En ocasiones, realizamos cambios en nuestros ordenadores personales como instalar un programa, que no tienen el resultado esperado. En esas ocasiones, nos gustaría poder volver atrás. ¿Esto es posible? Sí, veamos cómo.

Gracias a los puntos de restauración de Windows 7, tenemos la posibilidad de hacer que nuestro sistema vuelva a la situación en que se encontraba en un momento anterior. ¿Por qué podemos necesitar realizar esto? Fácil, a veces hacemos cambios en nuestros ordenadores, como instalar un programa o ejecutar un fichero, que provocan que dejen de funcionar bien. Si desinstalar el programa no soluciona el problema, podemos hacer uso de los puntos de restauración para deshacer los cambios.

Un punto de restauración es una copia del estado, configuración y registro del ordenador en un momento determinado, teniendo claro que esta copia no incluye nuestros archivos personales, sólo archivos del sistema. Es decir, un punto de restauración no nos permite recuperar un archivo que hayamos eliminado accidentalmente, para eso tendríamos que hacer uso de las copias de seguridad.

Windows crea puntos de restauración de forma automática periódicamente y antes de realizar cambios importantes, como aplicar actualizaciones. Sin embargo, nosotros también podemos crear manualmente estos puntos si nos parece necesario. Por ejemplo, cuando instalemos un programa o un nuevo complemento hardware en nuestro ordenador (impresora, escáner, tarjeta gráfica, etc.).

A continuación os presentamos un vídeo donde se explica cómo crear puntos de restauración en ordenadores con sistema operativo Windows 7 ¡Presta atención!