Estamos acostumbrados a asociar los virus con el ordenador. Cada día estamos más concienciados para mantener sus equipos actualizados y sus opciones de seguridad bien configuradas, pero debemos extender esto también a nuestros smartphones y tablets.

Por ejemplo, hace unas semanas se hizo público un virus para Android conocido como Selfmite.b. Se trata de una versión nueva y mejorada (es decir, más peligrosa) de uno que se identificó hace meses. Selfmite.b, una vez instalado en nuestro dispositivo Android, modifica opciones de configuración y además envía un mensaje malicioso a todos los contactos de la agenda. Este mensaje de texto contiene un enlace acortado. Si lo pulsamos nos lleva a una dirección web desde donde se descarga la aplicación maliciosa que infecta el dispositivo. Una vez instalada esta aplicación, el virus se enviará a toda nuestra agenda de contactos, aumentando rápidamente su difusión (y teniendo un coste significativo en nuestra factura telefónica si no tenemos tarifa plana de SMS).

Actualmente, los dispositivos móviles se han convertido en "ordenadores en miniatura" que llevamos siempre en nuestro bolsillo y que contienen una gran cantidad de información a la que no nos gustaría que un desconocido accediera. Este es el principal motivo por el que estamos viendo surgir noticias relacionadas con virus diseñados para dispositivos móviles, como ha sido el caso de WireLurker, recientemente publicado para dispositivos iOS (iPad, iPhone y iPod touch).

Si queremos proteger nuestros dispositivos móviles y la información que contienen, es muy importante que apliquemos unas medidas de seguridad básicas. A continuación te contamos los puntos que debes tener presentes para proteger adecuadamente tu dispositivo Android.

1.- Instala un antivirus

Existe una amplia variedad de aplicaciones antivirus para Android. Podemos elegir entre aplicaciones gratuitas o de pago. Sea cual sea nuestra elección, lo importante es que tengamos instalado un antivirus y que lo mantengamos actualizado para mantener siempre al día la seguridad de nuestro dispositivo.

2.- Instala aplicaciones únicamente de fuentes confiables

Para evitar riesgos, lo más recomendable es instalar siempre las aplicaciones desde fuentes confiables como Google Play. Google establece ciertos requisitos que debe cumplir una aplicación antes de ser publicada en su tienda de aplicaciones. Si instalas una aplicación descargada desde otro sitio web, no tendrás garantías acerca del desarrollador de la app y lo que ésta hace realmente con tu información.

3.- Revisa siempre los permisos antes de instalar una aplicación

Cuando instales aplicaciones en tu dispositivo Android, recuerda revisar en detalle los permisos que te piden. Un método muy utilizado por aplicaciones maliciosas para hacerse con el control del dispositivo es solicitar más permisos de los que realmente necesita la aplicación para la funcionalidad que debería tener. De este modo, se aseguran tener acceso a nuestros datos y poder llevar a cabo las acciones que deseen con ellos.

Por ejemplo, una aplicación para optimizar el uso de la batería no debería necesitar tener acceso a los datos de nuestros contactos y enviar y recibir SMS. Ante solicitudes de permisos que nos resulten sospechosas, debemos extremar las precauciones.

Además, si al actualizar una aplicación han cambiado los permisos que necesita, serás convenientemente informado y deberás aceptar los nuevos permisos si quieres actualizarla. También en estos casos has de revisar lo que la aplicación está solicitando, y aceptarlo únicamente si te parece adecuado.

4.- No abras adjuntos ni enlaces recibidos de desconocidos

 Captura de conversación en Whatsapp 

Un método muy utilizado para propagar virus en dispositivos móviles es el envío de mensajes con enlaces engañosos, o adjuntos aparentemente inofensivos. Si recibes este tipo de mensajes de desconocidos, debes ignorarlos y no hacer clic en los enlaces ni descargar los archivos adjuntos.

También en algunos casos, como el Selfmite.b que hemos comentado, los virus se hacen pasar por un contacto conocido, esperando que así confiemos en el remitente y abramos el enlace o el adjunto que nos remiten. Por este motivo, en caso de recibir un mensaje sospechoso desde un contacto, deberás ponerte en contacto con él para confirmar a dónde apunta el enlace o qué contiene el fichero que te ha enviado.

5.- Revisa tu móvil con CONAN mobile

Para conocer el estado de seguridad de tu dispositivo Android, así como posibles soluciones para mejorarlo, puedes descargar la aplicación gratuita CONAN mobile que te ofrece la OSI. Te ayudará a saber si tienes instala alguna aplicación maliciosa y a comprobar la correcta configuración y el nivel de actualización de tus aplicaciones. Todo de una manera sencilla y centralizada.

En resumen, es importante recordar que los dispositivos móviles están expuestos a riesgos de seguridad y debemos protegerlos. Si ya lo hacemos con el ordenador, ¡es el momento de hacer lo mismo con nuestro Android!