Todos llevamos encima una cámara de fotos en nuestro smartphone y si ya en nuestro día a día hacemos muchísimas fotos, cuando llega la Navidad la cosa se dispara. Pero, ¿hay alguna consideración que debamos tener en cuenta?

Llega la Navidad y con ella las fechas señaladas en las que nos reunimos con la familia: La Nochebuena en casa de los suegros, la comida de Navidad, la cena de Nochevieja, la noche de Reyes en casa de los abuelos... Y nos encontramos al cocinero de la familia presentando su cochinillo, a la pequeñaja de la casa abriendo sus regalos o a la mascota familiar con su propio gorrito navideño, ¿cómo resistirse a hacer fotos en todos estos momentos tan especiales?

Nadie dice que no podamos tomar todas esas fotos, de hecho no hay ningún problema en que las hagamos. El problema puede venir después, dependiendo de lo que vayamos a hacer con ellas, que en muchos casos será publicarlas en las redes sociales minutos después.

Analicemos por ejemplo qué consecuencias puede tener publicar nuestras fotos de Nochevieja.

foto en redes sociales haciendo la maleta.foto en redes sociales de viaje para ver a la familia.foto en redes sociales disfrutando de las vacaciones.

Hasta aquí todo normal, ¿verdad?

Sí, si vemos estas fotografías colgadas en las redes sociales desde el punto de vista de un amigo pero... ¿qué pasaría si vemos todo esto desde la perspectiva de un tercero con malas intenciones?

Hemos dicho en las redes sociales que a día 30 de diciembre vamos a salir de casa hacía una localización lejana, dado que también hemos publicado que nos ha costado varias horas llegar en coche. Además hemos dejado claro que vamos a disfrutar de unas pequeñas vacaciones lo que significa que durante esos días no vamos a volver a casa.

Dicho de otra forma y resumiendo el mensaje que hemos publicado en nuestras redes sociales, posiblemente de forma inconsciente, nuestro mensaje sería: "Mi casa va a estar vacía durante varios días a partir del 30 de diciembre".

¿A qué no publicaríamos un mensaje así? Con toda la información que acabamos de publicar, si alguien está pensando en acceder a nuestra vivienda, sabe que tiene unos días en los que puede hacerlo con bastante tranquilidad dado que sabe con seguridad que no vamos a estar.

Además, el asunto se complica si la configuración del perfil de nuestras redes sociales no está configurado adecuadamente, de forma que sólo nuestros amigos tengan acceso a esta información. Si tuviéramos el perfil de Facebook mal configurado y con un acceso público, básicamente le estamos diciendo a quién quiera oírlo que puede venir a nuestra casa a por sus ?regalos de Navidad?.

publicación para cualquiera en facebook.

Y sin ir tan lejos, aún teniéndolo todo bien configurado ¿conocemos a todos los "amigos" que tenemos agregados en nuestras redes sociales?

Otro aspecto que debemos tener en cuenta cuando publicamos nuestras fotos es que puede que al hacerlas hayamos tenido activada la geolocalización, y entonces, en cada una de ellas estamos publicando también la dirección desde donde ha sido hecha. ¿Esto qué implica? Pues que no sólo estamos diciendo que nuestra casa va a estar vacía sino que además... ¡Estamos facilitando nuestra dirección sin saberlo!

Ahora vamos a cambiar un poco el contexto, ¿y si la última noche del año la pasamos con amigos en vez de con familiares?

Los inconvenientes en cuanto a dar información de que nuestra vivienda está vacía siguen siendo los mismos, pero además puede que acabemos la noche en unas condiciones que no son las mejores para que nuestro jefe o futuro jefe nos vea en las redes sociales. Y no sólo podemos tener estos problemas con las fotos subidas por nosotros mismos, también con las fotos que publican nuestros amigos, en las que consideran que estoy la mar de gracioso.

Posiblemente pocas horas después, o mi propio amigo o yo, decidamos que esa foto no debería estar ahí pero ya será tarde porque mucha gente la habrá compartido o descargado, es decir, que habremos perdido el control sobre la foto y quién puede verla o manejarla.

No es cuestión de amargarse la época navideña, pero todo puede irnos mucho mejor si seguimos unos pequeños consejos.

Fotoconsejos navideños:

  • Sube a las redes sociales las fotos necesarias.
  • Sé consciente de toda la información que proporcionas entre una foto y un mensaje.
  • Utiliza el geoposicionamiento de fotografías sólo cuando sea necesario. Si no lo es, desactívalo.
  • Comparte con tus amigos y/o familiares las consecuencias que pueden tener las imágenes que publicamos en las redes sociales para que ellos también sean conscientes.
  • Utiliza el sentido común.

Este post es simplemente para que recordemos toda la información que a veces de forma automática y sin darnos cuenta facilitamos a través de nuestras redes sociales. Disfruta de las navidades, ¡pero siempre con seguridad!

¡Felices fiestas!