El precio parece bueno pero ¿es seguro comprar por Internet?, y ¿qué hago si no es lo que esperaba? Es normal plantearse estas y otras preguntas cuando hacemos una reserva de un viaje o compramos un producto. Ser precavido no está de más.

Todos hemos comprado algo por internet en alguna ocasión, ya sea un producto, billetes para viajar a algún lugar o simplemente las reservas de un hotel para una escapada de fin de semana. Y eso implica que todos nos hemos enfrentado (o más bien deberíamos habernos enfrentado) a las mismas cuestiones: ¿Es esta página de confianza? ¿Este método de pago es seguro? ¿Qué ocurre si existe algún problema?

A pesar de que estas son las preguntas típicas que nos solemos hacer, aún hay personas que solamente se fijan en el precio y obvian todas estas consideraciones sobre la seguridad, como el protagonista de nuestro cómic.

Si no queremos tener problemas, como que no recibamos nunca el producto comprado, que nuestros datos se utilicen para otras compras o incluso para hacer transferencias no autorizadas (y por tanto, que nuestro dinero desaparezca de nuestras manos), debemos ser muy cautelosos y fijarnos en algunas cosas que, aunque fáciles, son decisivas:

  • Sello de confianza. Que una página de compraventa online cuente con un sello de confianza nos indica que cumple con una serie de requisitos que garantizan la seguridad del consumidor.
  • Garantías postventa. En caso de que el producto sea recibido en mal estado o sea defectuoso… ¿cómo podrás ponerte en contacto con la tienda online y cómo te atenderá? Sin duda es algo a tener encuentra siempre, ya que el formato de venta online no te permite ver in situ el producto y comprobar su estado o acudir al establecimiento.
  • Método de pago. Debemos utilizar los medios de pago que nos resulten confiables, y nunca está demás contar con tarjetas prepago o incluso utilizar las tarjetas virtuales de un solo uso que proporcionan algunas entidades bancarias.
  • Comunicación cifrada. Cuando realices el pago no solamente vas a tener que dar los datos de tu tarjeta o cuenta de pago (sea esta bancaria o de intermediarios), sino que lo más habitual es que también aportes tus datos personales como nombre, dirección y número de teléfono. Para que esta información no pueda ser interceptada por otros intenta comprar como primera alternativa en las tiendas online que permitan la transmisión cifrada de la información, es decir, aquellas que utilicen el protocolo https en lugar del simple http.

Webcomic compra segura