Imagen de acompañamiento
La llegada de Windows 10 trajo multitud de nuevas funcionalidades pero también vino acompañado en su configuración por defecto, de una recopilación de datos de usuario que podríamos considerar como excesiva. A continuación te enseñamos como limitarla.

Windows 10 es el último sistema operativo de Microsoft y como tal ha sido adoptado por multitud de usuarios, en parte gracias que durante su primer año su actualización era gratis. En el artículo de hoy nos centramos en configurar uno de los principales aspectos de la ciberseguridad, la privacidad.

¿Para qué se usa nuestra información privada?

Microsoft, Google, Apple o Facebook son compañías que recogen, almacenan, tratan y utilizan nuestra información personal ya que una gran parte de su negocio consiste en ello.

Toda esta información se puede utilizar para diversos fines, pero lo principales:

  • Hacer la publicidad más efectiva. Cuanta mayor información sobre nosotros, nuestros hábitos de uso y preferencias, más efectiva será la publicidad que nos muestran.
  • Elaborar informes y estudios de tal forma que puedan saber hacia dónde dirigir sus nuevos productos y servicios.

El inconveniente no es que se recoja información personal, sino que en muchas ocasiones las configuraciones que tienen servicios y productos como Windows 10 lo hagan sin que los usuarios seamos conscientes de ello.

En este artículo pretendemos mostraros cómo minimizar al máximo la recogida de información personal en Windows 10 lo que podría afectar a algunas funcionalidades por lo que siempre debe ser el usuario quien decide qué información compartir y cuál no hasta llegar al equilibrio entre funcionalidad y privacidad.

Configuración por defecto en Windows 10

Al iniciar Windows 10 por primera vez nos permite escoger entre una configuración por defecto “Usar la configuración rápida” o personalizarla. La configuración por defecto permite empezar a disfrutar rápidamente del sistema operativo pero sin saber cómo podría afectar a nuestra privacidad.

Comenzar rápidamente

Las configuraciones descritas a continuación, además de hacer nuestro Windows 10 lo más privado posible, minimizando la recogida de datos por parte de Microsoft también hacen que el ancho de banda utilizado por el equipo se reduzca. Esto nos afecta especialmente cuando utilizamos una conexión limitada como por ejemplo un 3G/4G USB o nuestro smartphone como punto de acceso wifi.

Minimizando la recogida de datos

Para configurar nuestra privacidad lo primero será dirigirnos a la parte inferior izquierda de la pantalla y seleccionar el botón de “Inicio” > “Configuración”.

Inicio > Configuración

En la nueva ventana que se abrirá seleccionaremos el botón “Privacidad” que tiene forma de candado.

Privacidad

Dentro del menú privacidad disponemos de una gran cantidad de opciones que podemos configurar. En el primero que nos fijaremos será en el submenú “General” donde tenemos que desactivar la primera, tercera y cuarta opción respectivamente tal y como se muestra en la siguiente imagen. Esto evitará que Microsoft inicie sesión en distintos servicios por nosotros, lo que no es recomendable ya que no sabemos qué servicios serán, recopile información sobre nuestros patrones de comportamiento y nos muestre anuncios personalizados según nuestras preferencias.

Cambiar opciones de privacidad

Bajo el menú “Ubicación”, como ocurre con cualquier smartphone, siempre debería estar desactivada para evitar que las aplicaciones recopilen información personal  de nuestra posición, siempre y cuando no tengamos que hacer uso de ella. Para ello seleccionamos el botón “Cambiar” y posteriormente la desactivamos como se muestra en la imagen.

Ubuicación

En el menú “Cámara” nuestra recomendación es mantenerla desactivada al igual que con la ubicación y siempre que no sea necesario usarla. Como medida de seguridad complementaria podemos cubrir la cámara con un protector, de esta forma estaremos seguros al 100% que nadie podrá espiarnos.

Cámara

En el menú “Micrófono” también desactivaremos la opción, además como sucede con la cámara es recomendable poner un protector que cubra el micrófono siempre que no vayamos a utilizarlo como hace uno de los fundadores de Facebook, Mark Zuckerberg.

Micrófono

En la opción “Voz, entrada manuscrita y escritura” seleccionaremos el botón “Dejar de conocerme”, de esta forma borramos la información almacenada en nuestro equipo sobre nuestros patrones de voz y escritura además de que Microsoft dejará de tener acceso a dicha información para mejorar “la experiencia de uso”.

Voz, entrada manuscrita y escritura

En “Información de cuenta” desactivaremos la opción para evitar que las aplicaciones puedan acceder a información personal nuestra como es nuestro nombre o imagen asociada a la cuenta.

Información de cuenta

En el menú “Comentarios y diagnostico” podremos definir cada cuánto tiempo enviamos información a Microsoft sobre nuestros comentarios, datos de diagnóstico y uso. Esta última no podemos desactivarla pero sí que podemos limitarla al máximo para reducir el tráfico de red generado por el sistema operativo.

Comentarios y diagnóstico

Cortana

Es el asistente que viene integrado en Windows 10,  y aunque es una de las principales características del sistema operativo, también entra a veces en conflicto con nuestra privacidad. Como ya mencionamos al comienzo del artículo, limitar la recogida de información puede mermar las capacidades de algunas funcionalidades, como sucede con Cortana, siendo lo más recomendable encontrar un punto intermedio entre funcionalidad y privacidad.

