Si ya has hecho tus deberes y has creado tus puntos de restauración, ahora sólo te falta saber cómo utilizarlos. La restauración es un proceso sencillo y rápido que te permite asegurar el buen funcionamiento de tu equipo en una situación inesperada.

Tal y como se explica en este videotutorial, la creación de un punto de restauración en Windows 7 es una tarea fácil y muy útil. Pero para poder aprovecharnos de su utilidad, es imprescindible que creemos puntos de restauración de manera periódica o cuando realicemos cambios importantes en la configuración de nuestro equipo. De esta forma, en caso de que ocurra un error o un fallo, podremos recuperar el estado de nuestro sistema con ellos.

Os recordamos que un punto de restauración no incluye nuestros ficheros personales, sólo copia la configuración del sistema operativo del equipo, por lo que si queremos recuperar un archivo eliminado no podremos hacerlo a partir de un punto de restauración, será necesario hacer copias de seguridad de los datos y documentos que tengamos en el equipo y recurrir a ellas cuando sea oportuno.

A continuación veremos un videotutorial que nos explica cómo podemos restaurar el estado de nuestro equipo haciendo uso de los puntos de restauración previamente creados. ¡Aprende a sacarle el máximo partido a tu equipo!