Ya estamos inmersos en el verano y entre chapuzón y chapuzón podemos aprovechar para informarnos sobre los distintos fraudes que circulan por Internet. Como dice el refrán "el saber es poder", conocerlos nos ayudará a evitarlos.

La falta de experiencia en el manejo de las nuevas tecnologías sumado a la ingeniería social, es un peligroso cóctel del que los ciberdelincuentes se aprovechan para intentar engañarnos y obtener algún beneficio, normalmente económico.

Al producirse en Internet, nos puede hace creer que son fraudes muy sofisticados y difíciles de identificar, sin embargo esto no del todo cierto, prestando atención y aplicando el sentido común, es fácil evitar caer en las trampas que nos ponen “los malos”.

A continuación os detallamos unos cuantos. Veréis que algunos son “viejos conocidos”, sin embargo, al existir usuarios que pican en ellos, continúan en circulación. ¡Presta atención!

1. Falsas ofertas de empleo

Si, aunque parezca mentira que haya personas que puedan aprovecharse de la necesidad de otros, las hay. El paro sigue siendo uno de los principales problemas de países como España, y la necesidad por encontrar un trabajo está provocando que algunos usuarios en búsqueda activa de empleo estén dispuestos a cualquier cosa con tal de encontrar algo que les reporte unos ingresos.

Los ciberdelincuentes están utilizando esta situación para poner en circulación falsas ofertas de empleo. ¿Queréis saber cómo actúan? Os facilitamos unos ejemplos reales:

Algunos consejos que os pueden ayudar a estar prevenidos:

  • Si se recibe una oferta de trabajo por correo electrónico y no se reconoce la cuenta o nombre del remitente, hay que ser cauto.
  • Si el correo electrónico no incluye ninguna información sobre la empresa que supuestamente ofrece el puesto de trabajo, debería buscarse información sobre la misma, y contactar con ellos directamente para informarnos sobre esa oferta.
  • Si el correo lleva algún fichero adjunto, hay que evitar descargarlo y ejecutarlo. En caso de hacerlo, se debe analizar el archivo con un antivirus correctamente actualizado antes de abrirlo.
  • Si el texto del correo tiene una ortografía o vocabulario extraño, busca información sobre el remitente o la empresa que te envía la oferta antes de responder al correo.
  • Antes de enviar el CV e información personal (especialmente el DNI) a una empresa por email, busca información sobre la misma en Internet: si realmente existe esa empresa, qué opiniones tienen los usuarios sobre ella, donde está ubicada, etc.
  • Ninguna empresa legítima pide dinero para el proceso de selección, ni para viajes, ni por gestión, ni por cursos de formación… y mucho menos usan MoneyGram o Western Unión.
  • Si el trabajo ofertado es “demasiado bueno para ser verdad”, probablemente no sea verdad, solo quieren nuestros datos personales.

2. Páginas web de venta de artículos inexistentes

Estar a la última en moda mola, pero a veces el presupuesto no nos da para comprarnos todo lo que es tendencia. ¿Qué hacemos muchos de nosotros? Buscar en Internet “chollos” que nos permitan comprar la ropa de moda y complementos a precios más asequibles. Es muy buena idea, siempre y cuando tengamos en cuenta las consideraciones que a continuación explicamos ya que han proliferado por Internet páginas fraudulentas que supuestamente venden artículos de moda, pero que en realidad son una estafa en toda regla, ya que, además de cobrarte más del precio que indicaban en el artículo en el momento de realizar el pago, en la mayoría de casos los artículos no llegan al usuario final, y de hacerlo, se tratan de falsificaciones.

