Imagen de acompañamiento
Las ofertas fraudulentas de empleo se han trasladado a las aplicaciones para smartphones y tablets. Saber identificarlas es importante ya que de esta forma evitaremos caer en un engaño que en ocasiones puede salir muy caro.

Cuando nos encontramos en búsqueda activa de empleo, para encontrar un trabajo generalmente utilizamos todas las herramientas que están a nuestro alcance para maximizar las posibilidades de encontrarlo. Algunas de las que han ganado más popularidad en los últimos tiempos, por el auge de los dispositivos móviles y la comodidad que suponen, son las disponibles para smartphones.

Como en cualquier servicio que se nos ofrezca algo “interesante” en la búsqueda de empleo también debemos ser precavidos a la hora de seleccionar una oferta, ya que puede no ser lo que parece. Los ciberdelincuentes, como hacen siempre que algo gana en popularidad, utilizan este tipo de apps en su propio beneficio.

¿Cuál es el objetivo de los ciberdelincuentes?

Las falsas ofertas de empleo tienen principalmente dos objetivos fundamentales:

  1. Obtener información personal. Es un recurso muy valorado por los ciberdelincuentes ya que a partir de ella podrían continuar con cualquier otro tipo de fraude. Además, los datos personales también pueden ser vendidos directamente a organizaciones sin escrúpulos que los usarán para otro tipo de acciones fraudulentas.
  2. Obtener un beneficio económico directo. Será el objetivo de la mayoría de ofertas de trabajo fraudulentas, ya sea por ingresos directos como el envío de dinero por plataformas como Western Union o indirectos como las llamadas a números de tarificación especial.

¿Cómo identifico una oferta fraudulenta?

Las empresas que desarrollan este tipo de aplicaciones suelen contar con departamentos especializados en la búsqueda y detección de ofertas fraudulentas. Como nada es infalible y siempre alguna oferta falsa puede evadir los filtros, es conveniente saber cómo detectarlas por medio de una serie de evidencias.

Siempre que veamos una oferta que pueda ser fraudulenta hay que denunciarla ante la empresa que ha desarrollado app para que tomen las medidas oportunas y evitar que otros usuarios puedan ser víctimas de fraude.

Número de teléfono en la oferta

Este tipo de aplicaciones generalmente llevan un proceso de selección en varios pasos desde que optamos a través de nuestra candidatura al puesto hasta que la empresa se pone en contacto con nosotros. Si en cualquier parte de la oferta figurase algún número de teléfono podrían hacernos entender que de esta forma aceleramos nuestra candidatura pero en ocasiones, esto es un error. Generalmente las ofertas que ofrecen un teléfono de contacto directo tienen bastantes “papeletas” para ser fraudulentas.

Si solicitan hacer una llamada

Si la empresa anunciante ha terminado el proceso de selección y nos indican que nos debemos poner en contacto por medio de un número de teléfono de tarificación especial, sin duda, se tratará de una oferta fraudulenta. Generalmente los ciberdelincuentes suelen contactarnos por medio de un correo electrónico, aunque es posible que también utilicen otros medios como Whastapp, solicitando que llamemos a un número de teléfono. Para hacer más real la oferta y forzarnos a realizar la llamada, pueden indicarnos que hemos sido los seleccionados para el puesto de trabajo, que nos harán una entrevista telefónica o cualquier otra excusa de similares características, siempre con la intención de la llamada se produzca.

Los números de tarificación especial en España comienzan son los siguientes números:

803, 806, 807, 905, 907, 70X

Mala redacción u oferta incompleta

Pongámonos en la piel del empresario que quiere contratar un nuevo empleado. Para ello, intentaremos realizar una oferta lo más detallada y descriptiva, a fin que únicamente se suscriban aquellas personas cuyo perfil se ajuste lo máximo posible. También realizaríamos una redacción de la oferta lo más clara posible, evitando cometer errores ortográficos.

Si una oferta no está bien redactada, la descripción de la misma es vaga o tiene bastantes faltas de ortografía lo más probable es que sea fraudulenta.

Solicitud de dinero

Si la “empresa” se pone en contacto con nosotros y solicitan dinero bajo cualquier excusa, estaremos casi con total seguridad ante un fraude. Generalmente cuando solicitan dinero lo hacen alegando que son gastos de gestión o en concepto de material de estudio que serán devueltos, lo cual no es cierto. Una empresa de verdad nunca solicitará dinero para trabajar con ellos.

“Compre el material y trabaje desde casa”

Este es también un fraude muy común en las ofertas de empleo. Después de haber completado el proceso de selección, la “empresa” nos solicita que adquiramos los materiales necesarios para el trabajo con el que poder llevarlo a cabo. El dinero solicitado no suele estar en consonancia con el valor real de los materiales que facilitan.

Trabajos en el extranjero

Ofertar un trabajo en el extranjero es también una técnica que usan los ciberdelincuentes para captar a posibles víctimas. La oferta suele ser muy tentadora económicamente y, por lo general, sin necesidad de experiencia previa. Ante ofertas de este tipo siempre es conveniente hacer una búsqueda por Internet para verificar tanto la existencia de la empresa como de la oferta, y así poder contactar directamente por medio un teléfono o email de su página web oficial.

La “empresa” no existe en Internet

Cuando accedemos a una oferta de trabajo siempre es recomendable informarse sobre la empresa dónde vamos a trabajar y para ello la mejor herramienta es Internet. Si después de haber “googleado” no vemos ningún indicio de la existencia de la empresa, y no hay referencias o estas son muy limitadas,  lo más probable es que sea un fraude.

Si después de la búsqueda no podemos concluir si la oferta es legítima o falsa siempre podemos utilizar otras técnicas como las descritas en este artículo:

Buscando pistas de una empresa

Cuenta de correo electrónico en un servicio gratuito

Si después de haber finalizado el proceso de selección, la “empresa” se pone en contacto por medio del correo electrónico de un servicio gratuito, podría ser un indicio de que la oferta es fraudulenta. Esta característica dependerá mucho del sector donde hayamos presentado nuestra candidatura ya que no es lo mismo un restaurante, que puede usar servicios gratuitos, que una empresa de servicios informáticos que casi con total probabilidad contará con un servicio de correo con su nombre.

Conclusión

Los ciberdelincuentes suelen hacer uso de estas técnicas para evitar que los “buscadores de timos” de las empresas que desarrollan este tipo de apps  encuentren los fraudes y engañar a los usuarios. Hay que tener en cuenta que algunas de las pistas que os hemos indicado, no implican que directamente la oferta sea fraudulenta, pero en todo caso, siempre conviene estar alerta y ante la duda, es mejor buscar otra oferta a ser engañados o estafados.