Aunque en ocasiones no le demos importancia, nuestras cuentas de usuario de plataformas de videojuegos online tienen un valor económico, lo que las puede convertir en objetivo de algunos amigos de lo ajeno.

Los juegos modernos han dejado de ser un simple pasatiempo para los ratos ociosos convirtiéndose en superproducciones mundiales con grandes presupuestos y por ello elevados precios de venta. Además, cada vez es más frecuente que los videojuegos nos mantengan entretenidos durante meses en los cuales acumulamos bienes virtuales como puntos, experiencia, artículos mágicos o dinero virtual, que no pueden conseguirse de otra forma que no sea dedicando horas y horas.

Es por ello que si se tiene suficiente dinero puede resultar tentador comprar una cuenta de usuario que ya lleve muchas horas de juego y poder empezar a jugar con cierta ventaja sobre el resto de jugadores. También es posible que nos intenten robar nuestra cuenta por venganzas personales, como puede ser el caso de un rival resentido, o alguien con quien hayamos tenido una discusión virtual, pero lo más común es que busquen el beneficio económico, ya sea para revender nuestra cuenta a alguien con menos puntos/experiencia, vender todo nuestro inventario o dinero virtual, o directamente pedirnos un rescate por devolvernos la cuenta.

Por todo esto debemos ser muy precavidos con nuestras cuentas de usuario, ya sea de plataformas online de videoconsolas o de sitios de compra de videojuegos para PC, y seguir buenas prácticas de seguridad: utilizar contraseñas robustas, no compartir nuestra contraseña con nadie, configurar adecuadamente la privacidad y sobre todo no hacer caso de mensajes y correos electrónicos que nos pidan nuestra contraseña.

En nuestra infografía de hoy, veremos qué puede hacer que un ciberdelincuente trate de robar nuestra cuenta y cómo puede intentar hacerlo. Y veremos también qué podemos hacer para no caer en sus redes. ¿Quieres proteger tu cuenta de un videojuego? ¡Te enseñamos cómo!

 Infografía robo de cuentas juegos en línea