¿Sabías que no todos los hackers son malos? En el mundo de la seguridad informática, existen los hackers buenos y los hackers malos. Hoy te explicamos cuál es la diferencia entre ambos tipos y cómo distinguirlos.

¿Has oído hablar de los hackers y los crackers? ¿De los buenos y los malos? ¿Son todos lo mismo? ¿Tienen las mismas intenciones? Con este artículo vamos a aclarar todas estas dudas.

Durante muchos años, se ha utilizado la palabra hacker de forma general para hablar de cualquier persona que se dedicase a encontrar los puntos débiles o fallos de los sistemas informáticos con fines maliciosos. Sin embargo, como ya sabemos, nunca es bueno generalizar.

Dentro de la seguridad informática, existe una especialidad llamada "Hacking ético" en la que se estudia un sistema informático con el objetivo de asegurarlo y protegerlo, y aquí es donde encontramos a los hackers buenos. Este tipo de hackers también son conocidos como hackers éticos, de sombrero blanco o hackers blancos.

Ellos utilizan sus conocimientos avanzados en informática y telecomunicaciones para intentar abrirse paso más allá de la seguridad del sistema, encontrando los puntos débiles de los que otros se podrían aprovechar para realizar acciones malintencionadas. Es decir, no son delincuentes. Sus intenciones son buenas y su labor es necesaria: realizan estas tareas para ayudar a mejorar la seguridad de las empresas.

A veces, hacen estas averiguaciones como parte de su trabajo o como desafío intelectual, pero nunca para aprovecharse de los fallos que encuentren.

Por otro lado, están los hackers malos. También son conocidos como hackers de sombrero negro o crackers. Éstos son los que utilizan sus conocimientos y los aprovechan para intentar causar daños en la seguridad de los sistemas informáticos, ya sea con fines económicos, de protesta o simplemente por diversión.

La principal diferencia entre un hacker de sombrero blanco y un hacker de sombrero negro es que la información que descubre el primero, la entrega a la organización en cuestión y sirve para que ésta pueda mejorar la seguridad de sus sistemas. En cambio el hacker de sombrero negro utilizará esa información para intentar sacarle provecho.

Ahora que ya conocemos la diferencia entre los hackers buenos y malos, es más fácil que podamos entender las noticias al respecto y no acabar metiéndolos a todos en el mismo saco.