Imagen decorativa Descargando aplicaciones sin riesgos
Descargar programas y aplicaciones en nuestros dispositivos es una de las primeras actividades que aprendemos a realizar. Ya sea en un dispositivo móvil o en nuestros ordenadores, solo necesitaremos estar conectados a Internet y una plataforma o sitio web del que poder descargar el programa. A veces, si lo descargamos del primer sitio que veamos, podemos terminar siendo infectados por algún tipo de virus que ponga en peligro nuestra privacidad. En este artículo analizaremos paso a paso cómo descargar un programa o aplicación móvil, sin el riesgo de terminar infectándonos.

Logos Apps de descargaTanto si somos más activos en nuestros smartphones o tablets como si lo somos en un ordenador o portátil, descargar programas de Internet es una función que tenemos que aprender tarde o temprano. En nuestros smartphones y tablets es muy sencillo, y solo necesitaremos utilizar alguna de las aplicaciones que ya tenemos preinstaladas, como son Play Store (Android) o App Store (iPhone o iPad). Son plataformas donde otros usuarios o empresas pueden subir sus aplicaciones para que nosotros las descarguemos. Por el contrario, en nuestros ordenadores, especialmente en Windows, descargar programas requiere que accedamos a Internet y busquemos el nombre del programa que queremos descargar e instalar.

Lamentablemente, si no tenemos mucha idea sobre estos temas, nos exponemos a riesgos como los siguientes:

  • Descargar un virus que infecte nuestro dispositivo.

  • Perder la garantía del fabricante del programa o incluso de nuestro dispositivo, de modo que, en caso de fallo, no podamos reclamarle nada.

  • No poder actualizar nuestros programas o aplicaciones, debido a que no son oficiales sino “copias pirata”. Nuestras versiones terminarán quedando obsoletas e inseguras.

  • Ser víctimas de un “hackeo”, ya que la aplicación, al no ser la legítima, puede contener fallos de seguridad que sean aprovechados por los ciberdelincuentes.

Vamos a ver cómo podemos descargar aplicaciones sin exponernos a estos riesgos siguiendo los siguientes pasos:

Cómo descargar aplicaciones de forma segura en nuestro dispositivo móvil

Por defecto, todos los dispositivos móviles Android, iOS (iPhone/iPad) o con otros sistemas operativos, tienen instalada una aplicación desde la que podemos descargar otras apps: WhatsApp, Facebook, El tiempo, Netflix, Skype, Privalia, etc.

Estas tiendas oficiales (Play Store, de Android, y App Store, de iOS) cuentan con mecanismos de seguridad para evitar que se publiquen aplicaciones maliciosas y proteger así a los usuarios.

Cualquier aplicación que descarguemos fuera de las tiendas oficiales no contará con este filtro de seguridad, por lo que el primer consejo es no descargar ninguna aplicación fuera de las tiendas oficiales de nuestro dispositivo.

Ahora bien, estos filtros no son 100% infalibles y en ocasiones se “cuelan” aplicaciones con fines maliciosos. Por eso, es recomendable que sigamos una serie de pautas para añadir una capa extra de seguridad a nuestras descargas:

  1. Mirar el número de descargas que tiene la aplicación. De este modo, podremos guiarnos por las aplicaciones que ha descargado la mayoría de usuarios. Nos ayudará a descartar versiones de la aplicación no oficiales, que no tengan nada que ver con la que buscamos. Se trata de información útil a la hora de localizar aplicaciones muy conocidas y usadas por los usuarios.

    Lista de juegos App Store

    Imagen Juegos en App StoreApp Store Candy Crush

  2. Analizar los comentarios y valoraciones de la aplicación antes de descargarla. Echar un vistazo a los comentarios de otros usuarios y sus valoraciones siempre es muy útil, ya que nos puede dar pistas sobre qué tipo de aplicación es, si funciona bien, si es fiable, etc. En dispositivos Android podremos ver esta información en el apartado ‘Puntuaciones y opiniones’ al seleccionar la app.

    Puntuaciones y opniones de App Store

    En iOS (iPhone o iPad) buscaremos la sección ‘Valoraciones y reseñas’.

    Imagen Valoraciones y reseñas Candy Crush

  3. Comprobar quién ha creado la aplicación . Es recomendable revisar la página web de la empresa que ha creado la aplicación o buscarla en Google para consultar información sobre la misma y ayudarnos a tomar una decisión a la hora de descargarla.

    En móviles Android podemos acceder a la información en el apartado ‘Contacto del desarrollador’.

    Contacto del desarrollador

    En iOS podemos acceder a la información en el apartado ‘Ficha técnica’.

    Ficha técnica

  4. Imagen App Collage MakerRevisar los permisos que solicita la aplicación al instalarse. Cuando instalamos una aplicación, esta nos solicitará una serie de permisos para funcionar (acceso a nuestras fotos, a nuestros contactos, conexión a Internet, etc.), pero algunas tratarán de aprovecharse de nuestra ingenuidad, solicitando más de los necesarios para funcionar correctamente. Por ejemplo, si vamos a instalar una aplicación para editar fotos y vídeos, es lógico que nos pida permisos para acceder a la cámara; por el contrario, una aplicación para consultar el tiempo no tendría sentido que solicitara ese permiso.