Elementos a tener en cuenta para no caer en esta trampa:

  • Los precios “chollo” o los descuentos desorbitados son siempre un signo claro que debe hacer extremar las precauciones.
  • Las páginas legítimas proporcionan de manera clara y accesible la ubicación física de la empresa y los medios de contacto disponibles más allá del típico formulario, como un correo electrónico de su propiedad y un teléfono de atención al cliente.
  • Un correo de contacto generado en un dominio gratuito no implica que la página no sea seria o fiable, pero no es habitual para tiendas de venta online reconocidas.
  • Si durante el proceso de compra, la URL no comienza por https:// no se recomienda continuar ya que los datos no viajarán cifrados por la red.
  • Es muy recomendable realizar una búsqueda en Internet de los datos de la página para encontrar opiniones y alertas de otros usuarios que hayan podido ser víctimas del mismo fraude.
  • Es importante buscar los apartados “Quienes somos”, “Política de privacidad” “Devoluciones”, etc. Son apartados que han de estar bien redactados. En muchos sitios fraudulentos copian estas secciones de páginas otras páginas y se ve rápido porque hablan de productos e incluso marcas distintas…
  • Hay sitios que ofrecen varios medios de pago (algunos con protección de pago), y al final solo dejan pagar con tarjeta, y la página no es HTTPS.

3. Estafa en alquileres de inmuebles

¿Buscas apartamento para las vacaciones? ¿Has cambiado de ciudad y necesitas alquilar un piso? ¡Nada de agobios! Gracias a las páginas de anuncios es posible encontrar una amplia oferta de viviendas sin necesidad de tener que trasladarse inicialmente hasta el lugar de destino. Sin lugar a duda una ventaja increíble, buscas por Internet las características del inmueble que te interesa (fotos, ubicación, precio, etc.) y si finalmente te convence alguno, acuerdas con el arrendador los condiciones del alquiler.

Sin embargo no todo es de color de rosa, los delincuentes han visto un filón en los alquileres de piso para sacar dinero a usuarios de forma relativamente sencilla, creando anuncios en distintos sitios web publicitando falsos alquileres de vivienda. Echa un vistazo a los siguientes casos: Un alquiler perfecto en Madrid que resultó ser un fraude, Fraude en un alquiler para chica Erasmus.

Algunos consejos que os pueden resultar útiles:

  • Si el arrendador no se identifica o lo hace de forma deficiente, no es una buena señal. Tampoco si no facilita documentación que demuestre que realmente el piso es de su propiedad.
  • Si solicita dinero por adelantado, sin ofrecer ninguna garantía de que se va a recibir el contrato del alquiler y las llaves, no adelantar dinero. Y mucho menos a través de sistemas de pago como Western Union o Money Gram.
  • Si pone la excusa de que no se encuentra en España, sea el motivo que sea, y sugiere a un intermediario para enseñar la vivienda, atento, habitualmente utilizan esta estrategia para engañar a los usuarios.

4. Fraudes en la venta y/o compra de vehículos y otros artículos en páginas de compraventa

No podíamos olvidarnos de mencionar grandes clásicos en Internet, las estafas en la compra-venta de artículos de segunda mano. Sí, llevan mucho tiempo con nosotros y no parece que vayan a marcharse... En muchos casos es fácil desenmascarar el fraude, pero en otros no lo es tanto ya que algunos pretextos utilizados resultan bastante convincentes.

Si aún no sabes muy bien cómo trabajan los “malos de Internet”, echa un vistazo a los siguientes fraudes reales que nos han hecho llegar los usuarios: "Casi consiguen que mi dinero vuele al vender un avión", "Casi pierdo dinero cuando intentaba vender unos muebles de segunda mano", "Quería vender una cámara de fotos y... ¡casi me toca pagar!", "Detecté un intento de fraude en la venta de un coche" , "Compré una videoconsola de segunda mano y nunca llegó", "Estuve a punto de comprar un artículo falso por Internet" e "Intento de estafa en la venta de un vestido de novia".

