Imagen de acompañamiento
Proteger nuestra red wifi es un factor muy importante, necesario para salvaguardar tanto nuestra privacidad, como la capacidad de acceso a Internet u otros recursos. Los elementos a tener en cuenta son los dispositivos, usuarios que acceden, y la propagación de nuestra señal wifi fuera de nuestro hogar.

Desde hace años,  la mayor parte de usuarios disponemos en nuestra casa de un router wifi con el que poder conectarnos a Internet de forma inalámbrica, que lo hace mucho más cómodo y algunas veces la única forma si solamente tenemos dispositivos móviles.

Nuestro router debería tener implementadas una serie de medidas de seguridad con las que protegeremos nuestra privacidad y evitar así accesos no autorizados a nuestra red. Algunas medidas de seguridad tales como: configurar una contraseña robusta, utilizar el método de autenticación WPA2 PSK, modificar el SSID y deshabilitar el PIN WPS siempre tienen que estar implementadas en nuestro dispositivo. Para conocer estas medidas y otras en detalle visita este artículo:

Tu router, tu castillo. Medidas básicas para su protección

Red wifi para invitados

En muchas ocasiones vienen a nuestra casa amigos y familiares que solicitan acceso a nuestra red wifi, y puesto que no queremos ser descorteses les indicamos el nombre de la red y la contraseña con la que puedan conectarse. Permitir que cualquier dispositivo, aunque sea de un amigo o familiar, se conecte a nuestra red no es una práctica recomendable ya que aunque esa persona sea de nuestra total confianza su dispositivo puede que no. En el caso de que un dispositivo infectado con malware se conecta a nuestra red puede llegar a infectar otros dispositivos de la misma red.

Para evitar compartir nuestra red con otros dispositivos y además, permitir que amigos y familiares puedan acceder a Internet, la mejor forma es crear una red wifi exclusiva para invitados.

Muchos routers permiten añadir redes wifi con características diferenciadas de la red principal. Esta funcionalidad es muy interesante a la hora de crear una red wifi para invitados.

Para establecerla será necesario acceder al panel de administración del router y autenticarse con las claves de acceso. Dependiendo del modelo de router que tengamos estas características se encontrarán en diferentes zonas del panel de administración por lo que recomendamos buscar la ubicación exacta en el manual de instrucciones. Por norma general, se suelen encontrar en la sección referente a las conexiones inalámbricas o wifi y pueden tener distintos nombres como “Wi-Fi de invitados”, “acceso a invitados”, “Guest/Virtual Access Points”, etc.

Una vez hayamos encontrado la opción que nos permita crear una nueva red wifi tendremos que especificar una serie de parámetros:

  1. SSID. Este será el nombre de la red, intentaremos poner uno descriptivo del tipo de red que es para que nuestros invitados la puedan reconocer fácilmente, pero sin dar pistas sobre a quién pertenece.
  2. Autenticación y cifrado. Preferiblemente escogeremos el modo de autenticación WPA2-PSK ya que es el más robusto que podemos usar.
  3. Contraseña. Debe ser una contraseña robusta preferiblemente que esté formada por letras en minúscula, mayúscula, números y símbolos.

Además de estos tres parámetros, existen otros modelos de routers que permiten configuraciones extra, que podrían ser interesantes en función de nuestras necesidades. Por ejemplo:

  1. Temporizador. Podemos definir la franja horaria que permanecerá abierta la red de invitados o el tiempo que estará habilitada, por ejemplo 3 horas.
  2. Limitar el ancho de banda. Esta característica es muy interesante de cara a mantener nuestra conexión a una velocidad óptima. Limitando el ancho de banda de la red de invitados nosotros nunca sufriremos bajadas de velocidad que pudieran impedir el correcto funcionamiento de algún servicio.

Hemos de tener en cuenta que el habilitar una red wifi para invitados no siempre será posible ya que algunos routers no cuentan con esa funcionalidad, por lo que tendremos que llevar a cabo técnicas alternativas. Por ejemplo, algunos de los routers actuales permiten utilizar las bandas de 2.4GHz o 5GHz a la hora de crear nuestra red wifi. Cada banda cuenta con unas características distintas, la red de 2.4GHz ofrece una compatibilidad más alta con la mayoría de dispositivos y más alcance de señal, mientras que la de 5Ghz ofrece más calidad de señal a costa de una menor cobertura.

Si nuestro router permite usar ambas bandas de forma simultánea e independiente una de la otra podemos utilizar una banda para ofrecer wifi a nuestros invitados y la otra para uso exclusivo de nuestros dispositivos.

Limitar el alcance de la red.

Otra cuestión importante a tener en cuenta a la hora de habilitar un punto de acceso wifi es el alcance de la señal. El nivel de la señal debe ser lo suficientemente bueno para poder conectarnos a Internet y a servicios en red pero también tenemos que controlar la intensidad de la señal fuera de nuestro domicilio. Cuanto más débil sea la señal wifi fuera de nuestra casa menos probabilidades habrá de que alguien sin permiso intente conectarse o realice cualquier acción que nos repercuta negativamente.

Para comprobar la intensidad de la señal podemos utilizar nuestro smartphone conectándonos a la red que queremos analizar. Podemos servirnos del icono de nuestro teléfono que muestra la potencia de la señal, aunque no será demasiado preciso. Lo mejor, usar de alguna aplicación específica como Wifi Analyzer, disponible para Android.

Si nos decantamos por la segunda opción, al acceder a la aplicación nos mostrará un gráfico con todas las conexiones wifi disponibles. Para ver la intensidad de nuestra señal nos dirigiremos a la parte superior y seleccionaremos el icono con forma de ojo. Una vez seleccionado se mostrará un desplegable con las distintas opciones de la app, en nuestro caso nos interesa “Medidor de señal”.

Wifi Analyzer "Medidor de señal"

Al seleccionar esta opción se abrirá un medidor con el que podremos saber cuál es la intensidad de la señal, cuanto más a la derecha esté el indicador mejor será la señal wifi.

Wifi Analyzer

Para minimizar la intensidad de la señal lo máximo posible fuera de nuestro domicilio, podremos seguir estos consejos:

  1. Utilizar la banda de 5GHz. Esta banda traspasa los objetos, como las paredes de nuestra casa, con mayor dificultad que la banda de 2.4GHz lo que la hace más idónea a la hora de minimizar la intensidad de la señal.
  2. Bajar la intensidad de la señal. Algunos modelos de routers permiten disminuir la intensidad de la señal wifi, para ello debemos acceder al panel de administración de nuestro router y con la ayuda del manual buscar donde se encuentra dicha opción.
  3. Ubicar el punto de acceso en un lugar lo más céntrico posible de nuestra casa. De esta forma nos aseguramos que la señal sea lo más alta posible en todas las zonas y minimizamos la intensidad fuera de nuestro hogar.

Limitar el alcance de la señal wifi únicamente a nuestra casa puede resultar complicado pero cuanto más la reduzcamos, menor será el riesgo al que nos expondremos.

Conclusión

Configurar nuestro router de la forma más segura posible es el primer paso. Habilitar una red wifi para invitados y minimizar la intensidad de la señal fuera de nuestro domicilio serán otras cuestiones a tener en cuenta para garantizar que nuestra privacidad y acceso a Internet no se vean comprometidos.