De la misma forma que enseñas a tus hijos cómo cruzar la calle con seguridad, debes supervisar lo que éstos hacen cuando usan las nuevas tecnologías.

Muchas veces oímos a los padres decir que su hijo está solo con el ordenador, en internet. Para poder proteger a los menores, es imprescindible que los adultos seamos conscientes de que alguien en internet no necesariamente está solo, ya que puede estar interactuando con otra persona que se encuentre en otro lugar. No olvidemos que una de las principales ventajas que ofrece internet es la comunicación y que la mayor parte de los usos de internet permiten o implican comunicarse con otras personas, ya sea a través de redes sociales, videojuegos online, mensajería instantánea, foros, chats…

¿Esto implica que no se deba dejar a los menores “solos” en internet? No necesariamente, lo que debemos es ser conscientes de esta situación y actuar en consecuencia. El mejor modo es darles unas pautas de actuación y unas recomendaciones, pero sobre todo confianza para hablar con nosotros ante cualquier problema o duda. Si les decimos que no hablen con extraños en la calle o que no se crean cualquier anuncio que encuentren… ¿por qué no aplicamos el mismo consejo en internet?

Además de los consejos, existen soluciones técnicas, como los programas de control parental y el filtro de contenidos, pero la concienciación y la educación son fundamentales. Con ello podremos evitar muchas situaciones de riesgo. Y también situaciones embarazosas.

Como ejemplo, aquí os dejamos este cómic. ¡Esperamos que os guste!

Imagen cómic menores

Para ver el cómic más grande, haz clic con el ratón sobre la imagen.