Para ello nos dirigimos a la parte inferior de la pantalla y hacemos clic en el icono de Cortana, a continuación seleccionamos el icono con forma de engranaje situado a la izquierda.

Cortana > Configuración

Lo primero que haremos será seleccionar el enlace que dice “Cambiar qué conoce Cortana sobre mí en la nube”, una vez dentro seleccionaremos el botón “Borrar”. Con esto se eliminará toda la información que Cortana y Microsoft conoce sobre nosotros incluida información personal, intereses, enlaces favoritos, etc.

La segunda opción que desactivaremos será “Pantalla de bloqueo”. De esta forma evitamos que Cortana pueda utilizarse aunque el dispositivo esté bloqueado lo que puede poner en riesgo nuestra información personal ya que cualquiera que tenga acceso al dispositivo aunque esté bloqueado podrá utilizar el asistente.

La opción “Sugerencias en la barra de tareas” también tendremos que desmarcarla ya que de esta forma evitamos que se muestren en el cuadro de Cortana notificaciones basadas en nuestros hábitos de uso y preferencias, lo que podría repercutir sobre nuestra privacidad.  Por ejemplo, si alguien está viendo la pantalla en el momento de utilizar Cortana puede ver información específicamente diseñada para nosotros  haciendo públicos algunos de nuestros datos, información o preferencias.

“Enviar notificaciones entre dispositivos” es otra de las opciones que desactivaremos. Esta preferencia permite que nuestros dispositivos como nuestro smartphone y nuestro PC se sincronicen mostrando en el cuadro de Cortana información como llamadas perdidas, notificaciones de aplicaciones, mensajes, etc. Al igual que la opción anterior esto puede mostrar información que ponga en riesgo nuestra privacidad si otra persona está viendo nuestro monitor.

Por ultimo desactivaremos las tres opciones finales “Vista de historial”, “Mi historial del dispositivo” y “Mi historial de búsqueda”. Desmarcando estas tres opciones evitamos que en el cuadro de Cortana se muestren sugerencias personalizadas en función de nuestras búsquedas realizadas con el navegador Microsoft Edge.

A continuación se muestran una serie de imágenes que reflejan cómo quedaría configurado Cortana con las restricciones de privacidad que os hemos indicado.

Opciones de privacidad de Cortana

Otra parte de Cortana que tendremos que editar será el conocido como “Cuaderno”. Para ello hacemos clic en la barra de Cortana y seleccionamos el tercer icono de arriba a la izquierda y posteriormente “Permisos”.

Cortana > Cuaderno

Mediante este menú editaremos la información que recopila Cortana como nuestra ubicación, contactos, correo electrónico o historial de navegación con la que personaliza los consejos de nuestro cuaderno. Deshabilitando todas las opciones restringiremos al máximo la información recopilada por Cortana.

Opciones de privacidad del cuaderno de cortana

Para saber más sobre Cortana y cómo afecta a nuestra privacidad podéis acceder al siguiente enlace:

https://privacy.microsoft.com/es-es/windows-10-cortana-and-privacy

Sensor Wifi “Wifi Sense

Esta funcionalidad permite compartir información de nuestras conexiones wifi, como el nombre de la red “SSID” y contraseña, entre nuestros contactos de Facebook y de servicios de Microsoft como Skype. El Sensor Wifi fue creado para facilitar las conexiones wifi entre personas conocidas, por ejemplo cuando vamos a casa de un amigo no tendríamos que pedirle la contraseña de su red para poder conectarnos a Internet siempre y cuando seamos “amigos” en Facebook o servicios de Microsoft.

Aunque tengamos Sensor Wifi activo tenemos que especificar de manera manual qué red queremos compartir con nuestros contactos ya que por defecto esta funcionalidad esta desactivada para todas las redes wifi.

Activar esta funcionalidad puede ser un riesgo por varias razones:

  • Cuando compartimos los datos de una red todos nuestros contactos podrán acceder a ellos.  No es posible hacer una distinción entre los contactos que pueden conocerlos y los que no. Esto puede ser un riesgo ya que algunos contactos de nuestras redes sociales puede que no queramos que accedan a la red.
  • Algunas redes wifi compartidas por nuestros contactos puede que no tengan las suficientes medidas de seguridad para proteger nuestra información lo que también puede poner en riesgo nuestra privacidad e información.

Teniendo en cuenta estas dos posibles situaciones debemos valorar si es aconsejable utilizar esta funcionalidad o por el contrario es conveniente deshabilitarla. Para ello debemos dirigirnos a “Configuración” > “Red e Internet” > “Administrar configuración de Wi-Fi”. Una vez dentro desactivamos las opciones que se muestran en la imagen.

Configuración de "Sensor Wi-Fi"

Como consejo final indicaros que antes de utilizar un servicio que trate nuestra información personal de cualquier manera siempre es recomendable leer sus políticas de privacidad, pero también todos nosotros deberíamos conocer qué clase de información personal recogen y cómo poder limitar su recopilación.