¿Quieres estar seguro en Internet y no sabes por dónde empezar? No te preocupes, te proporcionamos toda la información y ayuda necesaria para que disfrutes de Internet con garantías.

Puedes convertirte en un internauta seguro si te mantienes informado, proteges tus dispositivos adecuadamente y tienes unos buenos hábitos de uso. Ahí van unos consejos que te ayudarán a empezar tu andadura en Internet con buen pie:

  1. Conoce los riesgos asociados al uso de Internet. ¡Debes mantenerte al día! Te aconsejamos que te suscribas a los RSS o a los boletines de correo de la OSI que incluyen los últimos avances de actualidad. No dejes que un virus, un fraude o un uso inadecuado de la tecnología te haga perder la confianza.
  2. Utiliza un antivirus que analice todo lo que descargas. Asegúrate de tener un antivirus instalado, mantenlo actualizado al día para que reconozca el mayor número de virus, y realiza análisis regularmente de todo el sistema. En la sección de herramientas de seguridad gratuitas encontrarás varios antivirus.
  3. Mantén el sistema operativo (SO) y el navegador actualizado. Los virus aprovechan los agujeros del SO y navegador para infectar tus dispositivos. Como contramedida los fabricantes corrigen los programas a través de actualizaciones. La mejor forma para estar protegido es activar las actualizaciones automáticas de tu SO, navegador, plugins del navegador y resto de aplicaciones. Para más información visita la sección de actualizaciones del portal.
  4. Cuida tus contraseñas. Al introducirlas asegúrate de que estás en la página correcta ya que puede parecer idéntica a la legítima y tratarse de una suplantación (phishing). No utilices la misma contraseña en diferentes servicios porque si acceden a una de tus cuentas fácilmente podrán acceder al resto. Y no compartas tus contraseñas con nadie, aunque digan que son del servicio técnico, no lo hagas, los servicios respetables nunca te solicitarán las contraseñas por propia iniciativa.
  5. Confía en la web pero no seas ingenuo. Permanece alerta, no todo lo que se dice en Internet tiene por qué ser cierto. Ante la duda contrasta la información en otras fuentes de confianza.
  6. No hagas clic en enlaces que resulten sospechosos. Sé precavido antes de seguir un enlace al navegar, en el correo, en la mensajería instantánea o en una red social. Los mensajes falsos que los acompañan pueden ser muy convincentes con el fin de captar tu atención y redirigirte a páginas maliciosas.
  7. Ten cuidado con lo que descargas. No te precipites y descargues cualquier cosa, nuevas amenazas surgen cada día y los antivirus no pueden combatirlas todas. Descarga los ficheros solo de fuentes confiables y los programas desde sus páginas oficiales, así evitaras desagradables sorpresas.
  8. Desconfía de los correos de remitentes desconocidos. Ante la duda, es recomendable no responder a los mismos y eliminarlos directamente. Ten en cuenta también que cuanto más limites la difusión de tu cuenta de correo menos spam recibirás.
  9. No abras ficheros adjuntos sospechosos. Si es de un conocido y no lo has solicitado, asegúrate de que realmente te lo quiso enviar. Los virus utilizan esta técnica para propagarse entre los contactos del correo, así como los contactos de la mensajería instantánea y de las redes sociales.
  10. Piensa antes de publicar. Los servicios actuales de Internet facilitan las relaciones sociales, lo que conlleva a su vez que publiques mucha información sobre ti (datos personales, imágenes, gustos, preferencias, etc.). Dado el valor que tiene esta información, y las repercusiones negativas que puede tener su uso inadecuado por parte de otras personas, es necesario que la gestiones adecuadamente. ¡Piensa antes de publicar y controla qué información compartes!

Aunque éstas son las principales recomendaciones a tener en cuenta para empezar a disfrutar de Internet de una manera segura, puedes encontrar información más detallada y especifica en las distintas secciones del portal www.osi.es. ¡Te esperamos!

Diez consejos para convertirte en un internauta seguro