Si aún tienes dudas sobre cómo pueden afectar a tu privacidad los permisos que concedemos a las aplicaciones, no dudes en consultar la infografía ‘Permisos de apps y riesgos para tu privacidad’.

Además, puedes poner a prueba lo que has aprendido sobre los permisos que aceptamos al instalar con este recurso interactivo: ‘Acepto o no lo acepto: revisando los permisos de las apps’.

Cómo descargar programas de forma segura en nuestro ordenador (Windows)

Evitar los programas maliciosos y los virus cuando descargamos programas informáticos en nuestros ordenadores personales es muy sencillo si sabemos identificar las amenazas, solo hay que utilizar el sentido común y seguir una serie de pautas:

  1. Actualizar nuestro equipo y herramientas de protección. Antes de plantearnos navegar por Internet en busca del programa que queremos descargar, es conveniente que nos aseguremos de disponer de la última versión de nuestro sistema y antivirus. Así estaremos preparados en caso de descargarnos algún virus o programa malicioso por error.

  2. Descargar solo de las webs del fabricante. En Internet abundan las webs falsas o dedicadas a publicar software ilegal o “pirata”. Es fundamental que aprendamos a identificar este tipo de sitios fraudulentos para evitarlos:

    • La dirección de la web no coincide con el nombre del programa o la empresa desarrolladora.

    • En la URL se utiliza “http” en lugar de “https” (conexión segura). Por ejemplo: http://www.ossidescargas.com, en lugar de https://www.osi.es.

    • Anuncian versiones gratuitas o increíblemente rebajadas en comparación con la web oficial.

    • El aspecto de la web está descuidado, con errores de traducción o gramaticales e imágenes de mala calidad.

    • Aparecen anuncios y notificaciones de numerosos productos u otras webs que no tienen que ver con el producto o la marca.

    • No podemos encontrar fácilmente el botón o enlace de descarga porque hay muchos iguales o varias ventanas de anuncios hasta llegar a él.

    • Nos incitan a descargar programas extra para, supuestamente, poder descargar la aplicación que queremos.

    • Necesitamos suscribirnos a algún servicio de tarificación especial, solicitándonos nuestro número de teléfono, o a un boletín, mediante el correo electrónico.

      Requisitos del sistema

  3. Analizar el programa descargado con el antivirus antes de instalarlo. Cualquier antivirus nos permitirá analizar un archivo simplemente haciendo clic derecho sobre él y pulsando sobre ‘Analizar/Examinar con…’. En Windows disponemos de un antivirus preinstalado llamado Microsoft Defender:

    • Lo primero será seleccionar el archivo a analizar, hacer doble clic y pulsar sobre ‘Examinar con Microsoft Defender’.

      Imagen Office Opciones

    • A continuación, se abrirá una nueva ventana con el resultado del análisis.

      Opciones de examen Windows

    • Si queremos podemos utilizar las opciones de Microsoft Defender para realizar un análisis completo o a una carpeta determinada.

  4. Persona abriendo carpetaBuscar alternativas gratuitas. Si el precio del software que queremos descargar no nos convence, siempre podemos recurrir a alternativas de software libre. Esta opción siempre será más recomendable que descargar un programa que requiere del pago de una licencia de uso de algún sitio web que encuentres por Internet de manera gratuita para ahorrarte dinero.

    Recuerda que cualquier persona podría haber subido ese programa a Internet y haberlo manipulado para infectar nuestros ordenadores y espiar nuestras comunicaciones, robar información confidencial almacenada, enviar fraudes desde nuestro ordenador a otros usuarios, etc.

Siguiendo estos pasos minimizaremos el riesgo de acabar infectando nuestros dispositivos y poniendo en peligro nuestros archivos e información personal. Para más seguridad recordemos:

  • Utilizar herramientas de seguridad, como un antivirus actualizado.

  • Actualizar todo nuestro equipo.

  • Buscar siempre alternativas antes de descargar software pirata.

  • Utilizar Google o cualquier otro buscador para identificar webs falsas o maliciosas con programas piratas.

  • No hacer clic en ningún enlace sospechoso para descargar un programa o aplicación.

Y recuerda, desde INCIBE ponemos a disposición de todos los usuarios nuestra Línea de Ayuda en Ciberseguridad, 017, para ayudaros con cualquier problema relacionado con vuestra seguridad y privacidad dentro de Internet.

¿Has descargado algún programa o aplicación de forma “pirata” alguna vez, es decir, sin pagar? ¿Te lo pensarás dos veces antes de descargar una aplicación fuera de la tienda oficial? Comparte con el resto de los usuarios tu opinión y experiencias y mantente al día con las publicaciones de la OSI en materia de ciberseguridad para poder disfrutar de las ventajas de la tecnología.

Artículo enmarcado dentro de la campaña
Experiencia Senior