendamos activar esta opción, en especial, si se trata de la unidad donde está instalado el sistema operativo Windows (normalmente suele ser la unidad C).

El otro parámetro configurable es «Uso del espacio en disco». Con éste, podrás ajustar el espacio en disco máximo que se usará para la protección del sistema. Si se llena el espacio reservado para los puntos de restauración, se irán eliminando los puntos más antiguos para dar cabida a los nuevos.