Si descargas programas “a diestro y siniestro” sin importarte el origen y además, no te complicas la vida cuando instalas, siguiente > siguiente > terminar, es posible que acabes instalado en tu ordenador algún programa potencialmente no deseado.

¿Te suena de lo que hablamos? Seguro que a más de uno sí. Son programas que aunque en un principio no tienen por qué ser maliciosos, llegan a ser muy intrusivos por ser capaces de obtener mucha información privada: páginas web que visitas, franja horaria, cookies, etc. Pero no solo eso, además de recopilar estos datos y de resultar realmente molestos porque ralentizan el equipo y entorpecen la navegación, también su desinstalación resulta misión imposible para la mayoría de los usuarios. Hablamos, de software como el adware, spyware y bloatware. ¡Conozcámoslos un poco más a fondo!

Adware - Advertising-Supported software

¿Se te ha llenado alguna vez la pantalla del ordenador con cientos de ventanas con publicidad o el navegador de molestas barras de tareas? Pues eso es el adware, software que suelen venir incorporado en los programas gratuitos para obtener algún beneficio a través de la publicidad y que acaban en el ordenador generalmente porque al instalar un determinado programa con las opciones de configuración que trae por defecto, has aceptado sin darte cuenta, instalar también adware. Ventanas emergentes (pop-up), barras de tareas (toolbar), secuestradores de página de inicio de los navegadores (browser hijacking), etc. son solo algunos ejemplos de adware.

imagen sobre los avisos de instalación que hemos de desmarcar para no instalarlo

Spyware

Imagen de una pantalla del sistema que muestra adware

Puede ocurrir, que cuando instalas una herramienta, como te hemos explicado anteriormente, se te instale un tipo de adware, que no sólo tiene fines publicitarios, sino que además, sin que tú lo sepas y por supuesto, sin tu consentimiento, es capaz de recoger información privada sobre ti: hábitos de navegación, mensajes de correo, contraseñas, datos bancarios, etc. para después transmitirlos a otro destino en Internet, por ejemplo, un servidor web. A este tipo de software es al que se conoce como spyware o software espía. El spyware, al igual que los virus, también puede ser instalado al abrir un fichero adjunto de correo infectado, pulsando en una ventana de publicidad o camuflado junto a otros programas que instalemos.

Bloatware

¡Qué nadie se sorprenda! Todos sabéis lo que es el bloatware, sí, lo que pasa es que posiblemente no utilicéis este término cuando os referís a este tipo de software.

Se conoce como bloatware o crapware (software basura) a las aplicaciones que vienen preinstaladas en todos los dispositivos nuevos, tanto en ordenadores de sobremesa y portátiles como en smartphones y tablets. Esas que cuando enciendes tu dispositivo por primera vez ya están instaladas, y en muchos casos, no sabes ni qué utilidad tienen. ¿Por qué se incluye bloatware? Conseguir mayor beneficio en la venta de PC, tabletas y dispositivos, algunos vendedores llegan a acuerdos con fabricantes de software para incluir sus productos (normalmente versiones de prueba) en los equipos que venden.

En teoría, éstos programas no deberían suponer ningún riesgo para el usuario, aunque sí que es cierto que se han hecho públicos casos en los que dichos programas o aplicaciones no eran tan "trigo limpio" como pudieran parecer al comprometer la seguridad del equipo (permitían la instalación de rootkits,tipo de malware diseñado para acceder de forma ilícita a un ordenador).

Cómo deshacerse de ellos

¡Muy bien! Hoy has aprendido tres términos nuevos, pero no sólo eso, has identificado que tu ordenador puede estar afectado por uno, dos o incluso tres de los software explicados. La pregunta del millón que te estarás haciendo "¿cómo puedo eliminarlos de mi ordenador?" La respuesta a continuación:

  1. Arranca el ordenador en modo seguro con funciones de red.
  2. Debes poner fin a los procesos que pertenecen a los programas "maliciosos" para que no interfieran con el procedimiento de limpieza. Para ello, descarga rkill en el ordenador. Ten paciencia mientras que el programa busca los procesos y los termina, puede llevar un rato realizar esta tarea.
  3. A continuación, instala alguna herramienta de seguridad anti-malware y analiza el equipo para comprobar si tus sospechas son ciertas o no. Una gratuita y que funciona muy bien es Malwarebytes Anti-Malware. Está disponible para su descarga en nuestra sección de herramientas de seguridad gratuitas. En dicha sección, se ofrecen otras herramientas anti-adware y anti-spyware que también te pueden servir.
  4. Después de realizar la descarga e instalación del programa Malwarebytes Anti-Malware en el equipo, se iniciará la búsqueda de actualizaciones. Si no es así, pulsa sobre el enlace "Actualizar ahora" situado en la parte derecha de la ventana.
  1. Una vez actualizado, haz clic sobre el botón "Analizar" del menú superior. Selecciona "Análisis personalizado", pulsa en "Configurar análisis", marca todas las opciones de la izquierda y el disco del sistema (por lo general C:) y pulse "Analizar ahora". Cuando finalice el análisis, en el caso de que se haya encontrado alguna infección, comprueba que los elementos están seleccionados y pulsa "Eliminar seleccionados".
  2. Captura de la ventana de personalización del análisis

  3. Finalmente, tras la confirmación de que se han eliminado los elementos seleccionados, reinicia el equipo.

Ahora que ya sabes cómo quitarlos, tienes que dar un paso más, aprender a esquivarlos para que no acaben en tu equipo.

  • Se cuidado cuando descargues nuevos programas en tu equipo. En la medida de lo posible, hazlo desde las páginas oficiales. Atento si lo haces desde sitios de descarga directa, ¡son un "coladero" de programas de tipo adware y spyware!
  • Evita instalar programas con la configuración que traen por defecto. Utiliza la instalación personalizada, desde la cual, podrás impedir la instalación de programas que no deseas.
  • Los banners publicitarios en ocasiones no son "trigo limpio", antes de hacer clic, examina detenidamente todos los elementos: URL a la que redirige, textos que incorpora, etc.

Con estos sencillos consejos evitarás la instalación de programas en tu ordenador que no deseas, mejorando su rendimiento y eludiendo esas molestas barras que se instalan en el navegador, ventanas publicitarias emergentes y buscadores poco prácticos que tanto entorpecen la navegación. ¡Aplícalos y cuéntanos que tal te ha ido! ¿Encontraste estos programas en tu ordenador? ¿Conseguiste eliminarlos?