Si la intención es comprar un artículo, generalmente:

  • Es sospechoso si el vendedor solo se comunica por email y su gramática y redacción no es correcta.
  • No hacer caso a anuncios que contiene fotos genéricas del artículo en venta y que han sido copiadas de Internet. Pedid fotos reales usando Whatsapp, por ejemplo.
  • No es buen síntoma que el vendedor se encuentre en el extranjero y ponga alguna excusa a la hora de comenzar los trámites.
  • Sospechar también de productos excesivamente baratos, muy por debajo del valor de mercado.
  • Si un artículo está publicitado en una página española y os dicen que realmente está en el extranjero, y el envío se hará por una compañía X, a la que tenéis que pagar (antes de recibir el producto) como garantía de vuestra compra, ojo con la compañía, buscar datos de la misma.
  • No realizar nunca pagos a través de servicios como Western Union o Money Gram.

Pero si lo que se pretende es vender, entonces:

  • Informarse sobre quien es el comprador antes de realizar el envío del objeto.
  • Precaución si ofrecen más dinero del que se pide en el anuncio.
  • Utilizar un método de pago conocido que garantice que la compra está bajo nuestro control y no en manos del comprador.
  • No adelantar dinero bajo ningún concepto.
  • Cancelar el proceso de venta en caso de dudas.

5. Prestamistas falsos de dinero

Nuevamente, los problemas económicos que están sufriendo muchos personas, está haciendo que esta nueva modalidad de estafa se esté extendiendo por Internet. En líneas generales consiste en lo siguiente: una persona, de forma desinteresada, presta supuestamente grandes cantidades de dinero, a muy bajo interés, a toda aquella persona que lo necesite sin necesidad de cumplir ningún tipo de requisito.

Tiene buena pinta, ¿verdad? Pues ojito, porque no es oro todo lo que reluce, todo es un montaje para acabar sacando dinero… a los que no lo tienen. ¡Los ciberdelincuentes no tienen sentimientos! Para que entendáis mejor cómo funciona el fraude, de obligada lectura son los siguiente post: "Necesitaba dinero y caí en la trampa de un prestamista online", "Préstamos de dinero a particulares".

Algunas pistas para detectar estafas de este tipo:

  • Las cantidades supuestamente prestadas pueden llegar a ser muy elevadas.
  • Piden dinero por anticipado, excusándose en gastos de gestión, seguro del préstamo, señal de buena voluntad o similares.
  • Para obtener el préstamo no se requiere presentar ningún tipo de documentación bancaria.
  • Los intereses son muy bajos (desde el 1.5% al 3%) incluso se les puede regatear para rebajarlo.
  • El prestamista, en la mayoría de ocasiones, se encuentra en el extranjero.

6. Engaños en supuestas relaciones amorosas por Internet

Para finalizar, no podemos olvidarnos de las “espontáneas” historias de amor que surgen entre un internauta, generalmente varón, y una estupenda mujer que apenas habla su idioma, pero que es preciosa y se ha enamorado locamente de él.

Parece una historia de amor sacada de un cuento de hadas sino fuera porque al final la princesa sale rana. Parece tener problemas económicos y quiere como muestra de amor que su cibernovio le envíe dinero para comprar supuestamente el billete de avión para venir a verle o para pagar los trámites del visado o para comprar medicamente porque se encuentra enferma o… ¡lo que se os ocurra! A la chica, si es que la hay, lo único que quiere es sacar un beneficio económico, sea de la forma que sea. ¿Os cuesta creer que se den este tipo de casos? Pues no dejéis de leer estas casos: "Encontrar el amor por Internet me salió caro", "¿Chicas rusas por Internet? ¡No es lo que parece!".

Lo dicho, si se busca el amor por Internet:

  • Dudar si al poco de comenzar la relación, la otra persona dice estar locamente enamorada de vosotros, más aún si además parece una chica sacada de una revista de modelos.
  • También sospechar si los emails que nos envían no están personalizados, tienen faltas de ortografía y podrían ser enviados a cualquier otra personal.
  • Finalmente, cautela si piden dinero por adelantado para venir a conocernos bajo cualquier excusa.

¿Qué os ha parecido post? ¿Os ha resultado útil? Esperamos que sí. De ahora en adelante los ciberdelincuentes tendrán que currárselo mucho más si quieren engañaros ya que manejáis información suficiente como para detectar intentos de fraudes económicos "a la legua".