El sistema operativo Windows 7 ofrece a padres y tutores las herramientas necesarias para configurar, administrar y supervisar el uso responsable de los dispositivos y garantizar una navegación segura de los menores a su cargo.

Esta herramienta en Windows 7 recibe el nombre de control parental, y en Windows 8 lo podemos encontrar como protección infantil. En ambos casos, el objetivo es que podamos establecer límites en el uso que nuestros hijos hacen de los ordenadores de casa.

Bien gestionándolo desde nuestro ordenador como en Windows 7 o utilizando el sitio web de protección infantil como en Windows 8, podremos establecer limitaciones respecto al tiempo que los menores pueden usar el equipo o qué juegos y aplicaciones podrán ejecutar.

En el caso de Windows 8, el sitio web de protección infantil nos permite también atender solicitudes del menor para autorizar determinadas aplicaciones o páginas web. Incluso tendremos disponibles informes de actividad para conocer qué hace el menor y ajustar la configuración si es necesario.

Además de concienciar a los menores en un uso seguro de las nuevas tecnologías, es importante que utilicemos las herramientas que están a nuestro alcance para facilitar que disfruten de todas las ventajas de las nuevas tecnologías con tranquilidad.

Si quieres saber cómo configurar estas potentes herramientas para mejorar la seguridad de tus hijos en el uso del ordenador, hoy te presentamos un videotutorial donde te enseñaremos a hacerlo en Windows 7 y otro para el sistema operativo Windows 8. ¡Elige el que necesites y protege a tus hijos!