Enlace al artículo "¿Sabías que casi el 70% de los consumidores prefieren realizar sus compras online?"
Conceptos como “Marketplace” o “e-commerce” son utilizados habitualmente cuando hablamos de compras online. Es muy probable que los hayas oído en alguna ocasión, pero ¿sabes lo que significan realmente? Cada vez más usuarios confían en este tipo de sitios webs para realizar sus compras. ¿A qué se debe esto? ¿Qué riesgos existen en este tipo de plataformas?

Los Marketplace o "mercados digitales" son un tipo de plataforma para la compraventa de productos a través Internet que, al igual que ocurre con las plataformas de e-commerce o "comercio electrónico", han ganado una gran popularidad entre los consumidores.

Pero ¿cuál es la diferencia entre ellos?

Marketplace: podríamos definirlo como un centro comercial online, es decir, un espacio donde diferentes proveedores ponen a la venta sus productos para que nosotros, los consumidores, hagamos nuestras compras. Ejemplos de este tipo de plataformas son Amazon, Ebay o AliExpress.

E-commerce: la principal diferencia es que, se trata de una tienda online donde se venden los productos de una marca o empresa, exclusivamente. Por ejemplo, las webs de Zara o H&M.

¿Por qué son tan populares? ¿Cuáles son sus ventajas?

Pero ¿por qué casi el 70% de los internautas españoles prefieren hacer sus compras online?

Debido a su popularidad y a las numerosas ventajas que ofrecen, cada vez más comerciantes publican sus productos en este tipo de plataformas. De este modo, los usuarios disponen de aún más ofertas con la que satisfacer sus necesidades a un solo clic de distancia.

Ya sea a través de un Marketplace o una plataforma de e-commerce, será prácticamente imposible que no encuentres lo que estás buscando. Y esta, es solo una de sus muchas ventajas:

1. Descuentos y precios más competitivos: tener una amplia visión de los diferentes precios de un mismo producto nos permite a nosotros, los consumidores, tomar mejores decisiones a la hora de comprar. Los productos que se ofertan en este tipo de plataformas son significativamente más económicos. Incluso, determinadas empresas ofrecen descuentos adicionales que solo se aplican a los productos ofertados a través de Internet para promover el uso de sus plataformas online.Ejemplo de la compra de un producto y su stock en almacenes - Amazon

2. Disponibilidad de “Stock”: en fechas de grandes descuentos como, “Black Friday” o los días de rebajas, las tiendas aprovechan para lanzar sus mejores ofertas. Esto conlleva una gran demanda de sus productos y provoca que, a veces, el “stock” del mismo acabe por agotarse con gran rapidez en las tiendas físicas.

Las plataformas online nos ofrecen una solución a este problema, pudiendo comprar con gran rapidez desde un solo sitio, evitando así tener que visitar varias tiendas hasta dar con el producto disponible o en “stock”.

3. Entregas a domicilio a “1 clic”: todos hemos tenido la necesidad de comprar algo y que la tienda estuviese cerrada. Una de las grandes ventajas que nos ofrecen estas webs es que siempre están abiertas, las 24 horas del día, los siete días de la semana. Sin necesidad de hacer colas o esperar, podemos pedir el producto que necesitamos y esperar que nos llegue a nuestros hogares en pocos días.

En muchos de los casos el coste de entrega a domicilio ya está incluido, y lo recibiremos a la dirección que queramos.

4. Variedad y valoración de productos: otra de sus ventajas es la posibilidad de acceder a una gran variedad de marcas y proveedores de un mismo producto. Además, podemos valorar la compra de uno u otro gracias a las recomendaciones y reseñas de otros usuarios, que harán nuestra compra más inteligente.

Imagen de ejemplo de una valoración de un producto en Amazon

Por si fuese poco, con el auge de las nuevas tecnologías y la presencia de los dispositivos smartphone en nuestro día a día, la facilidad y la rapidez con la que nos llega una oferta de un producto deseado y la forma de adquirirlo, las convierte en la elección preferida de los consumidores, con un aumento en su tasa de crecimiento de más del 20% en los últimos años.

¿Qué riesgos existen dentro de estas plataformas?

Aunque este tipo de plataformas de compra online nos ofrezcan numerosas ventajas, siempre existe la posibilidad de que se utilicen de forma fraudulenta para obtener un beneficio a costa de nosotros, los usuarios, debido a su gran popularidad.

Algunos de los principales riesgos son:

Sitios web falsos. Plataformas falsas que copian el estilo de otras tiendas oficiales con el objetivo de atraernos a ellas para compartir nuestra información personal y/o caigamos en estafas con las que perder nuestro dinero.

Perfiles falsos de vendedor. Los ciberdelincuentes también pueden registrarse en un “Marketplace” con el objetivo de vender productos falsos o ficticios que nunca llegarán al usuario.

Métodos de pago poco fiables. Existen métodos más seguros que otros, y aquellas ofertas más llamativas pueden esconder formas de pago poco fiables.

En el caso de los marketplace, necesitarás crearte una cuenta donde incluir algunos datos personales, como: nombre, dirección, número de teléfono, información de pago, etc. Los negocios de e-commerce, también requerirán esta información, aunque la diferencia está en que no, necesariamente, necesitas una cuenta para poder comprar en línea.

¿Cómo podemos prevenirlo?

En el momento en que publicamos información personal en una web, debemos estar alerta y tener en cuenta una serie de precauciones para evitar caer en un fraude:

• Hacer compras en páginas web de confianza en el que figuren el nombre, domicilio y el CIF de la empresa. Muchas veces los ciberdelincuentes crean páginas web parecidas como trampas.

• Antes de introducir los datos de nuestras tarjetas o cualquier otra información sensible, debemos asegurarnos de que sea un sitio seguro. La barra de dirección debe empezar por “https” y contener el icono de un candado.

• Debemos asegurarnos de que la plataforma cuenta con diferentes métodos de pago, usar el que se adecue mejor a nuestras necesidades y el que sea más seguro. Ojo a las ofertas que parecen ser demasiado buenas para ser verdad.

• No confiemos en todas las ofertas que nos llegan por correo electrónico. Estos enlaces pueden estar infectados y robar nuestros datos.

Las plataformas de compras online nos dan muchas ventajas, y es por lo que cada día se suman más personas a este tipo de compras, ya que podemos comprar cosas desde la comodidad del hogar y con tan solo un clic.

¿Compras habitualmente por Internet? Si no es el caso, ¿por qué no? Comparte con el resto de los usuarios tu opinión y experiencias y mantente al día con las publicaciones de la OSI en materia de ciberseguridad para poder disfrutar de las ventajas de la tecnología.

Artículo enmarcado dentro de la campaña
Compras seguras online