Imagen decoratíca del artículo sobre borrado de datos personales
Por lo general no somos conscientes de la gran cantidad de información personal que circula por la red. Borrar esa información puede convertirse en un problema, pero en el artículo de hoy, te enseñaremos a eliminar esta información en la medida de lo posible.

Redes sociales, servicios de mensajería, gestiones online, foros, comentarios en artículos, etc., hoy día nuestra identidad digital, datos y opiniones, pueden estar plasmados en multitud de servicios y sitios en Internet. En algunas ocasiones y en sitios en los que no quisiéramos, aparece nuestra información ya sea porque no lo valoramos en su momento o porque otro usuario lo copió y pegó en un sitio que desconocíamos. Sea como fuere, esa información aparece en Internet.

Tenemos que pensar que puede llegar a ser muy difícil eliminar esa cuenta o la información que contiene, no obstante hay una serie de recomendaciones y acciones que podemos llevar a cabo para que el proceso resulte más sencillo.

En primer lugar debemos tener claro qué queremos hacer: eliminar información concreta de algún sitio, eliminar una cuenta o eliminar una identidad completa.

1. Eliminar información concreta de un sitio.

Según la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), las empresas que almacenan datos personales, deben garantizar el derecho de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición (ARCO), lo que implica que cualquier usuario podrá solicitar que se elimine información personal sobre él.

Normalmente en cualquier empresa española con solo enviar una solicitud, se realiza de manera más o menos ágil. Con empresas de la Comunidad Europea el procedimiento es similar, ya que la legislación es muy parecida. Sin embargo con empresas en otros países, con legislación distinta, el proceso puede resultar más complejo o incluso no llegar a producirse,  ya que podrán atender o no a nuestra solicitud o quedar a su criterio ya que su legislación no obliga, y esto podría suponer un problema.

En cualquier caso, el procedimiento para solicitar que alguien elimine información personal de un sitio es el siguiente:

  1. Contactar con el sitio web dónde está la información publicada y solicitar que la eliminen.
  2. Si el sitio es español y después de haberlo solicitado el sitio web no la elimina, dirigirnos a la AGPD e interponer una denuncia.
  3. En caso de que el sitio web no haga caso a nuestra solicitud o a la denuncia de la AGPD, deberemos poner una denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

2. Eliminar una cuenta.

Los motivos para eliminar nuestra cuenta de un servicio web pueden ser varios, como por ejemplo:

  1. El servicio no respeta nuestra privacidad lo suficiente.
  2. Cambio de los términos y condiciones de uso.
  3. Hemos dejado de usar el servicio.
  4. Deseo de modificar la orientación de nuestras publicaciones, por ejemplo asociar nuestro nombre a nuestra profesión y no a nuestro perfil personal.

Si queremos eliminar una cuenta de un servicio web, y aunque varía de un sitio a otro, el procedimiento básicamente es similar. Lo primero es acceder al servicio con nuestras credenciales y una vez que hayamos acreditado nuestra identidad, buscar algún enlace del tipo  “eliminar cuenta”, que suele encontrarse entre las opciones relacionadas con la configuración de la misma. En caso de no dar con la opción, buscaremos ayuda en el soporte del servicio en cuestión. Hay servicios que nos ayudarán en esta tarea ya que muestran información sobre el procedimiento de baja, como por ejemplo Justdelete.me, Account Killer, etc.

En algunos servicios puede resultar un poco complejo eliminar nuestra cuenta. Si este es el caso, lo aconsejable es eliminar todo el contenido que podamos de manera manual. Para el resto, modificaremos nuestros datos personales, fotos e incluso crearemos contenidos que no tengan nada que ver con nosotros, para que encontrar información nuestra no sea tarea fácil.

Existen otros servicios en los cuales no se puede eliminar nuestra información debido a motivos legales, de facturación etc.

3. Eliminar nuestra identidad completa.

Si nuestro objetivo es la eliminación total de nuestro rastro en Internet, el proceso será más o menos largo y complejo, en función de nuestro nivel de interacción con la red. Deberemos seguir una serie de pasos, y tener presente que la cuenta de correo será la última en borrar, ya que la necesitaremos para ciertas comunicaciones.

Borrar todas las cuentas.

Esta tarea también dependerá del nivel de interacción con la red, resultando así más o menos costosa. Primero debemos buscar todos los servicios en los que tengamos una cuenta creada. Habrá muchos de los que seamos conscientes, como Facebook, Twitter, Snapchat, Pinterest… pero habrá otros que seguramente hayamos olvidado. Para buscarlas tendremos que mirar en nuestro correo electrónico, ya que cuando nos registramos en un servicio, el correo electrónico va asociado a esa cuenta, de forma que si buscamos en él, aparecerá alguno relativo a ese servicio siempre y cuando no hayamos eliminado los mensajes. Actualmente es posible realizar esta tarea de forma automática, haciendo uso de servicios como por ejemplo https://deseat.me/.

Modificar los perfiles de las cuentas que no se puedan borrar

Si hay algún servicio del cual no nos podemos borrar, o resulta demasiado complicado, debemos eliminar todo el contenido que podamos, modificaremos los datos del perfil, falseando los datos, cuidando de no implicar a terceros e incluyendo información “de relleno” para dificultar las búsquedas.

Eliminar las suscripciones a listas de correo

En los correos que nos envían periódicamente los servicios a los que nos hemos suscrito, nos indican como eliminar dicha suscripción. Para ello seguiremos las instrucciones, y en caso de no funcionar, lo comunicaremos al servicio a través de su soporte.

Eliminar los resultados de los buscadores.

Si cuando hacemos búsquedas de nuestros datos personales en los buscadores, estos apareciesen, deberemos solicitar que los retiren, siempre que se cumplan una serie de requisitos que además dependen de esos mismos buscadores. Por ejemplo Google dispone de una página desde la cual podemos solicitar que no aparezca información en las búsquedas o que directamente la eliminen, siempre que se cumplan las políticas de eliminación de contenidos fijadas por el buscador. Otros buscadores también los están aplicando, como Bing y Yahoo.

Contacta con los webmaster de los sitios en los que no puedas borrarte.

Existen servicios como los foros, en los cuales eliminar una publicación puede ser una tarea compleja. La forma de eliminar esas publicaciones pasa por contactar con los administradores y solicitárselo. Según las experiencias de muchos usuarios, para esto hacen falta dos cosas, educación en la solicitud y mucha paciencia.

Contactar con empresas que recolectan información.

Empresas como Intelius, Spokeo y Peoplefinders, recolectan información y prestan servicios sobre antecedentes “digitales”. Se debe contactar con ellas para solicitar que eliminen sus datos.

Eliminar las cuentas de correo.

Una vez que se tengan eliminados todos los datos, cuentas etc., será el momento de eliminar las cuentas de correo para que nuestra vida digital pueda comenzar desde 0. Existen empresas que realizan esta tarea, en muchas ocasiones el precio que cuesta nos puede llegar a ahorrar mucho tiempo.

4. Conclusión.

Eliminar nuestros datos de Internet puede ser más simple o complejo en función de nuestra actividad o el tipo de información y los sitios donde se encuentre alojada, pero el derecho al olvido está para defendernos cuando pueda afectarnos de forma negativa.