A los ciberdelincuentes no les falta imaginación y aprovechan cualquier situación de actualidad, como la campaña de la Agencia Tributaria para la realización de la declaración de la renta online, para reinventar sus técnicas de phishing.

En estas fechas, es muy habitual que aprovechando la campaña de la renta, estos ciberdelincuentes envíen correos haciéndose pasar por la Agencia Tributaria para engañarnos y conseguir nuestros datos personales y bancarios. Estos correos contienen un gancho para hacernos picar: fingir un error en los datos que debe solventarse, ofrecer una deducción extra si nos registramos en un determinado formulario o la devolución inmediata de una cierta cantidad, incluso avisos de posibles sanciones si no seguimos las instrucciones que nos dan. Cualquier pretexto para conseguir que hagamos clic en un enlace contenido en el propio correo.

Si picamos y pinchamos en el enlace, nos conduce una página web con una apariencia muy similar a la auténtica de la Agencia Tributaria, cuyo objetivo es engañarnos para rellenar nuestros datos. En esta página falsa encontraremos un formulario, aparentemente legítimo donde se nos solicitarán datos personales, bancarios o de nuestra tarjeta de crédito.

Pero pensemos: ¿tiene sentido que la Agencia Tributaria nos ofrezca ventajas por registrarnos en un formulario cuyo enlace hemos recibido por e-mail? ¿O que nos comuniquen una posible sanción por este medio en lugar de utilizar una notificación por correo certificado? Por supuesto que no. No  tiene mucho sentido que la Agencia Tributaria nos solicite por correo electrónico información personal o bancaria, ni ofrezca "descuentos" o ventajas fiscales por utilizar su sede electrónica.

No debemos olvidar que los delincuentes en la red siempre están al acecho, y disfrazan el phishing con el mejor camuflaje posible. Los temas de actualidad como la campaña de la renta son un campo perfecto para ellos. Por este motivo, la concienciación y la información son claves para no caer en sus trampas.

Seamos precavidos y prestemos atención a cualquier correo electrónico extraño que nos llegue. Debemos asegurarnos de acceder a las webs correctas (en el caso de la declaración de la renta, http://www.agenciatributaria.es/). Y como siempre, asegurarnos de que nuestro equipo está actualizado y cuenta con un antivirus y utilizar siempre redes seguras para este tipo de trámites.

Infografía cómo evitar fraudes en la declaración de la renta