Una forma de evitar fraudes en Internet es asegurándote de que estás en la página web de quien realmente crees, o lo que es lo mismo, la página web es de la entidad que dice ser.

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado “¿Cómo puedo saber si una página web es legítima?” y es normal, con todas las noticias que se escuchan hoy en día sobre páginas web fraudulentas, a uno le da un poco miedo realizar ciertas operaciones por Internet sin saber a ciencia cierta si se trata de una web legítima o no. Pero no te preocupes, si continúas leyendo, aprenderás una forma sencilla para verificar si una página web es confiable o no.

Para verificar la legitimidad de una página web, puedes comprobar su certificado digital. ¿Y qué es eso? Explicado de forma muy sencilla, un certificado digital es un elemento de seguridad por el que un tercero de confianza garantiza que la página web es realmente de la entidad que dice ser. Sería como una especie de pasaporte digital. Cuando estás en un aeropuerto, ¿cómo demuestras que eres “fulanito”? Con el pasaporte, ¿verdad? Es una documento que ha sido expedido por una tercera parte de confianza, la Policía, que garantiza que tú eres quien estás diciendo ser en un momento dado. Pues un certificado digital sería algo parecido, tú puedes preguntar a una página web qué certificado digital tiene y quién se lo ha otorgado (hay varias empresas que otorgan este tipo de certificados).

Para que este proceso sea más intuitivo las últimas versiones de los navegadores interpretan los certificados mediante códigos de colores, de manera que por el simple color de la barra de navegación se pueda comprobar la legitimidad de la página.

¿En qué te puedes fijar?

Accede a la página web asegurándote de que la URL empieza por HTTPS en lugar de HTTP. Si la barra de direcciones del navegador es de color verde, puedes estar seguro de que la página web es de la entidad que dice ser. Pero ten en cuenta que, dependiendo del navegador que utilices, lo verás de una forma u otra. Echa un vistazo a las siguientes imágenes:

Barra direcciones en Internet Explorer versión 10.0.9200.16721

Barra direcciones en Internet Explorer versión 10.0.9200.16721

Barra direcciones en Firefox versión 25.0.1

Barra direcciones en Firefox versión 25.0.1

Barra direcciones en Chrome versión 33.0.1750.154 m

Barra direcciones en Chrome versión 33.0.1750.154 m

Si la página sigue manteniendo "HTTPS", pero la barra de direcciones no se pone de color verde, deberás tener alguna consideración más. En este caso, el tipo de certificado que usa la página no proporciona información de identidad, es decir, no se ha podido comprobar que la dirección web pertenece realmente a la entidad que dice ser. Esto no significa necesariamente que la página web no sea legítima, sino simplemente que no se ha podido comprobar. Es como si intentas pasar la aduana de un país sin el pasaporte. No significa que tú no seas quien dices ser, sin embargo, los agentes de seguridad no tienen ningún documento que les permita comprobarlo.

 Código de colores del navegador 

¿Qué debes hacer si la barra del navegador no está en verde?

  • Escribe directamente la url en el navegador, en lugar de llegar a ella a través de enlaces disponibles desde páginas de terceros o correos electrónicos.En ocasiones, los ciberdelincuentes, utilizando técnicas de phishing, suplantan páginas web, especialmente de bancos, redes sociales, servicios de pago y tiendas de compras/subastas online utilizando direcciones web muy similares a éstas y copiando incluso su diseño para hacerlas más creíbles.
  • Puedes utilizar como apoyo los filtros antifraude de los navegadores, diseñados para alertar al visitar una página fraudulenta.
  • Si es la primera vez que utilizas los servicios en línea de una entidad desconocida, ten en cuenta los siguientes consejos para identificar si dicha entidad te ofrece unas garantías:
    • Infórmate sobre el sitio antes de comprar.Desconfía de empresas que ofrecen precios demasiado bajos o que no facilitan dirección física y teléfono de contacto. Si estos datos están disponibles, es conveniente comprobar la existencia de la dirección o utilizar el teléfono para comprobar que el establecimiento existe.
    • Infórmate de las Condiciones Generales de Contratación de la página web.La empresa debe facilitar esta información al usuario y si necesitas alguna aclaración, no dudes en contactar con la empresa.
    • Lee la Política o Declaración de Privacidad del sitio, ya que todas las empresas que ofrecen sus productos en Internet deben ofrecer información sobre el tratamiento que van a dar a sus datos personales.
    • A la hora de comprar, proporciona sólo la información absolutamente imprescindible para la operación. Si alguna tienda online solicita obligatoriamente información que no consideras apropiada, busca otro lugar para realizar tu compra.
    • Mantén un registro escrito de tus transaccionesconservando la información que el establecimiento te remita acerca de tu compra así como el nombre, datos del negocio y los términos legales de tu compra. Como precaución, conserva esta información hasta que termine el periodo de garantía del producto.