La desprotección de un dispositivo móvil, más conocido como rooteo o jailbreak, es una práctica que puede proporcionar muchos beneficios pero que también tiene sus inconvenientes o riesgos. Si aún no estás informado, esta es una buena oportunidad.

¿Qué significa el término rootear un dispositivo móvil?

Rootear significa dotar de los máximos privilegios posibles a un smartphone o tablet, evitando las limitaciones que impone el fabricante del dispositivo o la operadora que lo vendió, y permitiendo que su dueño tenga control total sobre su dispositivo para realizar acciones que sin estarlo no podría: reemplazar aplicaciones del sistema, modificar configuraciones, mejorar el rendimiento, etc.

El procedimiento a seguir depende del dispositivo seleccionado (o más bien del fabricante). En algunos casos, el proceso es un poco complicado, por lo que si alguien se propone hacerlo debe poner especial atención en las indicaciones o en qué tutorial seguir. Se deben seleccionar las páginas oficiales de los fabricantes, sección de desarrolladores, o bien foros especializados.

 

¿Qué te permite el rooteo de un dispositivo?

  • Desinstalar Bloatware (software que incluye el fabricante y el operador y que no usamos), ya que de otra forma es muy complicado. El mayor problema que aparece con este tipo de software es que ocupa espacio en la memoria del dispositivo, que en muchos dispositivos escasea.
  • Acceder a datos/carpetas protegidos, ya que de otra forma no se podría. Esto nos es útil, por ejemplo, para las copias de seguridad completas.
  • Instalar nuevas versiones de Android. Los fabricantes y operadores de dispositivos móviles, en muchas ocasiones, no dan el soporte suficiente o necesario debido a que no les es rentable invertir en nuevos desarrollos para dispositivos que ya no se comercializan, están obsoletos, no generan beneficios, etc.
  • Modificación de otros parámetros como el inicio del dispositivo (desbloqueo del Bootloader). De esta forma podemos acceder a funciones como el formateo de la tarjeta SD o la modificación de la ruta de ciertas carpetas.
  • Acceder a funciones del sistema operativo protegidas para modificar ciertos parámetros del mismo, como la frecuencia del procesador, la resolución de la pantalla, etc.
  • Acceder a funcionalidades del hardware/sensores protegidos. Permitiría obtener más funcionalidades del mismo.

Inconvenientes. ¿A qué riesgos te expones si rooteas el smartphone o tablet?

  • Podría poner en peligro la seguridad del dispositivo. Por ejemplo, si instalamos alguna aplicación maliciosa, ésta podría aprovecharse para realizar llamadas, suscribirse a servicios SMS Premium, robar datos almacenados en el dispositivo, etc.
  • Podría dar problemas con la garantía. En el pasado, existieron algunos problemas con las garantías de los dispositivos, debido a que ciertos fabricantes anulaban las garantías de dispositivos rooteados. Hemos de entender que si nosotros modificamos el sistema, la garantía del sistema se podría invalidar, pero la de la «máquina» en ningún caso, ya que la directiva 1999/44/CE determina que todo aparato vendido en la Comunidad Europea (y esto incluye ordenadores y terminales móviles) han de tener una garantía de 2 años. Un teléfono comprende muchas partes (pantalla, radio, batería) y si cualquiera de ellos fallase en estos dos años, el fabricante debe arreglarlo o cambiarlo. Fuente: FSF (http://fsfe.org/freesoftware/legal/flashingdevices.en.html).
  • Podría hacer que el sistema sea menos estable. No por el rooteo en sí, sino por las modificaciones posibles que se realicen como consecuencia del mismo.
  • En algunos casos podría dar problema en actualizaciones OTA (Over The Air). Puede que no se reciban las actualizaciones que lancen los fabricantes/operadores. Un riesgo bastante importante especialmente para los casos en los que se corrijan fallos de seguridad del sistema.
  • No es universal, lo que implica que no en todos los dispositivos se hace igual. Normalmente los dispositivos más comunes sí lo tienen, pero si es un modelo poco frecuente puede que no encontremos la forma de hacerlo.

 

La pregunta del millón. ¿Cómo saber si tu dispositivo está rooteado?

Lo más habitual, es que si un dispositivo está rooteado, su dueño sea conocedor de esto, pero se dan situaciones en las que el usuario no lo sabe, ¿por qué? Generalmente porque no tiene suficientes conocimientos sobre el uso de las nuevas tecnologías, pero también porque lo han heredado de algún familiar o amigo, lo han comprado de segunda mano por Internet, etc.

Para resolver esta cuestión, se puede hacer uso de CONAN mobile, una herramienta gratuita para dispositivos móviles Android desarrollada por INTECO, que entre otras muchas funcionalidades, informa si un dispositivo móvil está rooteado o no.

 

¿Cómo desrootear tu móvil?

Si tu dispositivo está rooteado y deseas reestablecer sus valores de fábrica, es decir, dejarlo como estaba cuando lo compraste, debes buscar información específica sobre el modelo de móvil o tablet. Es importante que contrastes el proceso de desrooteo en varias fuentes de información con buena reputación y que sean de confianza para evitar que el dispositivo se estropee y deje de funcionar por seguir unos pasos incorrectos. También existen herramientas que permiten desrootear algunos dispositivos, aunque de igual modo, te recomendamos que te informes bien antes de hacer uso de alguna para evitar problemas.

 

¿Quieres saber más sobre esta práctica?

Si estás interesado en este tema, y te gustaría obtener más información, te invitamos a ver el vídeo “Asegurando tu smartphone o tablet Android. Prácticas de riesgo” disponible en nuestro canal de Youtube.