Siguen de moda las páginas de sorteos, descargas y servicios en las cuales usando la ingeniería social, captan la atención de potenciales clientes mediante algún gancho, para finalmente tratar de suscribirles a un servicio de SMS Premium.

¿Qué son los SMS Premium?

Los SMS Premium son servicios de tarificación adicional basados en el envío de mensajes de texto mediante la conexión telefónica (no usan Internet) y que tienen un coste mucho mayor que un SMS normal. Para que os hagáis una idea, si un SMS puede costar hasta 15 céntimos de Euro, un SMS Premium podría costar hasta 6€ (impuestos no incluidos).

Las empresas que ofrecen este servicio, envían una serie de SMS al suscriptor. El coste total a pagar puede variar dependiendo de lo que se haya contratado: pago por mensaje recibido, cuota fija mensual, cuota fija mensual más mensajes recibidos, etc.

¿Cómo puedo acabar suscrito a un servicio SMS Premium sin darme cuenta?

No hay una única forma, por este motivo, a continuación os mostraros los mecanismos más utilizados para acabar suscribiendo a los usuarios a este tipo de servicios:

  1. Páginas de descargas de contenidos

    En ocasiones, acabamos aterrizando en páginas que nos prometen la descarga de algún tipo de recurso: documentos, audios, vídeos, etc. A simple vista, parecen servicios gratuitos, sin embargo, el hecho de que nos pidan el número de teléfono móvil, bajo alguna excusa, debe hacernos sospechar.

    Ejemplo de página de descarga de contenidos

    Si nos fiamos bien en la anterior imagen, hay dos cosas que nos deben poner en alerta:

    • En la parte superior aparece el mensaje “SUSCRÍBETE AL MEJOR…” por solo 1,45€/sms recib. (IVA incl.)
    • Y aunque en la parte inferior aparece el texto obligatorio del Código de Conducta de los Servicios de tarificación adicional de 2009, tiene un tamaño de letra tan pequeño que casi pasa desapercibido para el usuario.

    Nuestro consejo, es que si una página web te pide el número de móvil, busques este tipo de información, en caso de que esté, debemos leerla y si nos interesa, ser conscientes del gasto que nos repercutirá la suscripción (en este caso el importe máximo es de 36.25€/mes IVA incl.).

    Por otro lado, hemos de valorar la utilidad que nos ofrece el servicio al que nos estamos suscribiendo. En el ejemplo de la imagen previa no queda claro que es un “CATALOGO DE CINE ONLINE” ¿Una película? ¿Un resumen de algún estreno? No ofrece información clara acerca del mismo, habría que investigar un poco…

  2. Mensajes de texto con trampa

    Otra forma de acabar suscritos a este tipo de servicios es creyéndonos posibles mensajes que nos lleguen al teléfono móvil -SMS, Whatsapp, Line, Facebook, etc.- con algún gancho para que contestemos. El texto “Te estoy escribiendo por WhatsApp. Dime si te llegan mis mensajes.” cuyo remitente era un número 25xxx de tarificación adicional, es un ejemplo real de lo que os estamos contando. Si se contestaba al mensaje, ¡acababas suscrito!

    Ejemplo de mensaje de texto 1

    Ejemplo de mensaje de texto 2

    Ejemplo de mensaje de texto 3

  3. Aplicaciones con funcionalidades inexistentes

    Algunas aplicaciones están desarrolladas de tal forma, que nos hacen creer que proporcionan alguna funcionalidad atractiva captando nuestra atención. Hecho esto, seremos nosotros mismos los que facilitaremos voluntariamente el número de teléfono creyendo que obtendremos dicha aplicación. Algunos ejemplos conocidos: saber quién te bloquea en Facebook, espiar conversaciones de WhatsApp.

    Ejemplo de aplicación con funcionalidades inexistentes

  4. Promociones, sorteos y premios irresistibles

    ¿De qué otra forma se puede captar nuestra atención? Pues fácil, haciéndonos creer que podemos ganar premios, vales descuentos, cupones, etc. ¿Dónde está el truco en este caso? Pues que para poder supuestamente optar al premio, hay que facilitar una serie de datos personales, incluyendo el teléfono móvil.

    Ejemplo de Promociones, sorteos y premios irresistibles

  5. Otros métodos

    Además de los mecanismos mencionados anteriormente, podemos acabar suscritos a servicios de tarificación especial sin darnos cuenta al intentar hacer uso de algún servicio específico, descargando contenidos para el móvil (juegos, canciones...), realizando consultas al tarot, visualizando contenidos para adultos, etc.

    Otros ejemplos

¿Qué podemos hacer para evitar acabar suscritos en servicios no deseados?

Siempre que se nos solicite el número de teléfono móvil en un sitio web, sea el pretexto que sea, debemos revisar el texto que aparece al pie de la ventana, generalmente con un tamaño de letra pequeño, para ver cuáles son las condiciones del servicio y si nos interesan o no.

En algún caso, puede que no se incluya dicho texto (algo que sería ilegal), ¿qué hacemos entonces? NO FACILITAR EL NÚMERO DE TELÉFONO, y para evitar llegar este tipo de situaciones en el futuro:

  • No hacer clic en banners publicitarios que nos prometan premios, regalos, sorteos, etc. Éstos frecuentemente tienen un objetivo: conseguir el teléfono del usuario para suscribirle a servicios de pago.
  • Antes de contestar a un SMS de un número desconocido, hay que comprobar la procedencia de dicho SMS. Una simple búsqueda del número por Internet puede sernos de gran ayuda.
  • Evitar descargar aplicaciones, incluyendo apps de dispositivos móviles, de origen desconocido y/o que prometen funcionalidades de dudosa credibilidad.

Si hemos picado en la trampa ¿cómo cancelamos la suscripción?

Para cancelar la suscripción a un servicio de SMS Premium, el procedimiento consiste en enviar la palabra BAJA al número que nos envía los SMS, es igual mayúscula que minúscula (Código de conducta para la prestación de los servicios de tarificación adicional basados en el envío de mensajes, apartado 6.3.4.2).

¿Es posible deshabilitar el servicio?

Algunas operadoras, para evitar este problema, bloquean por defecto las suscripciones a servicios SMS Premium, para que el usuario, si realmente lo desea, sea quien llame para activarlo.

En cualquier caso, es posible contactar con la operadora y solicitar el bloqueo de dichos servicios. En la mayoría, la información está disponible en las páginas de soporte: Vodafone, Yoigo, Orange, etc.

¿Cómo reclamo?

Si queréis presentar una reclamación, podéis contactar con la Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional (CSSTA) o con la Oficina de Atención a los Usuarios de Telecomunicaciones.

Una cuestión importante, es que, en caso de desacuerdo o reclamación contra la empresa que envía los SMS Premium y mientras resuelve la misma, si se paga la parte de la factura que corresponde al resto de gastos del teléfono (menos los SMS Premium), no nos pueden “cortar” la línea (Orden ITC/308/2008 de 31 de Enero, Artículo 10, apartado 4º). Así que podremos pedirle a nuestra compañía que nos haga una nueva factura sin incluir esos costes, de forma que si la pagamos, no nos cortarán el servicio de llamadas y SMS normales.

Finalmente, y para la tranquilidad de muchos, el Gobierno ya está trabajando para realizar modificaciones en las medidas que regulan los SMS Premium. Entre otras cosas, se prohibirán las suscripciones a ese tipo de servicios mediante aplicaciones móviles o páginas web.