Imagen de acompañamiento
Cuando nuestro ordenador comenzaba a dar muestras de cansancio, muchos técnicos nos decían que era la hora de formatear el equipo para “devolverlo a la vida”. Pero si lo hemos protegido de forma adecuada, podemos “resucitarlo” sin necesidad de formatear.

Si nuestro equipo comienza a ir raudo y veloz como una… tortuga o si empieza a dar problemas, como seguro que hemos seguido las indicaciones del artículo Qué hacer para que nuestro Windows funcione correctamente, ahora vamos a proceder a recuperar el normal funcionamiento del mismo, entendiendo por normal aquel que nos permite trabajar de forma adecuada.

La primera opción para solventar estos problemas que proponíamos era usar los puntos de restauración del sistema, en caso de que éstos no funcionen, la alternativa es restaurar una imagen del sistema. Este último proceso requiere un poco más de atención para ejecutarlo, no obstante, siguiendo nuestras indicaciones no deberíais tener ningún problema. En cualquier caso, si es la primera vez que lo vais hacer, no está de más apoyaros en alguna persona de vuestra confianza que esté familiarizada con el uso de las TIC y concretamente con el manejo de las configuraciones del sistema Windows.

Recuperar el sistema usando un punto de restauración

Si éstos están activados, y se han creado de forma manual o de manera automática por el sistema, si notamos que el rendimiento del ordenador disminuye, la primera opción y más simple es “deshacer” los cambios que hayamos hecho que provocaron el problema del equipo. Por tanto, debemos revertir el sistema a como estaba en el momento de crear ese punto de restauración. Según Microsoft estos cambios no afectan a los ficheros de usuario, no obstante siempre aconsejamos actualizar nuestra copia de seguridad antes de esta acción.

Desde Windows 7 se haría de la siguiente forma: Botón de Inicio > Panel de control > «Sistema y seguridad > Sistema > Configuración avanzada del sistema.

Inicio > Panel de control > Sistema y seguridad

Sistema > configuración avanzada del sistema

En Windows 8.1 y 10 buscamos la opción escribiendo “Configuración avanzada…” desde el botón de Inicio. Mostrará la opción “Ver configuración avanzada del sistema”, hacemos clic en esta opción.

Ver configuración avanzada del sistema

En cualquier caso aparece la ventana de Propiedades del sistema, seleccionamos Protección del sistema.

Propiedades del sistema > Protección del sistema > Restaurar sistema

A continuación, veremos el asistente de restauración, hacemos clic en Siguiente.

Restaurar sistema > siguiente

Muestra una lista de puntos de restauración, por defecto no aparecen los que se hacen de forma automática, si queremos ver todos podemos marcar la casilla Mostrar más puntos de restauración.

Mostrar más puntos de restauración

Como se muestran las fechas de creación, iremos restaurando a puntos anteriores hasta que el problema de funcionamiento se elimine. Seleccionamos uno y hacemos clic en Siguiente.

Punto inicial > Siguiente

Nos muestra la información sobre el punto seleccionado. Si es correcto, pulsamos en Finalizar.

Finalizar

Un aviso explica que una vez que se inicie, no se puede detener el proceso.

Sí

Si finalizado el proceso no se ha resuelto el problema, debemos usar un punto de restauración anterior. Y si el problema persiste, habrá que intentar restaurar una imagen del sistema. Y una copia de seguridad de los ficheros de usuario.

Este tipo de acción, puede eliminar programas y actualizaciones que tengamos instalados en el equipo, posiblemente habrá que volver a instalarlos.

Imagen del sistema

Si hemos creado una imagen del sistema previamente, en caso de problemas importantes que no se solucionen utilizando los puntos de restauración (proceso explicado anteriormente), debemos restaurarla para volver a tener el equipo funcionando correctamente, pero teniendo en cuenta que esta acción elimina totalmente los ficheros del disco, por lo que antes de esta acción, conviene hacer una copia de seguridad de los datos (toda la información almacenada en el equipo).

Si nuestro equipo dispone de la función de recuperación, se hará pulsado una tecla o combinación de teclas mientras arranca. Esta función debemos buscarla en la documentación del equipo o en Internet.

Aunque en Windows 10 hay una opción específica llamada Restablecer este PC, esta que explicamos sirve para Windows 7 y 10 una vez tenemos el disco de reparación y la imagen preparada.

IMPORTANTE: Como hemos indicado, debemos tener una copia de seguridad de nuestros ficheros fuera de esa partición ya que la vamos a borrar completamente. En caso de no tenerla, deberíamos copiar esos ficheros antes de hacer la restauración.

