Juan llevaba un tiempo buscando trabajo cuando encontró la página web de una empresa de EEUU que se dedicaba a organizar cruceros. Esta empresa ofrecía la posibilidad de contactar con ellos para entrar en sus procesos de selección.

Juan decidió enviar su curriculum utilizando el formulario de contacto de la página web, ya que estaba muy interesado en entrar en el proceso de selección de personal de abordo.

Pasadas unas semanas, recibió un correo de respuesta a su solicitud de empleo, anunciándole que había sido seleccionado para trabajar con ellos. En el correo le explicaban que reunía los requisitos necesarios para trabajar en el área de Servicio al cliente, le daban detalles del sueldo base y le proporcionaban el nombre y teléfono de una persona de contacto de la empresa para iniciar el proceso de contratación.

Primer correo

En el texto del correo vemos ciertos detalles que nos pueden llamar la atención:

  • Juan envió el curriculum CV a una empresa (Dochardine Employers) y recibió respuesta desde otra (Ocean Group International). En principio, no le dio importancia a este cambio de empresa ya que hoy en día es habitual que algunas empresas subcontraten los servicios de otras para llevar a cabo los procesos de selección y contratación de personal.
  • Aunque la carta está escrita en español, existen faltas de ortografía y expresiones que no son habituales. Juan pensó que esto se debía a que le escribían de una empresa estadounidense y por eso tampoco le dio mucha importancia a este punto.
  • No conciertan ninguna entrevista por teléfono con él. Justamente por el hecho de que Juan no puede hacer una entrevista personal con la empresa, lo lógico hubiese sido que le hiciesen una entrevista telefónica, sin embargo, en este caso directamente le dicen que le van a contratar únicamente basándose de la información que él les ha enviado en su curriculum.
  • Se indica el área en la que va a trabajar, pero no un puesto concreto.
  • La página web "www.oceangroup.info" no existe. Si hacemos una búsqueda en Internet de Ocean Group International, aparecen varias empresas con un nombre muy parecido pero que no son exactamente la que contacta con Juan.

Evidentemente, Juan se llevó una gran alegría al recibir este correo electrónico. Aunque la empresa estuviese en EEUU, era una buena oportunidad laboral para él y las condiciones del puesto de trabajo le interesaban.

Así que decidió continuar con el proceso, y a partir de este momento la persona de contacto con la que Juan habló por teléfono para gestionar la contratación sí que pertenecía a la empresa Dochardine Employers (es decir, la empresa con la que había contactado inicialmente para solicitar el trabajo).

Unos días después de hablar por teléfono con la persona de contacto a la que le remitían en el primer correo electrónico, Juan recibió un correo del Director de Recursos Humanos de la empresa que ofrecía el trabajo, Dochardine Employers.

En este correo, se le proporcionaban a Juan de detalles más específicos del puesto de trabajo que iba a desempeñar. Se le informaba de la fecha de inicio del contrato, de su duración, del puesto concreto que iba a ocupar?. y de que tenía que pagar 500$ por adelantado para que le enviaran la documentación laboral necesaria para incorporarse a su puesto de trabajo.

Según le explicaban, estos gastos cubrían el envío de la documentación y los gastos administrativos derivados de estas gestiones. También le explicaban que ese dinero se le devolvería durante el primer mes de contrato laboral.

Debía enviar el dinero mediante MoneyGram y a la vez incluir una copia del comprobante de pago para que se adjuntase a su expediente laboral y se le reembolsase cuando procediera.

 Correo 2

En este segundo correo también vemos ciertos detalles que nos llaman la atención:

  • El correo se lo envían el día 28 de Julio y debe empezar en su puesto el día 04 de Agosto. Teniendo en cuenta que Juan no reside en EEUU, el plazo que le dan para prepararlo todo y viajar hasta EEUU es muy pequeño.
  • Le piden que haga el pago de los 500$ antes del día 29 de Julio, es decir, le dan menos de un día para enviar el dinero.
  • La excusa para pedirle dinero son los gastos de enviarle la documentación necesaria para que pueda empezar a trabajar.
  • A la hora de hacer el pago, no se le proporciona una cuenta bancaria para que haga una transferencia directa sino que se le pide que les envíe el dinero mediante MoneyGram.

El hecho de tener que poner dinero de su bolsillo por anticipado inquietó un poco a Juan, no era algo habitual dentro de un proceso de selección, pero la justificación le pareció razonable. El hecho de que la ubicación de la empresa fuera EEUU, podían hacer que el envío de documentación y gestiones administrativas tuviese un coste más elevado que si la empresa estuviese en España o él viviese en EEUU.

Por otra parte, realmente estaba interesado en trabajar en esta empresa así que decidió realizar el pago de los 500$.

Justo al día siguiente de realizar el pago de la cantidad que le pedían a Juan, le enviaron otro correo electrónico desde Dochardine Employers. En este correo, el director de Recursos Humanos le informaba de que las gestiones y la documentación laboral de Juan estaban casi completadas pero que desde el departamento financiero estaban gestionando su seguro de vida y que era costumbre que el empleado se hiciera cargo de un porcentaje del importe total. El importe que debía asumir Juan era de 250$.

Tercer correo

Una vez más, la buena voluntad y las ganas de trabajar de Juan, hicieron que se fiara del contenido del correo que recibió y que realizara el segundo pago que le pedían, utilizando el mismo procedimiento que usó el día anterior para enviar los primeros 500$.

Desafortunadamente, después de realizar este segundo pago Juan no volvió a tener noticias de la empresa en cuestión. Intentó contactar con ellos mediante correo electrónico y teléfono y cuando recibía respuesta, ésta era que le reembolsarían el dinero en un plazo de entre 7 y 22 días hábiles. Después de más de un mes, el reembolso del dinero no ha llegado aún.

Juan tuvo mala suerte, en lugar de encontrar un trabajo, se encontró con una estafa en toda regla. Sin embargo, si hubiese buscado información sobre la empresa Dochardine Employers antes de enviarles el dinero, habría encontrado páginas como ésta donde se cuestiona la legitimidad de la compañía, además de otras sobre la misma empresa escritas en inglés.

Si además hubiese buscado la ubicación física de la empresa en Internet, hubiese comprobado que en esa dirección no existe ninguna oficina de Dochardine Employers.

¿Qué podemos hacer para protegernos contra una estafa de este tipo?

  • Antes de enviar tu curriculum e información personal a una empresa, busca información sobre la empresa en Internet.
  • No es habitual que una empresa legítima pida a un futuro trabajador que abone una cantidad de dinero para completar el proceso de contratación. Sólo en el caso de tener que pagar la cuota para obtener un visado de trabajo, podría ser legítimo que nos pidiesen hacer un ingreso y nunca empleando un medio de pago como MoneyGram.
  • Si has sido víctima de algún fraude de este tipo, denúncialo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
  • Mantente informado sobre las falsas ofertas de trabajo más utilizadas por los ciberdelincuentes para no caer en la trampa.

¡Evitemos que alguien más se vea en esta situación!