El 8 de abril de 2014 Microsoft finaliza el soporte del sistema operativo Windows XP. Si no quieres tener problemas de seguridad, debes actualizarte a otro sistema operativo lo antes posible.

En una publicación anterior del blog, te explicábamos que Microsoft iba a dejar de prestar soporte a Windows XP y que si no actualizabas tu ordenador a otro sistema operativo, los ciberdelincuentes podrían aprovechar esta situación de desactualización para llevar a cabo actividades maliciosas. La acción de un virus podría:

  • Estropear lo que tengas  guardado en el ordenador: documentos, vídeos, fotos…
  • Impedir que los programas funcionen correctamente: no arrancan, saltan errores inesperados, etc.
  • Acceder a la información almacenada en el ordenador, robar las contraseñas que utilizas para acceder a servicios de Internet-Facebook, Gmail, Wordpress, banco online, etc.-, publicar cosas en Internet haciéndose pasar por ti, etc.
  • Controlar tu equipo (ordenador zombi) de forma remota sin que te des cuenta para cometer otro tipo de ciberdelitos.
  • Etc.

Hoy volvemos a tratar este tema para recordarte que el 8 de abril está a la vuelta de la esquina y que debes tomar una solución lo antes posible para que las amenazas de seguridad no te metan en problemas.

¿Qué soluciones te proponemos?

1. Actualiza tu ordenador a Windows 7 o Windows 8.1. Si eres de los que te gusta manejar sistemas Windows, actualizarte a sus nuevas versiones puede ser una buena alternativa. Pero antes de comprar la licencia, asegúrate que las prestaciones de tu equipo cumplen con los requisitos mínimos que se necesitan para poder instalar estos sistemas operativos. Puedes consultar en la página de soporte de Microsoft los requisitos mínimos que recomienda para instalar Windows 7 y Windows 8.1.

2. Pásate a un sistema operativo Linux. Aunque este sistema operativo siempre ha estado asociado más a usuarios con altos conocimientos técnicos, en los últimos tiempos, se está convirtiendo en una alternativa más que válida para otro tipo de usuarios gracias a la aparición de algunas distribuciones de Linux con interfaces más “amigables”, procesos de instalación más sencillos y usos más intuitivos. Hablamos de distribuciones de Linux como: Ubuntu, Lubuntu, Linux Mint, elementary OS. Una de las ventajas de Linux frente a Windows es que se trata de un sistema que no necesita una licencia para ser usado.

3. Cambia de ordenador. Si estabas pensando en comprar un ordenador nuevo, las características de tu actual ordenador no permiten la instalación de un Windows 7 o Windows 8.1 o no te ves con fuerzas para cambiarte a un sistema Linux, éste puede ser un buen momento para cambiar de ordenador. Hay una amplia gama de ordenadores en el mercado, puedes decantarte por uno u otro en función de tus necesidades, pero no te olvides de fijarte en el sistema operativo que traen instalado: Windows 8.1, Mac OS X, Ubuntu, etc. ¡No compres un ordenador cuyo sistema operativo sea Windows XP!

Que hacer cuando el soporte de Win XP finalice

Finalmente, si el 8 de abril no has actualizado el sistema operativo del ordenador, opción que DESACONSEJAMOS totalmente, no te olvides de aplicar las siguientes medidas de seguridad, teniendo presente que éstas NO evitarán que los ciberdelincuentes puedan explotar los fallos de seguridad de tu sistema operativo Windows XP:

  • Instala una herramienta antivirus que continúe prestando soporte para Windows XP
  • Desactiva los complementos del navegador (plugins). Especialmente los que más se utilizan para colarse en los ordenadores: Java, Flash Player, Reader, Acrobat, etc.
  • Mantén todos los programas y aplicaciones instalados en el ordenador actualizados. No te olvides de los navegadores (Internet Explorer, Chrome, Firefox, Safari, etc.), también deberán estar correctamente actualizados.

Para más información sobre el fin del soporte Windows XP, te recomendamos visitar la página web de Microsoft: http://www.microsoft.com/es-es/windows/endofsupport.aspx

Recuerda, es importantísimo mantener siempre actualizado el sistema operativo, el navegador, así como el resto de aplicaciones que tengas instaladas en el ordenador o dispositivo móvil, sin olvidarte por supuesto los programas de seguridad. Los fabricantes publican actualizaciones cada vez que se corrige un fallo de seguridad en sus programas. Por tanto, disponer de la versión más actualizada te asegura disponer de la versión más segura en todo momento.