Si recibes por correo electrónico una oferta de empleo que, por cierto, no habías solicitado, y cuyas condiciones son inmejorables ¡sospecha! Es posible que se trate de un fraude.

Los delincuentes en Internet se están aprovechando de la situación de crisis que están pasando muchos países para engañar y estafar a sus ciudadanos haciendo circular falsas ofertas de trabajo principalmente a través del correo electrónico. Como desde la OSI no queremos que ningún internauta se vea afectado por fraudes de este tipo, os enseñamos a identificarlos.

Generalmente, este tipo de estafas funcionan de la siguiente forma: una supuesta empresa se pone en contacto con la víctima por correo electrónico ofreciéndole un puesto de trabajo que, por cierto, no había solicitado, en el que los "platos fuertes" son las buenas condiciones laborales y el salario. Si la víctima responde al correo mostrando interés por el puesto de trabajo, el ciberdelincuente rápidamente contactará de nuevo con el usuario explicándole lo estupendo que es el trabajo, la buena oportunidad qué es... Cuando ya le tenga en el "bote", le solicitará una cantidad de dinero en concepto de "adelanto" (gastos administrativos, trámites, gestiones, etc.), y ahí es donde se comete el fraude.

Captura de pantalla. Falsas ofertas de trabajo

Captura de pantalla. Falsas ofertas de trabajo

 

Elementos comunes de estas estafas:

  • La empresa suele estar en el extranjero y no tienen oficinas locales.
  • El español utilizado en sus comunicaciones es deficiente.
  • Usan cuentas de correo gratuitas.
  • Los correos que envían son plantillas y apenas están personalizados.
  • En algún momento solicitan un envío de dinero bajo cualquier excusa.
  • Normalmente, las empresas utilizadas para el envío de dinero son Western Union o  Money Gram.
  • Se ofrece trabajo a distancia, es decir, teletrabajo.
  • La oferta llega al correo sin que haya habido ningún proceso de selección previo.
  • Ofrecen características deseables de un buen puesto de trabajo.
  • Adjuntan un fichero que hay que cumplimentar generalmente con datos personales y bancarios.

Veamos algunos ejemplos reales que han circulado por Internet con falsas ofertas de empleo:

Puesto de trabajo en el extranjero. Generalmente, los que están detrás de este tipo de fraudes, acaban solicitando dinero por adelantado al usuario en concepto de “reserva de billetes”, “trámites”, “gestiones”, etc.

 Captura de pantalla. Falsas ofertas de trabajo 

Captura de pantalla. Falsa oferta de trabajo

 

Teletrabajo. Ganar un buen salario sin moverte de casa. No es necesario tener ningún tipo de formación para este tipo de trabajos, un poco extraño ¿no te parece?

 Captura de pantalla. Falsas ofertas de trabajo 

Captura de pantalla. Falsa oferta de trabajo

 

Trabajo para ganar dinero de forma rápida (mulero). Ganar mucho dinero por realizar transferencias de dinero de una cuenta a otra. Parece un trabajo sencillo… ¡pero se trata de un delito de blanqueo de dinero!

 Captura de pantalla. Falsas ofertas de trabajo 

Captura de pantalla. Falsa oferta de trabajo

 

Mensaje que te redirige a una web maliciosa (phishing). Suplantan la identidad de una página de ofertas de empleo con reputación para redirigirte a otra que te descarga código malicioso en el equipo. ¡Mucho cuidado donde haces clic!

 Captura de pantalla. Falsas ofertas de trabajo 

Captura de pantalla. Falsa ofertas de trabajo

 

¿Cómo debes proceder si detectas un fraude de este tipo?

  • No contestes en ningún caso al correo.
  • No abras ficheros ni sigas enlaces que se puedan facilitar desde ellos.
  • Bajo ningún concepto facilites datos bancarios o realizar ningún ingreso económico a cuentas bancarias que se nos puedan solicitar.
  • Si se duda sobre la veracidad de un correo, realiza búsquedas en Google con frases “claves” que contenga el mensaje,  los resultados te pueden dar alguna pista. A veces, tras una pequeña búsqueda en Internet, puedes encontrar cientos de usuarios que han sido víctimas de un determinado fraude.
  • Si se tratase de una empresa con sede en España, realizar la correspondiente denuncia ante los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

NOTA: la información detallada en este artículo está centrada en las falsas ofertas de empleo que llegan a través del correo electrónico, pero toda la información facilitada es aplicable a falsas ofertas de empleo que pudieran estar publicadas en páginas web anuncios, foros, redes sociales, etc.