Consejos para proteger tu privacidad online
Esta última semana de celebración del Mes Europeo de la Ciberseguridad queremos incidir en la importancia de proteger nuestra privacidad en Internet. Aún somos muchos los que por despiste o simplemente por desconocimiento, vamos dejando mucha información sobre nosotros a través de los distintos servicios que utilizamos. ¡Veamos cómo solucionar esto!

En este Mes Europeo de la Ciberseguridad hemos incidido en aspectos fundamentales como el IoT (Internet de las cosas), cuáles son los fraudes más comunes que circulan por la red y también hemos hecho un repaso a los pasos que se deben dar para contar con una red wifi lo más segura posible. En esta última semana, vamos a abordar un aspecto que también consideramos prioritario: la protección de nuestra privacidad en la red.

A día de hoy, muchos usuarios no son conscientes de la cantidad de información que se puede ir dejando en Internet a través de servicios como redes sociales, blogs, mensajería instantánea, etc. si no se toman ciertas precauciones. Puede que en algunos casos la información no sea para nosotros crítica, pero ¿qué pasa en caso contrario? ¿Qué podemos hacer? A continuación resumimos una serie de acciones o consejos que podéis llevar a cabo con el fin que salvaguardar y proteger vuestra privacidad en Internet.

Revisa las opciones de privacidad en tus redes sociales

Actualmente todas las redes sociales que utilizas como Facebook, Twitter, Google +, Instagram, etc., disponen de opciones de configuración de privacidad para saber:

  1. Quién tiene acceso a tus fotos
  2. Quién puede ver tus publicaciones
  3. Quién te puede etiquetar
  4. Si quieres que tus publicaciones estén geolocalizadas
  5. Etc.

Valora qué aspectos se ajustan a tus necesidades y aplica las configuraciones teniendo en cuenta que desde OSI, no recomendamos hacer públicos ciertos aspectos: información íntima, datos bancarios, planes para las vacaciones, etc.

Si no sabes por dónde empezar, te facilitamos una serie de vídeos que podrás utilizar para configurar tus redes sociales.

 

Mucho cuidado con la información que compartes por Internet

Seguro que ya lo has escuchado en más ocasiones, pero una vez que publicas información en Internet pierdes su control, de tal forma que aun borrándola, es posible que alguien la haya podido capturar pudiéndola utilizar en cualquier momento sin saber para que fin.

¿Pasa algo por compartir fotos o vídeos comprometidos (sexting) con alguno de tus contactos? ¿Y si éstos a su vez lo comparten con otras personas? ¿Te gustaría? ¿Te sentirías cómodo? ¿Tendría alguna repercusión para ti? Este es sólo un ejemplo en el que se ve claramente que una vez que sale información de tus dispositivos, es muy difícil saber en manos de quién acabará.

No facilites datos personales ni que consideres privados o críticos en cualquier página web

Si no te da confianza una página web, no facilites nunca información que pueda comprometer tu privacidad y seguridad: datos personales, datos bancarios, etc. Asegúrate siempre que la web dispone de un certificado digital válido y que la información que facilites viaja cifrada por la red (bajo el protocolo seguro https).

No sólo eso, es necesario también comprobar que dicho certificado se corresponde con la página web que estás visitando o en la que estás introduciendo la información y no a cualquier otra.

Revisa los permisos de las aplicaciones que instalas en tu smartpone y tablet

La inclusión de los dispositivos móviles en nuestras vidas es el punto de partida para la generación de un sinfín de aplicaciones destinadas a ofrecer y dar multitud de servicios a los usuarios. Sin embargo, detrás de la gran cantidad de ventajas que éstas apps te ofrecen, debes ser consciente de los permisos que las otorgas para que puedas hacer uso de ellas, ya que a través de dichos permisos, estás abriendo las puertas de tu privacidad sin ser consciente de ello. Por lo tanto, cada vez que instales una aplicación en cualquier dispositivo, revisa los permisos que tienen sobre el mismo.

Practica el egosurfing

Es recomendable que periódicamente compruebes qué información está publicada en Internet sobre ti, de esta forma, podrás tomar las medidas que consideres necesarias en cada caso, por ejemplo, configurar bien los perfiles de redes sociales, solicitar a un sitio web la retirada de cierta información, etc. ¿Cómo obtener esta información? Practicando el egosurfing. El siguiente vídeo explica en detalle en qué consiste esta práctica.

Usa el sentido común

Se trata posiblemente de la medida más importante que debes adoptar a la hora de hacer un uso seguro y responsable de Internet. Si actúas con sentido común evitarás situaciones de riesgo que puedan poner en peligro tu privacidad. Si no compartes ciertas cosas en el mundo offline, ¿por qué hacerlo en Internet?

Si quieres saber más sobre privacidad e Internet, no dudes en consultar los siguientes artículos publicados en nuestro blog:

  1. Guía de privacidad y seguridad en Internet
  2. En Internet, cuidad tu privacidad
  3. 10 puntos básicos para proteger tu privacidad online los 365 días
  4. Mejora tu privacidad en la mensajería instantánea con estos 6 pasos
  5. No vendas tu privacidad por una aplicación

Y tú, ¿eres de los que publicas y compartes sin tomar medidas? o por el contrario, ¿reflexionas antes de hacerlos? ¿Cuál ha sido tu experiencia? Te animamos a que la compartas con nosotros y nos des tu punto de vista.