Os invitamos a estar atentos y no caer en posibles trampas que puedan lanzar los ciberdelincuentes a raíz de la muerte del mandatario venezolano Hugo Chávez.

Es frecuente que, tras la publicación de una noticia de gran repercusión mediática, ésta traiga consigo la aparición de malware. Como siempre os decimos, los cibercriminales no descansan y utilizan todo lo que está en su mano para hacer de las suyas mediante técnicas de ingeniería social. De este modo, aprovechan la curiosidad y la ingenuidad de los internautas para propagar virus y cometer fraudes que enmascaran en forma de noticias o vídeos falsos.

La muerte del presidente venezolano Hugo Chávez es susceptible de ser aprovechada por los ciberdelincuentes para distribuir código malicioso como ha pasado, en otras ocasiones, con fallecimientos como el del cantante Michael Jackson y el fundador de Al Qaeda Osama bin Laden. También ocurre con otras noticias de interés general como la renuncia de Benedicto XVI, las falsas muertes de la cantante Shakira y del dirigente cubano Fidel Castro.

¿Qué podemos hacer en estos casos? Estad atentos a esta posible propagación de malware y seguid los siguientes consejos:

  1. Visitad sólo páginas web confiables. En caso de duda utilizad un analizador URL.
  2. No se deben abrir correos de usuarios desconocidos o que no hayáis solicitado. Eliminadlos directamente.
  3. No contestéis en ningún caso a este tipo de correos.
  4. Analizad todos los archivos descargados de cualquier página o archivos adjuntos en los correos electrónicos, con un antivirus actualizado.
  5. Comprobad que la dirección del remitente sea de confianza. En el caso de ser así, contestad al remitente con el correo enviado, preguntando si lo ha enviado con el fin de evitar una posible suplantación de identidad.
  6. Los archivos de imágenes y de vídeo (png, jpg, gif, avi, mpg, wmv) tienen extensiones diferentes a los archivos ejecutables (exe, com, bat, src). Algunos archivos ejecutables contienen virus y están enmascarados como imágenes o vídeos.
  7. Utilizad una cuenta limitada para las actividades cotidianas en el equipo (navegación, correo, multimedia, etc.), nunca de administrador. De esta forma tendréis muchas más posibilidades de reducir los efectos nocivos de cualquier virus.
  8. Desconfiad de aplicaciones de terceros en redes sociales, como Facebook, Tuenti o Twitter que se hagan eco de la noticia.
  9. Si tenéis duda o necesitáis ayuda, podéis contactar con nosotros. Estamos para ayudaros.

En resumen, estos fraudes se distribuyen por correo electrónico, a través de las redes sociales, etc. Para los ciberdelincuentes todo vale con tal de captar la atención de la víctima.

No os dejéis llevar por la curiosidad y revisad los enlaces y los sitios web a los que accedéis para aseguraros de que son legítimos, y no abráis correos de remitentes desconocidos y menos si son en otro idioma.