Artículo referente a los términos jailbreaking y rooting
Es probable que te suene el término “Jailbreak” (si tienes un dispositivo con iOS) o “Rooting” (Android). Se trata de procedimientos mediante los cuales podemos eliminar las limitaciones que los smartphones y tablets tienen de fábrica. Aunque “liberar” nuestros dispositivos pueda tener sus ventajas, no podemos ignorar que, como todo, tiene riesgos y consecuencias.

¿Cuál es la diferencia entre “Jailbreaking” y “Rooting”?

Técnicamente son el mismo procedimiento, en ambos podemos acceder como administrador a nuestro dispositivo. Mientras que el término “jailbreaking” se utiliza en dispositivos con sistema operativo iOS, el “rooting” se utiliza en Android:

  • Jailbreaking: Se trata del proceso con el que conseguimos eliminar las limitaciones impuestas por Apple en un dispositivo con iOS. Una vez “liberado”, podemos, por ejemplo, instalar aplicaciones de terceros que no estén en la AppStore.

  • Rooting: Mediante este proceso conseguimos acceso “root” al dispositivo, es decir, obtener permisos de “superusuario” o administrador, con los que tendremos acceso al sistema sin ningún tipo de restricción. Una de sus ventajas es la de poder darle permisos de administrador a una aplicación, lo que permitirá que ésta desinstale otras apps o elimine permisos, por ejemplo.

Es importante destacar que el rooting” no es un procedimiento universal, como sí lo es en el caso del “jailbreaking” para iOS. El “rooting” puede variar de un dispositivo a otro ya que existen diferentes versiones y fabricantes para los dispositivos Android.

¿Cuáles son sus ventajas?

Las ventajas en ambos procedimientos son similares y tienen un fin común: conseguir más libertad y control sobre el dispositivo.

Ventajas de hacer “rooting” en un dispositivo con Android:

  1. Puedes cambiar el sistema operativo por una de las muchísimas ROM disponibles, lo que te da libertad para actualizar la versión de Android sin tener que depender de tu operador ni del fabricante.
  2. Puedes instalar aplicaciones avanzadas, como cortafuegos, bloqueo de llamadas, nuevos teclados, backups totales, etc.
  3. Igualmente, podrás eliminar aplicaciones preinstaladas por el fabricante o tu operador que no utilices u ocupen mucha memoria del teléfono.
  4. El rendimiento mejorará de forma sustancial al quitar apps preinstaladas, mover aplicaciones a la tarjeta SD y hacer overclocking (superar las cuotas de rendimiento establecidas por el fabricante, aunque puede suponer una pérdida de estabilidad o acortar su vida útil).

Ventajas de hacer “jailbreaking” en un dispositivo con iOS:

  1. Permite instalar aplicaciones no permitidas por Apple a través de diferentes páginas web.
  2. Puedes cambiar el navegador instalado por defecto “Safari”, e instalarte otro como “Chrome” u “Opera”.
  3. Tienes un mayor control sobre el sistema operativo: temas personalizados, más iconos, llamadas FaceTime por 3G y mucho más.

Pero, como todo procedimiento que se salte las restricciones impuestas por el fabricante, tiene sus riesgos y desventajas, como son violar la garantía del fabricante, o hacerlo vulnerable a aplicaciones maliciosas a las que des permisos administrativos.

¿Qué riesgos conlleva?

Como ya sabemos, llevar a cabo el “jailbreaking” en iOS o “rooting” en Android supone obtener permisos de superusuario, algo que el fabricante bloquea principalmente por razones comerciales, pero también para proteger la seguridad del dispositivo y, por consiguiente, la nuestra. Por tanto, al llevar a cabo estos procedimientos, perderemos automáticamente la garantía del fabricante del dispositivo.

Ejemplo de los efectos de realizar o no jailbreaking en un móvil

Si bien, entre sus ventajas está el acceso a muchas características interesantes que no podrían obtenerse de otro modo, al mismo tiempo hacemos que nuestros dispositivos sean mucho más susceptibles de sufrir ataques maliciosos.

Además, el mantenimiento y seguridad del dispositivo será responsabilidad nuestra, de tal forma que deberemos estar pendientes de nuevas actualizaciones de seguridad para instalarlas lo antes posible. De no hacerlo, lo pondremos en riesgo al instalar aplicaciones, especialmente si son maliciosas.

La información que contienen nuestros smartphones y tablets suele ser muy sensible y, por lo tanto, muy atractiva para terceros que saben cómo obtener beneficios con ella. Si no estás seguro de la magnitud del riesgo que estás tomando, nuestra recomendación es que no deberías hacerlo bajo ningún concepto.

Pero… ¿es legal hacer “rooting” o “jailbreaking”?

Sí. Ambos procedimientos son legales en EEUU desde el año 2010 gracias a una sentencia del U.S. Copyright Office. También son legales en España siempre y cuando no sean para fines lucrativos.

Lo que puede ocurrirnos, como hemos indicado anteriormente, es que los fabricantes anulen la garantía al recibir dispositivos en los que se ha llevado a cabo alguno de los dos procedimientos. En el caso de Apple, incluso se niega a reparar dispositivos con “jailbreak”. Los fabricantes de Android también pueden negarse a realizar reparaciones.

¿Para quién está destinado?

El rooting en Android solo es recomendable en casos donde quieras actualizar el sistema operativo de tu móvil o tablet a una versión actual, o bien si deseas eliminar aplicaciones preinstaladas.

Sin embargo, es un procedimiento al que le sacará mucho más provecho un usuario avanzado y con conocimientos técnicos, ya que los riesgos que supone para nuestro dispositivo son altos.

En el caso del “jailbreaking”, aunque la libertad y control que nos da sobre nuestro dispositivo es una ventaja muy interesante, seguimos perdiendo la garantía de nuestro dispositivo.

Existen muchos argumentos a favor y en contra de este tipo de procedimientos. Al final, se trata de una decisión personal en la que tendremos que valorar los pros y contras, apelando siempre al sentido común.

¿Conocías ambos términos? ¿Has hecho “rooting” o “jailbreaking” en tus dispositivos? Comparte con el resto de los usuarios tu opinión y experiencias y mantente al día con las publicaciones de la OSI en materia de ciberseguridad para poder disfrutar de las ventajas de la tecnología.

Artículo enmarcado dentro de la campaña Dispositivos móviles