En cualquier caso, debemos introducir el CD/DVD o conectar la memoria USB de recuperación (depende de lo que tengamos) en el sistema. A continuación, debemos apagar el equipo y cuando lo iniciemos, debemos seleccionar la opción «Boot Menu» pulsando la tecla adecuada, que dependerá de cada sistema. Hay que fijarse en que tecla es, para detener el arranque de un ordenador, podemos pulsar la tecla del teclado “pausa”:

F12 Boot Menu / ESC Boot Menu

Cuando pulsamos la tecla correspondiente para acceder al Boot Menu podremos seleccionar desde qué dispositivo vamos a iniciar el equipo. Seleccionaremos el DVD o USB en función del soporte que contenga el disco de recuperación.

Ejemplos de menú de inicio (boot Menu):

DVD/CD-ROM  // USB:HDD // Removable Devices

En el caso de una unidad USB, si no viene especificado la unidad USB como tal, se selecciona «Removable Devices».

Una vez que iniciemos el ordenador nos muestra una pantalla en la que solicita que pulsemos una tecla para arrancar desde el CD o USB de inicio. Debemos pulsarla para que arranque el disco de recuperación de la imagen, solo se muestra durante 2 o 3 segundos. Si no nos da tiempo a pulsar la tecla, tendremos que apagar y volver a comenzar.

Presione cualquier tecla para iniciar desde el CD o DVD ......

Cuando arranca el disco de recuperación, nos muestra una ventana para la selección del idioma del teclado. Una vez seleccionado, pulsamos en el botón Siguiente.

Opciones de recuperación del sistema > Siguiente

Buscará en el disco del ordenador instalaciones de sistemas operativos, si encuentra alguno lo mostrará. Como se va a restaurar una imagen, seleccionamos la opción Restaure el equipo con una imagen…. En este momento nos aseguramos que el primer DVD de la imagen, el pendrive o disco externo esté conectado al ordenador. Hacemos clic en Siguiente.

Restaure el equipo con una imagen del sistema que haya creado anteriormente

Si se detecta la imagen, aparecerá la información sobre la misma. Si queremos restaurar ésta, hacemos clic en Siguiente. En caso de querer usar otra, o no aparecer ninguna, deberemos marcar la opción «Seleccionar una imagen del sistema».

seleccionar una imagen del sistema

En este momento, el sistema buscará la imagen en todos los medios y dispositivos conectados al ordenador, en caso de no detectar la imagen o no haber conectado el dispositivo, lo hacemos y hacemos clic en Actualizar. Si la imagen está disponible en una unidad de red (en otro ordenador) hacemos clic en Opciones avanzadas.

Opciones avanzadas > Actualizar

Hacemos clic en la opción Buscar una imagen del sistema en la red.

Buscar una imagen del sistema en la red

Nos pedirá la ruta donde está la imagen. La escribimos y pulsamos el botón Aceptar.

especificar la ubicación de la imagen de sistema

Tratará de conectarse a la carpeta de red, por tanto nos pedirá el nombre de usuario y contraseña correspondientes a esa carpeta. Los escribimos y hacemos clic en el botón Aceptar.

contraseña de red

Las imágenes que encuentre las añadirá a la lista. Seleccionamos la que queramos restaurar y pulsamos en siguiente:

Recrear la imagen del esquipo

A continuación veremos una ventana en la que podemos seleccionar dos opciones: Reiniciar el equipo según termine de actualizar y Comprobar el disco, marcando lo errores. De estas dos opciones la segunda es necesaria ya que si se estropeó el sistema por algún problema de disco, si volvemos a usar esas zonas dañadas, volveremos a tener problemas. Hacemos clic en Aceptar.

Marcar los dos check y Aceptar

Finalmente el proceso mostrará una pantalla resumen. Para confirmar, hacemos clic en Finalizar.

Finalizar

Cuando el equipo termine el proceso se reiniciará. Únicamente nos quedará instalar las actualizaciones de seguridad, el software que no tuviéramos instalado cuando se grabó la imagen del sistema y restaurar los ficheros desde una copia de seguridad.

Hace unos años se puso de moda el formatear el ordenador para devolverlo a su funcionamiento normal. Desde la OSI nos gustaría poner de moda el crear imágenes del sistema y puntos de restauración para que el proceso de “refrescar” los sistemas sea lo suficientemente sencillo como para que cualquier usuario pueda hacerlo.