Imagen de acompañamiento
¿Compartes el ordenador con más de un usuario y cada vez que lo usas te encuentras configuraciones cambiadas, nuevos programas instalados, archivos nuevos o incluso alguno que ha desaparecido? Soluciónalo creando distintas cuentas de usuarios.

Para administrar de forma correcta la seguridad de un equipo y la privacidad de los usuarios que lo utilizan, siempre es recomendable crear distintas cuentas de usuario.

Cuando un equipo es utilizado por varias personas, compartiendo el usuario en el equipo pueden producirse diferentes escenarios. Algunos ejemplos:

  1. Acceder, modificar o eliminar información personal de otro usuario como documentos, música, imágenes, etc.
  2. Cambiar las configuraciones del equipo que afecten a su seguridad o a su usabilidad.
  3. Acceder a una red social con el perfil de otra persona, ya que muchos usuarios no cierran sesión al terminar.
  4. Que cualquiera pueda instalar o desinstalar software en el equipo.

5. Con un usuario administrador, si se ejecuta un fichero malicioso en el dispositivo, lo hará con esos derechos, suponiendo un riesgo importante de seguridad al tener control total sobre el equipo para realizar cualquier acción.

Por el contrario, cuando un equipo cuenta con usuarios individuales y con los privilegios controlados, la mayor parte de estos problemas se solucionan ya que cada usuario estará perfectamente diferenciado. Sería como si cada persona tuviera un equipo distinto al del resto de usuarios.

A continuación, facilitamos información sobre cómo crear y configurar cuentas de usuarios en:

En el siguiente videotutorial te enseñamos a crear y administrar los distintos tipos de usuarios que existen en Windows 10.

Windows 10 ha introducido dos tipos de usuarios distintos, un grupo de usuarios para los miembros de la familia y otro para el resto de usuarios. Veamos las principales características de cada grupo de usuarios.

Tu familia

Este tipo grupo de usuarios, como su nombre indica, hace referencia a los miembros de la familia diferenciándolos entre adultos y menores. Para crear un usuario de este tipo, es necesario que el administrador del equipo tenga una cuenta creada en alguno de los servicios de Microsoft como Outlook o Xbox. Los nuevos usuarios que se crearán, también tienen que tener cuenta en alguno de los servicios anteriores.

Los usuarios de tipo “Menor” son usuarios especiales a los cuales se les puede aplicar controles parentales. Éstos pueden ser gestionados por cualquier usuario de tipo “Adulto” accediendo por medio del navegador a la sección “Familia” de su cuenta de Microsoft como se muestra en el video.

Tanto usuarios “Adulto” como “Menor” pueden tener privilegios de usuarios o privilegios de administrador. Siempre es recomendable utilizar de manera habitual el usuario con menos privilegios y utilizar únicamente el usuario administrador para las tareas que su nombre indica, como por ejemplo, cambiar configuraciones o instalar nuevo software.

Este grupo de usuarios ha sido creado específicamente para controlar el uso que hacen los menores del equipo. Si ningún miembro de la familia es menor o no se van a aplicar controles parentales no es necesario utilizar este grupo de usuarios “Mi familia” pudiéndose hacer uso del grupo “Otros usuarios”.

Otros usuarios

Como acabamos de mencionar, este grupo de usuarios se podrá usar siempre que no sea necesario aplicar controles parentales a un menor y presenta varias diferencias respecto al grupo de usuarios “Mi familia”.

La principal particularidad es que no es necesario disponer de una cuenta en algún servicio de Microsoft para crear un usuario. Estos usuarios pueden crearse utilizando una cuenta, por ejemplo, de Google aunque si se quiere se puede crear una cuenta local sin vincular a ningún servicio, como se muestra en el video.

En cuanto a los privilegios, éstos se tratan de la misma manera que en el grupo de usuarios “Mi familia”.

Dentro de este grupo, se puede crear un usuario especial conocido como usuario de acceso asignado. Este usuario tendrá acceso exclusivamente a una aplicación, de esta forma se evita que pueda hacer un uso no autorizado del equipo.

Usuarios administradores

Los usuarios de tipo administrador, tienen una serie de permisos más amplio que los demás, y pueden instalar/desinstalar programas, acceder a la configuración del sistema, etc. Pero tienen el inconveniente de que si se ejecuta malware en un equipo mientras está trabajando un usuario administrador, los efectos son mucho más graves. Hay un informe de Avecto, sobre vulnerabilidades que afectan a Microsoft, con dos conclusiones muy claras. Con cuentas de usuario limitadas:

  1. El 86% de las vulnerabilidades críticas de 2015 no se hubieran podido aprovechar.
  2. El 99.5% de las amenazas relacionadas con Internet Explorer no podrían ser explotadas.

Por eso es importante limitar los derechos de las cuentas de trabajo habituales. En definitiva, saber gestionar de forma correcta los usuarios de un equipo puede evitar muchos dolores de cabeza ya que cada uno de ellos dispondrá de un entorno personal y diferenciado del resto de usuarios. También los usuarios tienen que tener los mínimos privilegios con los que poder usar el equipo y utilizar el usuario administrador para lo que es, administrar, no para el trabajo habitual.