¿A que no te gustaría llegar a un sitio donde has alquilado una vivienda y encontrarte con que no existe? Mucho más si no estás en tu país. Esto es lo que le ocurrió a una usuaria de nuestro portal. ¡Qué no te engañen con falsos anuncios!

Carol, la protagonista de esta historia, iba a emprender una nueva aventura en Estocolmo. Había conseguido una beca Erasmus que la permitía cursar un año de sus estudios universitarios en esa ciudad de Suecia. Sin embargo, su ilusión por esta nueva etapa de su vida se vio afectada nada más llegar allí al ver que el supuesto piso que había alquilado por Internet no existía…

Tras conocer la noticia de que había sido becada, lo más importante para Carol era buscar una habitación de alquiler. ¿Cómo? Pues buscando por Internet. ¡Era la opción más sencilla! Afortunadamente, existen muchos portales de anuncios inmobiliarios en Internet (Ejemplos en España: Idealista, Fotocasa) que te facilitan la vida tanto si quieres arrendar tus inmuebles como si quieres alquilar uno.

Tras varios días buscando, encontró un piso que encajaba perfectamente por precio y localización con sus expectativas.

Falso anuncio

Contactó con “la casera” y ésta le pidió una cantidad de dinero en concepto dereserva de la habitación. Carol, accedió a su petición y envió una transferencia.

Viñeta Carol

Un mes después, contactó de nuevo la propietaria del piso con Carol para pedirle el resto del importe del alquiler. Le pareció raro en un primer momento y decidió buscar información sobre ella en Internet. Le tranquilizó comprobar que esta persona contaba con un perfil bastante serio en redes de contactos como Facebook y Linkedin. Por este motivo, se dejó llevar, y realizó nuevamente una transferencia con el importe que faltaba.

Pero la historia se enreda un poquito más ya que 5 días antes de viajar Carol a Estocolmo la propietaria le escribe un correo excusándose por no encontrarse en la ciudad ya que había perdido un vuelo de avión. Supuestamente había tenido que viajar a Ucrania para visitar a su madre ya que al parecer, estaba muy enferma.

Pero esto no es todo, quería que le hiciera el favor de enviarle por Western Union 500€ para poder coger otro vuelo ya que, por algún motivo que desconocía, no tenía acceso a su cuenta bancaria.

Viñeta casera

A esto lógicamente Carol no accedió. Le dijo que buscara otra solución al asunto. Esta situación le puso un poco tensa, ya que, además de los nervios de viajar a otro país y emprender una nueva etapa donde para ella era todo desconocido, se le juntaba la cierta incertidumbre de la casa donde iba a vivir.

Aterrizada ya en Estocolmo, y sin poder ir al piso de alquiler por no encontrarse en la ciudad la casera, tuvo que alojarse en un hotel esa noche... y unas cuantas más. ¡Qué sorpresa se llevó tras visitar la dirección donde supuestamente se localizaba el piso! ¡No había piso! Allí únicamente había un local comercial.

Viñeta Carol

¿Qué debes hacer ante estos casos de fraude?

  1. Guarda todas las pruebas que tengas: resguardo de la transferencia bancaria, correos electrónicos enviados y recibidos, captura de pantalla del anuncio donde se encontró el piso, perfil de Facebook, etc. Serán necesarias para la denuncia.
  2. Y bajo ningún concepto ni excusa envíes más dinero al "supuesto propietario".
  3. Realiza una denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en España son:

Permiten interponer denuncias de forma online. Encontrarás más información en nuestra sección de “Actúa ante el fraude”. También sería recomendable que denunciaras los hechos ante las autoridades competentes del país donde se está supuestamente produciendo el fraude (Suecia en el caso de esta historia).

Este tipo de fraudes, lamentablemente, circulan por Internet como ya explicamos en su día en un artículo de este blog: Estafas en el alquiler de viviendas. Hay ciertos aspectos qué debes conocer para evitar caer en estas estafas. Sospecha:

  • Si el arrendador no se identifica, o lo hace de forma deficiente.
  • Si sólo ofrece dirección de correo electrónico o teléfono móvil como vía de contacto.
  • Si no facilita documentación que demuestre que realmente el piso es de su propiedad.
  • Si solicita dinero por adelantado, sin ofrecer ninguna garantía de que se va a recibir el contrato del alquiler y las llaves.
  • Si los sistemas de pago que ofrece no son fiables.
  • Si te da la excusa de que no se encuentra en el país y te hace pagar a un intermediario para enseñarte la vivienda.
  • Si el anuncio presenta un «super-chollo», el coste de la vivienda es muy inferior al valor de mercado.
  • Cuando el anuncio no presenta un español claro y parece una traducción automatizada.
  • Si el anuncio contiene teléfonos de tarificación especial (empiezan con 905, 803, 806 o 807).
  • Si el anuncio contiene fotos genéricas del piso que han sido copiadas de Internet y poseen diferentes marcas de agua.

Te recomendamos que hagas uso de páginas web con buena reputación online para evitar ser engañado con falsas ofertas de alquileres. Los portales de anuncios inmobiliarios más conocidos en su sección de ayuda, ofrecen información sobre cómo detectar anuncios falsos, ejemplos de estafas típicas así como que se debe hacer en caso de ser víctima de un fraude. Aunque no te olvides, estos portales de anuncios inmobiliarios actúan únicamente como intermediarios entre propietarios y arrendatarios de tal forma que en caso de fraude en ningún caso implica un traspaso de responsabilidad hacia ellos. Ésta información suele estar recogida en las Condiciones generales del servicio del portal.

Si tú también has sido víctima de algún fraude o conoces algún caso de cerca y te gustaría que se publicara en este blog, puedes hacernos llegar toda la información a través del buzón de contacto del portal. ¡Gracias!