Las redes sociales han sido estos días un auténtico hervidero por la filtración de fotografías de celebridades que aparecen desnudas, o en situaciones comprometidas. Este hecho ha reabierto el debate sobre la privacidad en internet.

Aunque se están investigando las causas del incidente, podría ser que el robo de estas fotografías haya sido debido a un fallo en iCloud, la nube de Apple, más concretamente en una aplicación que conecta con la nube. Permitía introducir un código que probaba contraseñas al azar hasta que daba con la correcta, de esta forma accedía a la base de datos de la persona en iCloud. Sin embargo, que el código diera con las contraseñas indicadas, significa que éstas no eran lo suficientemente robustas y seguras, sino más bien sencillas y fáciles de descifrar.

Posiblemente utilizar una contraseña robusta hubiera impedido (o al menos complicado bastante) el acceso a esta información, pero no es lo único que debemos hacer para estar protegidos. Debemos tener en cuenta que cada día almacenamos más información sensible en nuestros Smartphones sin la protección necesaria que nos permitiría estar tranquilos en caso de que nos lo robaran o lo perdiéramos.

¿Qué podemos hacer para estar protegidos?

Utiliza contraseñas seguras

Las contraseñas que utilicemos deben ser robustas y difíciles de adivinar.

Además recuerda que no debes usar la misma contraseña para diferentes cuentas, ni debes dejarla escrita en ningún sitio. Las contraseñas han de ser privadas y solo debes conocerlas tú, así que no las facilites a nadie bajo ningún concepto y cámbialas cada cierto tiempo. Si quieres, puedes utilizar alguna herramienta que te permita gestionar todas tus contraseñas de una manera segura y eficaz.

Protege tu smartphone

Los smartphones ofrecen funcionalidades muy similares a las que nos proporciona un ordenador, accedemos a través de ellos a las redes sociales, al banco, al correo y almacenamos fotos, vídeos y datos muy importantes. Por ello y por la cantidad de información que almacenamos en él, debemos protegerlo adecuadamente. Te recomendamos seguir una serie de consejos para que nuestro teléfono inteligente sea seguro.

Otras de las cosas que debemos tener en cuenta para asegurar nuestro dispositivo móvil, es evitar dejar las sesiones de nuestra red social o de nuestro correo abiertas, y cerrarlas a través de la opción ‘logout’ o ‘cerrar sesión’, cuando dejemos de utilizarlas. De esta forma aunque lo perdiéramos o nos lo robaran, no podrían acceder a la información que pudiéramos almacenar en esas cuentas de correo o redes sociales.

Cuidado con la sincronización automática

Algunos servicios de almacenamiento en la nube, permiten sincronizar automáticamente el contenido de una determinada carpeta. En este sentido es posible sincronizar de forma automática las fotos almacenadas en el dispositivo móvil con la nube, y mucha gente lo hace sin saberlo.

Es recomendable mantener desactivada esta opción y no sincronizar automáticamente las fotos de tu dispositivo móvil, ya que es posible que hagamos una foto que pueda comprometer nuestra privacidad por error o porque no recordamos que tenemos activada esta funcionalidad.

Debemos prestar especial atención a la información que subimos y sincronizamos automáticamente con la nube. Por equivocación o bien por desconocimiento del funcionamiento, podemos compartir por error información confidencial de manera involuntaria. Por ello es conveniente que lo configuremos correctamente.

Es indudable que los servicios basados en la nube nos ofrecen muchas ventajas, sin embargo también es necesario que apliquemos ciertas precauciones al utilizarlos.

En general, a veces no somos conscientes de la información personal nuestra que existe en Internet, ni que esa información permanece en Internet a lo largo del tiempo, al acceso de quien quiera buscarla. Debemos aplicar el sentido común y ser cuidadosos con la información que publicamos.

Al final, aunque se prohíba la compartición de las fotos que han sido robadas a diferentes famosas, la gente ya se las pueda haber descargado en sus ordenadores, puede haberlas impreso o puede haberles dado el uso que quiera. Hay que tener claro que una vez que la información ha sido compartida en Internet, escapa de nuestro control.

Recuerda

  • Utiliza contraseña lo suficientemente robustas para que no se puedan descubrir mediante intentos automáticos. Deberá contar al menos con ocho caracteres, combinando mayúsculas, minúsculas, números y símbolos del teclado.
  • Las contraseñas no deben incluir información sobre ti, ni tu nombre ni tu apellido, ni parte de ellos.
  • No uses la nube para almacenar información sensible, si lo hacemos que sea como copia de seguridad y cífrala para mayor seguridad.
  • Si el servicio lo permite, utiliza los sistemas de verificación en dos pasos. De esta manera ampliaremos la seguridad ya que para acceder a nuestra cuenta, además de nuestra contraseña, necesitaremos conocer un código que recibiremos en nuestro teléfono.
  • Configura adecuadamente las opciones del servicio que utilices para garantizar la privacidad de la información que vayamos a mantener.
  • Si detectas que existe información personal que ha sido publicada sin tu consentimiento o conocimiento acude a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y denúncialo.