Enlace al artículo "Aprende a cifrar tus archivos antes de subirlos a la nube"
Los servicios en la nube cada vez son más populares. Nos permiten alojar gran cantidad de información que no queremos perder con la tranquilidad de que siempre va a estar ahí. Pero a veces surgen fallos de seguridad que ponen en riesgo nuestra privacidad. Para evitar problemas, lo mejor que podemos hacer es cifrar nuestros archivos antes de subirlos a la nube.

En ocasiones, se hacen públicos ataques o fallos de seguridad de servicios web en la nube que ponen en riesgo e incluso exponen gran parte de la información que tenemos almacenada los usuarios. ¿Qué podemos hacer para evitar que nuestra información quede expuesta?

En el siguiente artículo analizaremos las ventajas de los servicios en la nube y cómo cifrar nuestros archivos antes de subirlos a ella.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar un servicio en la nube?

  • Respaldo de archivos: la principal ventaja es la posibilidad de tener una copia de todos nuestros archivos en un lugar externo a nuestros dispositivos.
  • Disponibilidad: podemos acceder a los archivos sin importar el lugar, la hora o el dispositivo que utilicemos.
  • Reducción de costes: La mayoría de los servicios de la nube cuentan con opciones gratuitas, con capacidad de almacenamiento limitada, y de pago, con mayor capacidad de almacenamiento y precios asequibles para los usuarios.
  • Colaboración: la nube nos ofrece la posibilidad de trabajar intercambiando información e ideas sin importar la distancia entre los participantes.
  • Actualización constante: los servicios en la nube permiten desprendernos de la necesidad de actualizar tanto hardware como software ya que es el proveedor quien se encarga de esto.

A pesar de sus numerosas ventajas, no podemos obviar que los servicios en la nube son susceptibles de sufrir ataques que pongan en riesgo nuestra información. Por ello es tan importante el cifrado de la información.

Seguro que tienes muchas fotos, vídeos o documentos importantes almacenados en tu equipo o en varios discos duros a punto de “explotar”. Es algo común, ¿verdad? Por tanto, es muy probable que te interese almacenarlo en una nube para liberar espacio y tenerlo disponible desde cualquier lugar. Sin embargo, te preocupa que estos datos puedan llegar a caer en malas manos, especialmente si contienen información personal o comprometida. Una posible solución a este problema sería cifrar la información. Veámoslo a través de un ejemplo:

Supongamos que, cada vez que nos vamos de vacaciones, volvemos con la memoria de nuestro teléfono llena de fotos. Es lógico que queramos guardarlas en un sitio seguro para no perderlas y, además, liberar algo de espacio.

La primera solución que se nos viene a la mente es la de subir todas nuestras fotografías a la nube. Pero, para evitar que esta información pueda ser comprometida, deberemos cifrarla antes.

¿Cómo puedo cifrar mis archivos?

En este caso, utilizaremos a modo de ejemplo la herramienta Cryptomator, aunque hay muchas otras opciones que puedes utilizar, como Veracrypt. Esta herramienta de cifrado es muy interesante porque es de código abierto, gratuita y multiplataforma.

1. Instalación de Cryptomator. Una vez descargada de su web oficial, procederemos a seguir los pasos del asistente de instalación.

2. Creación de una “caja fuerte”. Tendremos que guardar en la caja fuerte los archivos que queremos proteger. Para generarla, hacemos clic en el botón de “+”S y seleccionar en “Crear una nueva caja fuerte”.

a. Tendremos que elegir un nombre para la misma, por ejemplo: Caja fuerte vacaciones.

b. Y también una ubicación. Podemos elegir cualquier ubicación dentro de nuestro equipo.

Pantalla inicial de Cryptomator

Cómo se guarda una caja fuerte en Cryptomator

c. A continuación, nos pedirá que seleccionemos una contraseña. Recuerda que debe ser lo suficientemente robusta. os recomendamos utilizar algún gestor de contraseñas, ya que por seguridad, no hay manera de recuperar la contraseña que creemos en caso de pérdida u olvido de la misma.

Establece contraseña caja fuerte Cryptomator

Caja fuerte protegida por contraseña

d. Al hacer clic en “Crear caja fuerte”, el icono del candado se cerrará automáticamente. Si vamos a la localización donde creamos dicha caja, veremos que contiene archivos sin sentido. Esta carpeta y sus archivos no deben ser modificados nunca.

e. Para almacenar o ver archivos de nuestra caja fuerte, debemos abrir la aplicación, seleccionar la caja fuerte en cuestión y desbloquearla con nuestra contraseña.

Cómo se bloquea una caja fuerte en Cryptomator

Al hacerlo, aparecerá una nueva unidad virtual, que funciona igual que un Pendrive o un disco duro externo. Podremos arrastrar o copiar y pegar los archivos, fotos o documentos que queramos cifrar.

Cómo se monta una caja fuerte en el disco duro

f. Una vez finalizado, deberemos bloquear la caja fuerte. La unidad virtual desaparecerá y el único rastro que quedará serán los elementos cifrados.

Cómo se desmonta una caja fuerte en el disco duro

3. Subir la caja fuerte a la nube. Ya sabemos crear cajas fuertes en las que almacenar nuestros archivos cifrados. El siguiente paso será subir nuestra “Caja fuerte vacaciones” al servicio en la nube que utilicemos.

De este modo, si el servidor sufriese un ataque y nuestros archivos acabasen en manos de los ciberdelincuentes, éstos no podrían acceder a ellos, ya que estarían cifrados.

¿Conocías este procedimiento? ¿Crees que lo utilizarás en tu día a día? Comparte con el resto de los usuarios tu opinión y experiencias y mantente al día con las publicaciones de la OSI en materia de ciberseguridad para poder disfrutar de las ventajas de la tecnología.

Artículo enmarcado dentro de la campaña
¿Es seguro dónde guardas y cómo envías la información?